El Ibex se dispara un 1,12% y coquetea con los 10.900 enteros

Bolsa de Madrid
Bolsa de Madrid. |Telemadrid

La bolsa española ha subido el 1,12 por ciento y se ha acercado a 10.900 puntos, nivel de comienzo de mayo de 2011, después de que el Banco Central Europeo (BCE) recortara los tipos de interés y adoptara otras medidas monetarias expansivas, según expertos consultados y datos del mercado.

La prima de riesgo bajó de 145 a 142 puntos básicos y el índice de referencia del mercado nacional, el IBEX 35, ha subido 120,80, el 1,12 por ciento, hasta 10.876,40 puntos. En el año se revaloriza el 9,68 por ciento.

En Europa, con el euro a 1,362 dólares, Milán subió el 1,52 por ciento; París, el 1,06 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 0,91 por ciento, y Fráncfort, el 0,21 por ciento. Londres bajó el 0,08 por ciento.

El mercado nacional pasó la mayor parte de la jornada sobre el nivel de cierre de la víspera (10.750 puntos) a pesar de los máximos históricos conseguidos por Wall Street en la víspera y de los datos conocidos antes de que el BCE anunciara sus nuevas medidas para luchar contra la deflación y promover el crecimiento económico.

Entre estas estadísticas destaca el alza del 3,1 por ciento de los pedidos de fábrica en Alemania en abril o el crecimiento del 0,4 por ciento de las ventas minoristas en la zona euro en abril.

El mercado nacional se situaba sobre 10.800 puntos mientras se conocía que el Banco de Inglaterra mantenía el precio del dinero de la libra esterlina en el 0,5 por ciento. Después de que el BCE recortara los tipos de interés del 0,25 al 0,15 por ciento, la bolsa española se situaba sobre 10.850 puntos.

Con la rueda de prensa del presidente del BCE, Mario Draghi, que indicaba que no había riesgo de deflación, y la exposición de sus nuevas disposiciones monetarias, la bolsa se acercó a 11.000 puntos (nivel de febrero de 2011). El euro descendía a 1,35 dólares (cota de febrero pasado) y la prima de riesgo a 133 puntos básicos (mayo de 2010).

De las decisiones adoptadas por el BCE destacaba la compra de deuda de empresas o familias (bonos de titulización sin especificar) por un importe de 400.000 millones de euros que se materializará este año en dos subastas en las que prestará dinero a cuatro años.

Además, el BCE imponía el cobro por los depósitos que efectúa la banca a un día (supone una tasa negativa del 0,1 por ciento) y también recortaba el interés del dinero que presta a los bancos a un día, del 0,75 al 0,4 por ciento.

La pequeña subida de Wall Street en la apertura después de que se conociera el aumento del paro semanal estadounidense -las peticiones de subsidios de desempleo aumentaron de 304.000 a 312.000- mantenía al mercado neoyorquino en máximos históricos.

Tras diversos bandazos al final de la sesión y mientras el G-7 apoyaba a Ucrania y al crecimiento económico mundial, Wall Street incrementaba sus ganancias y la bolsa, aunque reducía sus aumentos a pesar del empuje de los bancos, marcaba un nuevo máximo anual y se situaba en niveles de principios de mayo de 2011.

SUBEN TODOS LOS GRANDES VALORES

Todos los grandes valores subieron: BBVA, el 2,47 por ciento; Banco Santander, el 0,96 por ciento; Telefónica, el 0,86 por ciento; Inditex, el 0,81 por ciento; Iberdrola, el 0,76 por ciento, y Repsol, el 0,15 por ciento.

Banco Sabadell registró el mayor ascenso del IBEX al ganar el 3,57 por ciento, seguido por Acciona, que avanzó el 3,56 por ciento, en tanto que Red Eléctrica subió el 2,49 por ciento y el cuarto puesto correspondió a BBVA.

Tres valores del IBEX terminaron con pérdidas: BME cedió el 0,63 por ciento; Grifols, el 0,41 por ciento, y Técnicas Reunidas, el 0,01 por ciento. Jazztel repitió cotización.

En el mercado continuo se negociaron 3.663 millones (algo más de 800 millones correspondieron a operaciones efectuadas por inversores institucionales) y la mayor subida correspondió a Prisa A, el 5 por ciento, y la bajada a los derechos de la ampliación de capital de Ezentis, el 7,5 por ciento.