Hacienda recauda 10.400 millones por la lucha contra el fraude en 2011, un 3,6% más

impuesto_patrimonio_470_salgado
impuesto_patrimonio_470_salgado

La Agencia Tributaria espera recaudar 10.400 millones de euros este año por actuaciones de prevención y lucha contra el fraude, lo que supone un incremento del 3,6% en comparación con el año pasado.

Así lo adelantado la vicepresidenta económica en funciones, Elena Salgado, en una rueda de prensa acompañada por el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Juan Manuel López Carbajo, y el director de la Agencia Tributaria, José María Meseguer.

En total, fruto de la lucha contra el fraude, se han recuperado 55.833 millones de euros desde 2005, más de la mitad (28.562 millones) ingresados en los últimos tres ejercicios, a pesar de la caída de los ingresos tributarios provocada por la crisis.

En 2011, la recaudación directa por actuaciones de control, incluyendo la minoración de devoluciones, asciende a 9.400 millones, un 10,6% más, mientras que la recaudación por regulaciones voluntarias ha caído un 35%, hasta los 1.000 millones de euros.

De hecho, López Carbajo ha resaltado el trabajo de la Agencia Tributaria, puesto que ha obtenido más de 9.000 millones en recaudación directa cuando el objetivo que se había fijado era de 7.500 millones.

"Han cumplido más que de sobra", ha dicho, tras asegurar que estas actuaciones están ayudando a reducir el déficit público, mientras que Salgado ha asegurado que el Estado cumplirá el objetivo marcado, y ha confiado en que todas las comunidades sigan haciendo esfuerzos hasta el último día.

Según Meseguer, la Agencia ha cumplido el 120% del objetivo fijado y de los 9.400 millones de recaudación directa, el 26% corresponde a grandes contribuyentes. Al analizar la cifra por figuras impositivas, el director de la Agencia Tributaria ha asegurado que la mayor parte de la recaudación directa (el 68%) procede de la suma del fraude detectado en IVA y Sociedades.

EL PAGO VOLUNTARIO CAE UN 35%

En cuanto a los 1.000 millones que se han recaudado por regulaciones voluntarias, Meseguer ha dicho que pese a que la cifra supone un descenso del 35% el dato es "normal o incluso bueno" en tiempos de crisis.

La planificación a largo plazo y la investigación del fraude más complejo y de mayor importe es la principal razón del aumento de los ingresos por prevención y lucha contra el fraude en los últimos años. En 2011, la deuda por contribuyente inspeccionado ascendió a 221.000 euros.

Por su parte, los expedientes de delito fiscal remitidos por la Fiscalía fueron 783 hasta el 30 de noviembre, mientras que la cuota defraudada en su conjunto en ese mismo periodo sumó 846 millones de euros. En 2011, se enviaron 938 expedientes por un importe de 696 millones.

Las actuaciones para garantizar el cobro de las deuda ascendieron a 2.098 hasta noviembre de 2011 frente a las 2.017 del año pasado. Estas actuaciones se realizan de manera coordinada entre los departamentos de Inspección, Aduanas y Recaudación para evitar vaciamientos patrimoniales por parte de defraudadores.

AUMENTAN LOS APLAZAMIENTOS DE PAGO

Por su parte, los aplazamientos alcanzaron 1,5 millones de solicitudes hasta el mes de noviembre por un importe de más de 14.400 millones. En 2010, se registraron 1,4 millones de solicitudes por un importe de 13.900 millones.

Por otro lado, Meseguer ha destacado las nuevas prioridades de la Agencia Tributaria en materia de lucha contra el fraude y ha asegurado que en 2011 las actuaciones se han dejado de centrar en los billetes de alta denominación (500 euros) y el sector inmobiliario para dirigirse a las actividades profesionales.

Sobre el nivel que alcanza la economía sumergida en España, Salgado ha dicho que el Gobierno no hace estos cálculos y ha restado credibilidad a las cifras que ofrecen otras instituciones porque, a su parecer, no tienen muchos "visos ni fundamentos", como dice la OCDE. "Están absolutamente fuera de lo que podría estimarse", ha dicho.

ECONOMIA SUMERGIDA

Según la ministra de Economía en funciones, la recaudación ha bajado estos años por el efecto de la crisis y no porque se haya incrementado el fraude fiscal, aunque, a su parecer, siempre es bueno desarrollar actuaciones contra el fraude.

En este sentido, ha resaltado la importancia de seguir trabajando en el ámbito preventivo y en la concienciación de los ciudadanos para que "cumplan" con sus obligaciones, de forma que la lucha contra el fraude sea algo "complementario".

No ha querido decir al futuro Gobierno lo que tendrá que hacer en esta materia, aunque ha considerado "injusto" la implementación de una amnistía fiscal porque echaría "por tierra" los esfuerzos de la Agencia Tributaria en los últimos años.

REVISAR EL IMPUESTO DE SOCIEDADES

En cambio, sí ha dicho que sería el momento de pensar en una "revisión a fondo" del Impuesto de Sociedades, y se ha mostrado partidaria de aproximar el tipo nominal y el efectivo, aunque ha asegurado que corresponde al nuevo gobierno determinar la forma en que se debe hacer esta revisión.

"Daré mi opinión con mucho gusto", ha dicho, tras recordar, además, que en los próximos meses España se verá inmersa en el proceso de armonización de la base imponible de este impuesto a nivel europeo, un trabajo que no será "ni sencillo ni fácil".

Con todo, Salgado ha deseado "lo mejor" al futuro responsable del Departamento de Economía porque "aún queda trabajo" en la lucha contra la crisis y porque espera que todo lo que se pueda hacer contribuya a dar estabilidad, garantizar la cohesión social y favorecer el crecimiento.