El IBEX 35 cierra en verde con una subida del 0,38 % y recupera el nivel de 7.300 puntos

La bolsa cierra por encima de los 6.000 puntos y la prima baja a los 611 puntos
La bolsa cierra por encima de los 6.000 puntos y la prima baja a los 611 puntos |Telemadrid

La bolsa española ha subido hoy el 0,38 por ciento y ha recuperado el nivel de 7.300 puntos animada por el alza de los mercados internacionales ante la posibilidad de que la Reserva Federal estimule la economía estadounidense y de que el Banco Central Europeo (BCE) intervenga en el mercado de deuda.

La prima de riesgo subió de 497 a 506 puntos básicos, en tanto que el índice de referencia de la bolsa española, el IBEX 35, avanzó 27,40 puntos, el 0,38 por ciento, hasta 7.310,30 puntos. Después de cuatro semanas consecutivas de ganancias, en este período ha bajado el 3,32 por ciento, en tanto que las pérdidas anuales se sitúan en el 14,66 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,253 dólares, subieron Fráncfort, el 0,31 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 0,21 por ciento, y París, el 0,02 por ciento. Londres repitió cotización y Milán bajó el 0,49 por ciento.

La caída del 0,9 por ciento de Wall Street el jueves y el retroceso de las plazas asiáticas esta madrugada condicionaban la apertura a la baja del mercado español.

Mientras se conocía que Alemania está calculando el coste de la salida de Grecia del euro e informaciones, luego desmentidas por la Comisión Europea y el Gobierno español, de que España estaba negociando un "rescate blando", la bolsa registraba pequeñas oscilaciones.

La prima de riesgo superaba los 500 puntos básicos con la rentabilidad de la deuda a diez años en el 6,35 por ciento. El euro se depreciaba y se alejaba de 1,26 dólares.

La bolsa discurría sobre el nivel de 7.250 y no se alteraba demasiado con la revisión del PIB del segundo trimestre del Reino Unido, que cayó el 0,5 por ciento, dos décimas menos que el dato inicial.

Los inversores estaban pendientes de la reunión entre la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro griego, Andonis Samarás. Al no aportar nada nuevo en sus declaraciones (Merkel quiere que Grecia siga en el euro, pero cumpliendo sus compromisos, mientras que Samarás ha pedido aire para continuar con las reformas), la bolsa cayó hasta 7.200 puntos, la prima de riesgo subió a 515 puntos básicos y el interés de la deuda al 6,5 por ciento.

Aunque los pedidos de bienes duraderos en julio en los Estados Unidos aumentaron el 4,2 por ciento, Wall Street abría con pérdidas, con lo que la bolsa española continuaba sobre el nivel de 7.200 puntos.

Unos minutos antes de concluir la sesión, las bolsas cambiaban de rumbo por la disposición de la Reserva Federal -banco central estadounidense- a proporcionar más dinero a la economía estadounidense al indicar su presidente, Ben Bernanke, que existe margen para aplicar nuevas medidas.

Además, se conocía que el BCE estaba de acuerdo en fijar unos límites a las primas de riesgo de la deuda que condicionarían su intervención en el mercado de bonos, con lo que bajó el diferencial de la deuda -su rentabilidad quedó en el 6,42 por ciento- y la bolsa acabó con pequeñas ganancias.

VALORES

De los grandes valores solo bajaron Banco Santander, el 0,64 por ciento, y Telefónica, el 0,1 por ciento. Subieron Inditex, el 1,21 por ciento; BBVA y Repsol, el 0,32 por ciento cada uno, e Iberdrola, el 0,13 por ciento.

La mayor subida del IBEX y de la bolsa correspondió a Banco Sabadell, que se revalorizó el 13,38 por ciento; ACS ganó el 3,93 por ciento; Mediaset, el 2,42 por ciento; Red Eléctrica, el 2,3 por ciento, y Banco Popular, el 2,16 por ciento.

Bankia comandó las pérdidas del IBEX al bajar el 5,33 por ciento, seguida de Abengoa, que cayó el 2,63 por ciento; ArcelorMittal, el 2,38 por ciento, y FCC, el 2,09 por ciento.

Después de Banco Sabadell, en el mercado continuo destacó la subida del 8,47 por ciento de Antena 3 después de que el Consejo de Ministros aprobara la fusión con La Sexta. Banco de Valencia comandó las pérdidas al bajar el 7,89 por ciento.

El efectivo negociado en el mercado continuo bajó a 735 millones de euros, de los que 100 correspondieron a operaciones efectuadas por inversores institucionales.