El ICO financiará la mitad de la deuda de las Comunidades con el Estado

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) financiará la mitad de la deuda de las comunidades autónomas correspondiente a la liquidación de las cuentas de 2008 y 2009, que asciende conjuntamente a unos 24.000 millones de euros, ha informado la consejera de Economía de Castilla y León, Pilar del Olmo.

En un receso del Consejo de Política Fiscal y Financiera, la consejera ha dicho que las comunidades autónomas gobernadas por el PP se han abstenido en la votación sobre la regla de gasto presentada por el Gobierno, por ser una propuesta "totalmente distinta" y genérica.

Del Olmo, portavoz hoy de estas comunidades, ha informado de que esa abstención se debe también a que a día de hoy no conocen las transferencias que el Gobierno destinará para la financiación de las autonomías en los Presupuestos de 2012.

La consejera ha señalado que el Gobierno no contempla el aplazamiento a diez años de lo que deben las autonomías por la liquidación negativa de 2008 y 2009, que asciende conjuntamente a casi 24.000 millones de euros.

En el caso de Castilla y León, tendrá que devolver al Estado 1.439 millones de euros como consecuencia de que la liquidación del modelo de financiación autonómica correspondiente a 2009 es negativa, según los datos definitivos comunicados ayer por el Ministerio de Hacienda.

El departamento que dirige la ministra Elena Salgado extrae el montante de la liquidación al contraponer los 6.551 millones de euros que transfirió en 2009 el Estado para financiar los servicios prestados por la Administración autonómica y los 5.111 millones que, según el modelo actual, estaban dentro del sistema de financiación de las comunidades autónomas.

Los consejeros de los gobiernos autonómicos dirigidos por el PP, entre ellos la consejera Del Olmo, habían anunciado que defenderían ante el Consejo de Política Fiscal y Financiera una propuesta para que la devolución de estos fondos al Estado se repartiera en diez anualidades, en lugar de las cinco que plantea el Ministerio.

Las autonomías llevarán a sus parlamentos una regla de gasto antes de 6 meses

Las comunidades autónomas se comprometieron por unanimidad a plantear ante sus respectivos parlamentos regionales, en un plazo máximo de seis meses, la aprobación de una regla de gasto "coherente" con la ya aprobada para el Estado y las entidades locales.

La vicepresidenta para Asuntos Económicos, Elena Salgado, calificó como "útil y completo" el CPFF en el que se adoptó este acuerdo, tras cuatro horas de reunión con los consejeros de Economía de las comunidades autónomas.

El contenido de la regla autonómica de gasto será definido por un grupo de trabajo que se reunirá el próximo mes de septiembre con el fin de dotar de homogeneidad a dicha norma, pero ya ha quedado claro que tendrá que tener en cuenta el crecimiento del PIB de años anteriores y la estimación para los ejercicios futuros a nivel estatal.

En el caso de la aprobada por el Gobierno, el gasto público no debe crecer por encima del crecimiento medio del PIB expresado en términos nominales durante nueve años: los cinco anteriores, el año en curso y la previsión de crecimiento de los tres años siguientes.

Madrid reclama al Estado 1.000 millones porque la situación es insostenible

Por su parte, el consejero de Economía y Hacienda de Madrid, Percival Manglano, ha denunciado que la situación económica de esta Comunidad es "insostenible" porque el Gobierno "asfixia" a los madrileños y este año no les ha transferido más de 1.000 millones de euros.

Manglano ha hecho estas declaraciones al finalizar la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera que se ha celebrado esta tarde en Madrid, en una comparecencia junto a la consejera de Economía de Castilla-La Mancha, Pilar Del Olmo, para valorar las conclusiones del encuentro en nombre de los consejeros del PP.

El representante de Madrid ha denunciado que "todas" las comunidades autónomas, entre ellas la madrileña, sufren la "asfixia" financiera por los fondos que no les transfiere el Estado, hasta el punto de que, ha dicho, la situación se ha vuelto "insostenible" y ha exigido al Gobierno que "tome medidas cuanto antes para arreglarlo".

Ha asegurado que los más de 1.000 millones de euros que no ha transferido a Madrid del Estado en este ejercicio va a hacer muy difícil cuadrar las cuentas cuando se hagan los presupuestos de la Comunidad para el próximo año.

En cuanto a los 8.000 millones de euros de "dinero extra" que, según el consejero, ofreció "en su momento" el entonces vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, para financiar a las comunidades en el año 2012, Manglano ha afirmado que hoy "ha quedado muy claro que ese dinero no es tal" y que "se trataba de uno de los engaños" del ahora candidato socialista a la presidencia del Gobierno de España.

Asimismo, ha denunciado el "carácter anómalo" con el que se ha votado en esta reunión la regla de gasto -el límite de gasto que se fija en cada Comunidad- que ha sido aprobada, a pesar de que el PP estaba en contra de "las formas" en las que el Gobierno ha presentado la propuesta y del contenido "bastante deshilvanado" de la misma.