El Ibex 35 se deja un 13,11% en 2011 y se anota la quinta mayor caída anual desde 2000

El Ibex 35 cae un 1,98 % ante la falta de acuerdo para Grecia

El Ibex 35 se ha desplomado un 13,11% en el conjunto de 2011 y ha vuelto a marcar un año 'negro' para la historia del mercado bursátil español, una vez que el selectivo no ha logrado reconquistar la cota de los 9.000 puntos y se ha quedado en los 8.566,3 enteros, frente a los 9.859,1 con los que despidió 2010. Este viernes, en la última sesión del año, se ha anotado una subida del 0,92%.

El resurgimiento de la crisis durante el año que se suponía serviría para apuntalar la recuperación de la economía y las amenazas de que España vuelva a entrar en recesión en el inicio de 2012 minaron la confianza de los inversores en la renta variable durante la recta final del ejercicio que acaba de concluir.

Con este panorama, el selectivo ha sufrido la quinta mayor caída anual desde 2000 y acumula dos años consecutivos del pérdidas tras el recorte del 17% que sufrió durante 2010, año en el que se empezó a cuestionar la viabilidad de las cuentas públicas de España con la rebaja de 'rating' por debajo de la excelencia de la triple A.

En 2008 el desplome derivado de la quiebra de Lehman Brothers propició el mayor descalabro del selectivo, cuando perdió un 39%, mientras que la crisis latinoamericana en 2002 minó al Ibex un 28,11%. El tercer mayor descenso del parqué madrileño se produjo tras el pinchazo de la burbuja tecnológica en 2000, al dejarse un 21,75%.

VOLATILIDAD EN EL SELECTIVO

En 2011, el Ibex volvió a tener como protagonista la elevada volatilidad heredada de 2010. Y es que el parqué madrileño comenzó el año con fuerza, al superar los 11.000 enteros en el mes de febrero, cuando llegó al máximo anual que marcó el 17 de ese mismo mes: 11.113 puntos.

Pero las dificultades en el seno de la UE para resolver los problemas financieros de Grecia y los rumores disparados sobre una quiebra de la economía helena se llevaron por delante estos avances iniciales y devolvieron al Ibex por debajo de los 10.000 puntos.

En concreto, el 10 de junio el selectivo cerraba en 9.950 enteros e iniciaba así el descalabro hasta dejar el mínimo anual en los 7.640 puntos el 12 de septiembre, nuevamente marcado por el recrudecimiento de la crisis de deuda pública de la UE, que apuntaba directamente a España tras el rescate de Portugal en abril.

A partir de aquí y al calor del fortalecimiento del fondo de rescate y la compra de deuda por parte del BCE, el Ibex logró recuperar parte de terreno y se impulsó hacia los 9.000 puntos, si bien no fue capaz de reconquistar este soporte en las últimas semanas del año.

Las incertidumbres derivadas del excesivo endeudamiento del sector privado se trasladaron en 2011 a la deuda pública y la volatilidad se extendió también al mercado de bonos, con la consiguiente escalada de las primas de riesgos, en la que la española llegó a superar por primera vez la barrera considerada de rescate de los 500 puntos básicos.

SOLO LONDRES PIERDE MENOS

Pero el comportamiento en el Ibex fue ligeramente mejor que el del resto de índices europeos, a la par de la caída de más del 16% en el S&P 500 y el Eurostoxx 50. El Dax cayó un 17% y París, un 18%, y los descensos en las Bolsas de Portugal e Italia se acentuaron hasta el 21% y el 24%, respectivamente. Sólo Londres perdió menos que el parqué madrileño, cerca de un 7%.

El selectivo sólo ha logrado sumar cinco meses en positivo, frente a siete en negativo. En concreto, agosto y julio, con descensos del 10% y del 7%, respectivamente, se anotaron las mayores pérdidas del año.

Y el año concluyó con sólo 10 valores en el lado de las ganancias. Los avances anuales más significativos se los anotaron Grifols, con un ascenso del 27,45%, Acciona (+25,91%), Ferrovial (+25,42%) y Mapfre (+18,14%). También acumularon ganancias en 2011 BME (+16,66%), Gas Natural (+15,45%), Bankinter (+14,29%), Repsol (+13,84%), Inditex (+12,94%) y FCC (+1,93%).

LA BANCA, UN SECTOR MUY CASTIGADO

El sector bancario fue uno de los más castigados este año. Las caídas en las cotizaciones de los títulos de los bancos fueron más profundas que la caída de beneficios del sector. Pero las necesidades de recapitalización por su alta exposición a los bonos soberanos han mantenido a flote las incertidumbres sobre su saneamiento.

El mayor descenso de la banca fue para Santander (-25,96%), seguido de BBVA (-11,64%), Popular (-8,33%) y Caixabank (-4,70%). Bankinter se anotó el único ascenso y Sabadell acumuló en 2011 una ligera pérdida del 0,54%. Bankia acumuló una pérdida del 4,13% desde su debut en bolsa el pasado 20 de julio. Sin embargo, Arcelormittal lideró los recortes del Ibex, con una fuerte caída del 50,46%, por delante de Telecinco (-46,42%), Gamesa (-43,80%), Técnicas Reunidas (-41,69%) y ACS (-34,71%).

Endesa se dejó 17,85%, Iberdrola un 16,11% y Red Eléctrica, un 6,07%, mientras que Repsol no sólo salvó los recortes, sino que despuntó cerca de un 14%, al calor de los hallazgos en exploración y una vez finiquitado el contencioso con su socio Sacyr, que cayó un 16,42%.

Telefónica, por su parte, ha cerrado el año con un descenso superior al 21%, coincidiendo con el anuncio de la compañía presidida por César Alierta de que recortará su dividendo prometido para 2012 en 0,25 euros.

El resto de valores que cerraron con pérdidas en el conjunto de 2011 fueron: Acerinox (-24,50%), Indra (-23,06%), Amadeus (-20,06%), OHL (-14,53%), Abengoa (-10,75%), Ebro Puleva (-9,35%), Abertis (-8,29%) y Enagas (-4,19%).

LA RECUPERACION: EN LOS 9.300 ENTEROS

Los expertos consultados esperan que el Ibex se mueva durante el próximo año en una horquilla de entre los 7.500 y los 9.300 puntos, que condicionan a las soluciones sobre el fondo de rescate de la UE y a más medidas de liquidez del BCE. Prevén además que el castigo sobre la banca permanezca en el nuevo ejercicio ante los embates a los que se enfrenta el sector.

El analista de XTB Juan Pedro Zamora fijó en los 9.300 enteros la "cota de la recuperación", a partir de la cual el selectivo podría auparse hasta niveles cercanos a los 11.000 puntos. En el peor de los escenarios, la incertidumbre podría desencadenar una tendencia bajista que llevaría al Ibex a precipitarse hasta los 6.400 enteros.

Por su parte, el gestor de renta variable de Inversis Banco, Julián Coca, advirtió de que la extremada volatilidad sufrida en 2011 se convertirá más bien en seña de identidad del parqué madrileño y por tanto se repetirá en 2012.

Desde Bankinter, el director del departamento de Análisis de Mercados, Ramón Forcada, vaticinó que los mercados se recuperarán el próximo año. Aún así, prevé que el selectivo cierre 2012 plano, en el umbral de los 8.495 enteros.

FERROVIAL E INDITEX, LOS MAS RECOMENDADOS

Entre los valores del selectivo, que contará en primera estancia con 36 componentes con la inclusión de Supermercados Dia a partir de enero, los más recomendados por los analistas de cara a 2012 serán Ferrovial, que avanzó más de un 20% en 2011, Inditex, OHL y Dia, todos por sus planes de negocio y la diversificación de estos.

Los analistas aconsejan evitar a las eléctricas y apuntan a los títulos de Repsol como oportunidades de ganancias aprovechando los rumores de venta, al igual que a los de Telefónica, siempre que la acción de la empresa de telecomunicaciones cotice por encima de los 13 euros.

En el lado opuesto, la continuidad de la presión sobre la banca por las dudas en sus balances sitúa a estos valores como los menos atractivos, sobre todo los de la mediana y pequeña banca. Y entre los grandes, el mayor recorrido de BBVA lo posiciona por encima de Santander. Las constructoras ACS y FCC volverían a ganar fuerza en la cartera de ventas, pues el ajuste en el sector de la construcción aún sigue pendiente.