El Ibex 35 se desploma un 3,2% y perfora los 8.300 puntos

El Ibex 35 se ha desplomado un 3,2% en otra jornada marcada por el contexto de volatilidad en los mercados por las perspectivas de un menor crecimiento mundial y ha perforado los 8.300 puntos por primera vez desde agosto de 2013.

El selectivo se ha anotado así la mayor caída del año y ha retrocedido hasta los 8.281 enteros. Ante los efectos de la desaceleración de China y la caída incesante del precio del petróleo, todos los valores del selectivo se han teñido de 'rojo'.

Arcelomittal se ha hundido un 8,5% castigado por su exposición a China, y Repsol un 5,6%.

Banco Santander se ha dejado un 4,8% y ha protagonizado la tercera mayor caída de la jornada. Caixabank, OHL, Acerinox, Gamesa, ACS, Aena y Técnicas Reunidas han perdido más de un 4%.

El pánico de los inversores se han trasladado a los principales parqués de Europa un día antes de la primera reunión del año del BCE.

Londres, París y Francfort se han desplomado más de un 3%, mientras que Milán se ha precipitado cerca de un 5% al sumar las dudas sobre su sector financiero.

EL CRUDO BRENT CAE POR DEBAJO DE LOS 28 DÓLARES

El barril del crudo Brent descendió por debajo de los 28 dólares al cotizar en el mercado de Londres a 27,77 dólares, una cifra no vista desde noviembre de 2003. El Brent para entrega en marzo abrió en el International Exchange Futures (ICE) a 28,19 dólares, pero a las 08.41 horas GMT continuaba su caída en picado al situarse en 27,77 dólares.

No obstante, el Brent se recuperó ligeramente después y cotizaba a 27,95 dólares a las 09.08 horas GMT. Los precios del oro negro acumulan más de año y medio de caídas debido a un exceso de oferta de los mercados, pero ahora se ha añadido la preocupación por las turbulencias financieras en China y la prevista entrada en el mercado del petróleo procedente de Irán.

El descenso esta mañana del petróleo supone una caída del 3,4 % respecto al cierre de la jornada anterior. El anuncio del levantamiento de las sanciones internacionales a Irán por su programa nuclear dará luz verde para que Teherán vuelva a exportar petróleo, lo que aumentará el nivel de oferta.