El Ibex sube un 2,7% al calor de los eurobonos de Barroso y recupera los 8.000 puntos

Bolsa
Bolsa |Telemadrid

El Ibex 35 se ha anotado una subida del 2,7% que le ha permitido recuperar la cota de los 8.000 puntos al calor de las palabras del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, que ha abierto la puerta a la emisión de eurobonos y ha relajado la prima de riesgo de España (351 puntos) e Italia (373).

Todos los grandes valores del IBEX 35 subieron: Iberdrola, el 4,88 por ciento, la tercera mayor subida del IBEX; Telefónica, el 3,02 por ciento; BBVA, el 2,78 por ciento; Banco Santander, el 2,53 por ciento, y Repsol, el 1,2 por ciento.

Mediaset lideró las ganancias del IBEX y de la bolsa con un avance del 7,05 por ciento, seguida de IAG, que subió el 5,21 por ciento, y de Iberdrola, en tanto que Técnicas Reunidas ganó el 4,72 por ciento, y Bankinter, el 4,55 por ciento.

Sólo tres empresas del IBEX acabaron con pérdidas: Amadeus, el 2,29 por ciento; Bolsas y Mercados Españoles, el 0,37 por ciento, y ArcelorMittal, el 0,27 por ciento.

El índice se despertó con pérdidas después de que Moody's le rebajara el rating a dos bancos franceses por su exposición a Grecia, pero viró y a las 12.30 horas tocó los 8.000 enteros por primera vez en la jornada y puso los ojos en las señales positivas para afianzar el alza, como la disposición de China a invertir en Europa.

Las bolsas europeas tambien cerraron con ganancias: Fráncfort ganaba el 3.36 %, París el 1,87 % y Milán el 2,69 % y Londres anotó un 1,02% de ganancias.

Al final de la sesión madrileña, Wall Street volvía a registrar ganancias, el euro subía hasta 1,37 dólares y el petróleo Brent se acercaba a 112 dólares, con lo que el mercado nacional recuperaba los 8.000 puntos, perdidos el pasado viernes.

Antes del cierre del mercado de deuda, la rentabilidad de las obligaciones a diez años española bajaba dos centésimas respecto a la víspera y se situaba en el 5,34 por ciento, mientras que la prima de riesgo bajaba de 358 a 349 puntos básicos.

También el riesgo país de otros Estados europeos se reducía a esta hora, de modo que el de Grecia pasaba de 2.470 a 2.322 puntos básicos, el de Portugal caía a 950 y el de Italia caía por debajo de 380 puntos básicos, tras haber rozado los 390 en la apertura.