Juncker recomienda a su sucesor que escuche al Sur para evitar "el desastre"

Juncker recomienda a su sucesor que escuche al Sur para evitar "el desastre"
Juncker recomienda a su sucesor que escuche al Sur para evitar "el desastre" |Telemadrid

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, dijo hoy que su sucesor, que será elegido por los países de la moneda única el 21 de enero, "debe escuchar al Sur" para evitar "el desastre". En su última comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo (PE), Juncker no quiso desvelar si ya da por hecho que la elección de su sucesor recaerá en el favorito al puesto, el ministro holandés de Finanzas, Jeroen Dijsselbloem. "Al próximo presidente del Eurogrupo le aconsejo que hable con determinación pero que ante todo escuche, que escuche sobre todo al Sur, porque lo contrario será un desastre", advirtió en rueda de prensa.

En su última intervención ante los eurodiputados, Juncker se mostró crítico con la "confrontación Norte y Sur" dentro de la Unión Europea (UE) e hizo un llamamiento a que los países se escucharan más entre sí.

"Ojalá les crecieran las orejas a los representantes de los países en las reuniones del Eurogupo", apuntó.

Fue especialmente crítico con el liderazgo del eje París-Berlín en el gobierno de la eurozona en los últimos tiempos y, utilizando una metáfora musical, opinó que "la orquesta francoalemana no hace las delicias de los melómanos precisamente".

Preguntado sobre si confía que el 21 de enero habrá sustituto, el político, de 58 años, apuntó que "cuenta" con que ese día se formalice la elección. "Ese día desde luego yo dimitiré", apuntó el también primer ministro de Luxemburgo, el otro cargo de Juncker que a partir de ahora le ocupará todo su tiempo.

Juncker dijo que le traerá cierto alivio dejar a un lado sus responsabilidades al frente del gobierno del euro: "Soy un hombre libre y a partir de ahora ya no tendré las obligaciones del cargo y podré expresarme a título personal".

Una vez deje ese puesto, por el que ha coordinado las reuniones mensuales de los ministros de Finanzas de la zona euro en Bruselas desde 2005, se dedicará "a intentar ganar la reelección como primer ministro de Luxemburgo", una encomienda en la que también es veterano (desde 1995).

"Ya pude ser presidente de la Comisión Europea en 2004 y lo rechacé. Sí hubiera querido ser el presidente permanente del Consejo Europeo, pero a algunos no les gustó la idea", recordó.

RECHAZA QUE LOS PEORES EFECTOS DE LA CRISIS LOS PAGUEN LOS MÁS DEFSAVORECIDOS

La defensa de medidas de "solidaridad social" centró gran parte de las declaraciones de Juncker y rechazó que los peores efectos de la crisis "los paguen los más desfavorecidos".

Entre otras medidas, Juncker abogó por un salario mínimo europeo así como un fondo europeo de compensación presupuestaria y medidas compensatorias para los países que han hecho mayores esfuerzos de ajuste, como Portugal, Grecia o España.

Así, apuntó que "tiene muchas dudas" sobre la presión desde Bruselas a estos países para que lleven a cabo medidas de consolidación fiscal y dijo que desde fuera "se subestima la terrible tragedia del paro".

Durante su intervención inicial ante los eurodiputados, antes del turno de preguntas, Juncker destacó la aprobación y entrada en vigor del pacto fiscal -que incluye la regla de oro presupuestaria-, así como "haber encontrado soluciones para el sector bancario español en 2012".

Sobre la unión bancaria, el luxemburgués dijo que debería incluir "cierta retroactividad" para la recapitalización directa a la banca.

El mejor posicionado para suceder al político luxemburgués como presidente del Eurogrupo es por ahora el ministro de Finanzas de Holanda, el socialdemócrata Jeroen Dijsselbloem, de 46 años, un ingeniero agrónomo del que algunos medios especializados destacan su escasa experiencia en finanzas.

Dijsselbloem, que asumió como ministro de Finanzas del Gobierno holandés el pasado 5 de noviembre, fue parlamentario (2000-2012), trabajó en el ministerio de Agricultura (1996-2000) y como concejal de Wageningen (1994-1997).

BARROSO PIDE EQUILIBRIO ENTRE POLÍTICAS DE AUSTERIDAD Y CRECIMIENTO

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, defendió la necesidad de encontrar un "equilibrio" entre las políticas de austeridad y las de crecimiento como "condición" para superar la crisis económica en la UE.

Barroso efectuó esas declaraciones en Dublín después de entrevistarse con el primer ministro irlandés, Enda Kenny, y su adjunto en el Gobierno, Eamon Gilmore, con los que analizó el programa de la presidencia de turno irlandesa para el primer semestre de 2013.

El dirigente comunitario citó a Irlanda como ejemplo de país que atraviesa un duro plan de ajuste pero que, al mismo tiempo, está listo para abandonar este año el rescate que solicitó en 2010 a la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), cuantificado en 85.000 millones de euros.

"Corregir los desequilibrios de las finanzas públicas es un requisito para que vuelva la confianza y sin confianza no hay inversión y sin inversión no hay crecimiento", arguyó el presidente del Ejecutivo comunitario.

En este sentido, Barroso lamentó que "no todos los miembros estado" compartan la "prioridad" que la Comisión ha otorgado al "crecimiento y la inversión" a través de sus "propuestas iniciales" para lograr un marco presupuestario plurianual de la UE para 2014-2020.

Durante la cumbre del pasado noviembre, las diferencias entre los Veintisiete impidieron lograr un consenso sobre los techos de gasto que marcarán los presupuestos anuales comunitarios de 2014 a 2020, una situación que Barroso confió en que pueda solucionarse en la reunión del próximo 8 de febrero.

"La cuestión de los presupuestos es importante porque permite generar inversión a nivel de la UE. La propuestas iniciales de la Comisión han sido reducidas porque algunos Gobiernos no aceptan la idea de que debemos tener un plan ambicioso de inversión para la UE", reiteró hoy Barroso.

A este respecto, el primer ministro irlandés, el conservador Enda Kenny, volvió a reiterar su apoyo hacia la posición de la Comisión Europea, así como a las propuestas encaminadas a generar "estabilidad, empleo y crecimiento".

DRAGUI INSISTE EN QUE LA CONSOLIDACIÓN PRESUPUESTARIA ES INEVITABLE

Por su parte el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo hoy que la "consolidación presupuestaria es inevitable" y que algunos países han hecho tanto en este frente que no es correcto volver atrás a una situación que se ha demostrado que es insostenible.

En la rueda de prensa tras la reunión del consejo de gobierno, Draghi respondió "pregunta a los mercados" al ser cuestionado por la posibilidad de que desaparezca el efecto del anuncio de la disposición del Banco Central Europeo de comprar deuda soberana si ningún país solicita el programa.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, comparecerá en el Congreso de los Diputados el próximo 12 de febrero para explicar sus planes para el euro, segun han informado fuentes parlamentarias. El formato de la comparecencia de Draghi no se ha cerrado aún aunque, según las fuentes, será dirigida por el presidente de la Cámara Baja, Jesús Posada.

La visita de Draghi responde a la invitación oficial que le cursó el Congreso para que informe a la Cámara de las medidas que el Banco Central Europeo tiene previsto adoptar para hacer frente a la crisis de deuda que sufre la UE.