ITB cierra con mensaje de ánimo al turismo frente al impacto de las crisis

spana_turismo
spana_turismo

La Bolsa Internacional del Turismo (ITB) de Berlín cerró hoy las puertas con mensajes de impulso a un sector que vive del optimismo, frente a los impactos tanto de la crisis económica global como de los conflictos regionales.

La ITB, el mayor escaparate del mundo para el sector, llegó a su fin este domingo, tras cinco días de existencia, revalidando su condición de tradicional "pistoletazo de salida" para la temporada, en palabras del gerente de la Feria de Berlín, Christian Göke.

Desde su inauguración, por la canciller Angela Merkel y el presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, representantes respectivamente del país anfitrión y del invitado especial de esta edición, la ITB se consagró a la tarea de levantar el ánimo al sector.

Contaron con la "complicidad" de 10.086 expositores, de 188 países, con nutrida presencia de los destinos prioritarios clásicos del consumidor alemán -España y Turquía- y del resto del mundo, decididos a reforzar estrategias en tiempos difíciles.

La presencia de los países más afectados por la crisis de la zona euro -España, Italia y Grecia- bajó un 1,7 % respecto a 2011, pero esa caída se vio compensada por el incremento de visitantes especializados y compradores procedentes de Estados Unidos, Oriente Medio y Próximo, así como de África.

El ímpetu viajero de los alemanes, considerados campeones mundiales de turismo, contribuyó a mitigar el aire de decaimiento que se respira en el sector y convirtió al ciudadano común de la primera economía europea en "objeto de deseo" de los expositores de todo el mundo.

Las Baleares defendieron su posición de destino preferido del alemán medio -con 4,1 millones de visitantes en 2012, un incremento del 3,6 % respecto a 2011-, mientras que Andalucía cerró en la ITB acuerdos con mayoristas de Alemania para consolidarse como primer destino continental para ese mercado emisor en el contexto español.

España recibió en 2012 un total de 11 millones de visitantes alemanes, frente a los 6,5 que volaron en 2012 al segundo gran destino de ese mercado, Turquía, según datos de la Oficina Alemana de Estadística.

Entre los países de América Latina se ha extendido asimismo la búsqueda del turista alemán, considerado leal a sus destinos preferidos, además de gran viajero, para compensar la caída de llegadas de otros países europeos, como España e Italia.

Los efectos de la crisis económica en el mercado español, italiano o griego son, de cualquier modo, menos notorios que los sufridos por otros países tradicionalmente buenos receptores de turistas, como Egipto.

Desde el estallido de la llamada primavera árabe, y la inestabilidad que le ha sucedido, las llegadas a Egipto han caído en unos tres millones de turistas -de los 11,5 millones que tenían aún en 2011-.

El sector parece sortear mejor los efectos de la crisis global, al menos mientras los ciudadanos de potencias como Alemania sigan viajando como hasta ahora.

A falta de cifras definitivas, la ITB pronostica para esta edición un volumen de negocios de alrededor de 6.000 millones de euros en materia de acuerdos comerciales.

Una gran resonancia tuvo el ITB Blogger Speed Dating, que se celebraba por primera vez este año, y en el que durante dos días alrededor de cien blogeros nacionales e internacionales tuvieron ocasión de reunirse con expositores.

En términos generales fueron unos 250 administradores de bitácoras de todo el mundo los que estuvieron presentes en la feria.

Asimismo se destacó la creciente importancia de las reservas individualizadas por internet, al margen de los circuitos tradicionales de las agencias de viajes.

Se estima que un 36 % de los alemanes se organiza las vacaciones a través de la red, porcentaje que sube al 50 % para destinos en Estados Unidos y la UE -para otras regiones del mundo se sigue confiando más en el asesoramiento profesional de la agencia, según datos de la ITB.