El Ibex 35 sube casi un 2% con la prima de riesgo por debajo de los 500 puntos

El Ibex sube un 2% y encara los 7.600 gracias a Merkel y la por debajo de los 500 puntos
El Ibex sube un 2% y encara los 7.600 gracias a Merkel y la por debajo de los 500 puntos |Telemadrid

La bolsa española ha subido hoy el 1,94 por ciento y se ha acercado a 7.600 puntos, por el apoyo dado por la canciller alemana Angela Merkel al euro y por la publicación de datos económicos favorables en los Estados Unidos.

Con la prima de riesgo en 495 puntos básicos, nivel del comienzo de julio pasado, el índice de referencia de la bolsa española, el IBEX 35, avanzó 143,70 puntos, el 1,94 por ciento, hasta 7.561 puntos. Las pérdidas anuales caen al 11,74 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,231 dólares, Milán ganó el 1,3 por ciento; Fráncfort, el 0,64 por ciento; el índice Euro Stoxx, el 0,61 por ciento; Londres, el 0,31 por ciento, y París, el 0,23 por ciento

Después de la notable subida de la víspera y del avance del 0,6 por ciento de Wall Street, la bolsa española empezó con ganancias que se fueron incrementando y que le permitían superar el nivel de 7.500 puntos poco después de la apertura.

La canciller alemana, Angela Merkel, pregonaba en Canadá su compromiso para salvar al euro y el mercado de deuda recogía este apoyo, que tenía su fiel reflejo en la bolsa.

Después de un comienzo condicionado por las ventas, volvían las compras de bonos y el rendimiento de las obligaciones a diez años bajaba del 6,57 al 6,44 por ciento (mínimo de la sesión al mediodía), en tanto que la prima de riesgo pasaba de 505 a 489 puntos básicos.

Los datos de morosidad crediticia soportada por la banca en junio, que subía hasta el 9,42 por ciento, no detenían el avance de la bolsa, ni los comentarios de Finlandia sobre la ruptura del euro y la posterior llamada de la Comisión Europea al orden.

Gracias a la correlación de la bolsa con el mercado de deuda -el interés de los bonos a dos años caía más de 30 centésimas y se situaba en el 3,72 por ciento-, el parqué tocaba el nivel de 7.600 puntos al mediodía.

La apertura neutra de Wall Street, mientras el petróleo Brent bajaba de 114 dólares el barril, no frenaba a la bolsa española, que discurría bajo la cota de 7.600 puntos con una subida del 2 por ciento.

El aumento de la confianza de los consumidores estadounidenses en agosto 1,3 puntos, hasta 73,6, con lo que se situaba en su nivel más alto en tres meses, y el alza del 0,4 por ciento de los indicadores adelantados de la mayor economía del mundo en julio aportaban pequeñas ganancias a Wall Street.

La cautela del mercado neoyorquino, por estar cerca de máximos anuales, no impedía que la bolsa española acabara la última sesión de esta semana, la segunda mejor del año, con una nueva subida, la quinta consecutiva.

Todos los grandes valores acabaron al alza: Iberdrola, el 2,76 por ciento; Telefónica, el 1,74 por ciento; Banco Santander, el 1,94 por ciento; BBVA, el 1,34 por ciento; Repsol, el 0,82 por ciento, e Inditex, el 0,65 por ciento.

FCC comandó las ganancias del IBEX y de la bolsa con un incremento del 10,91 por ciento después de conseguir un par de contratos ferroviarios; Banco Sabadell avanzó el 6,68 por ciento; Abengoa, el 6 por ciento; Ferrovial, el 5,88 por ciento, tras comunicar la venta por 607 millones del 10,62 por ciento de BAA, y Gas Natural, el 5,84 por ciento.

De las seis compañías del IBEX con pérdidas el primer puesto correspondió a Sacyr, que bajó el 3,99 por ciento, en tanto que DIA cedió el 2,99 por ciento, y Grifols, el 0,73 por ciento.

En el mercado continuo, después de FCC destacó la subida del 10,53 por ciento de Reno de Medici, mientras que las convertibles de Prisa bajaron el 6 por ciento e Inmobiliaria Colonial, el 5,81 por ciento.

El efectivo negociado en el mercado continuo se situó en 1.776 millones de euros, de los que algo más de 150 correspondieron a operaciones efectuadas por inversores institucionales.

LA PRIMA SE ALEJA UN POCO MÁS DE LOS 500 PUNTOS

Después de bajar ayer de la cota de los 500 puntos básicos, la prima de riesgo ha descendido nuevamente hasta los 494,73 puntos básicos al cierre de la jornada, su nivel más bajo desde el 3 de julio, tras haber alcanzado un mínimo de 489,4 puntos básicos a mediodía.

La expectativa de los inversores de que España pueda ser rescatada (con la consiguiente subida del precio de los bonos y la caída de las rentabilidades) ha motivado un día más la adquisición de títulos españoles a 10 años y ha favorecido por quinta jornada consecutiva el estrechamiento del diferencial con Alemania o prima de riesgo.

La fuerte compra de bonos españoles ha llevado a que el rendimiento haya pasado del 6,524 % del jueves al 6,443 % al finalizar la jornada.

La evolución de los títulos alemanes con vencimiento en 2022 ha sido peor,pues su rentabilidad ha bajado menos, desde el 1,53 % hasta el 1,49 %.

Los inversores también han mostrado menos interés por la deuda soberana italiana, lo que ha hecho que su prima de riesgo haya avanzado hasta 429,1 puntos básicos, con la rentabilidad de su bono a 10 años en el 5,786 %.

Pese a la importancia de la caída de la prima de riesgo española, las compras de deuda soberana de España se han centrado nuevamente en los bonos a corto plazo, que serían el principal objeto de adquisición por parte del Banco Central Europeo (BCE).

De este modo, el rendimiento de los títulos a dos años se ha colocado en el 3,769 %, en comparación con el 3,986 % de ayer, todavía lejos de la rentabilidad negativa de sus homólogos germanos.

"El mercado sigue apostando por que España tendrá un rescate suave", señala el subdirector del área de Deuda Pública de Ahorro Corporación, Javier Casal, que avisa en cualquier caso de que el rendimiento que tienen que ofrecer los títulos españoles a 10 años para resultar atractivos respecto a Alemania "sigue siendo altísimo y muy peligroso".

"Hasta que la rentabilidad no baje al entorno del 5 % ó 5,5 %, no podemos respirar tranquilos ni mucho menos, y eso siempre que España pida el rescate porque si no habrá una corrección al alza de la rentabilidad de forma drástica", avisa.