De Guindos: "El rescate bancario evitó la salida de España de la zona euro"

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado hoy que el rescate financiero y a Bankia evitó que España saliera de la Zona Euro y la petición de un rescate de toda la economía. "La reforma del sector financiero es causa imprescindible de la recuperación vigorosa de la economía", ha concluido el ministro durante la comisión del Congreso que investiga la crisis financiera y el rescate a la banca en su primera intervención.

De Guindos ha defendido las medidas que adoptó para afrontar la crisis financiera y ha dicho que la alternativa al rescate financiero hubiera sido el concurso de acreedores de todas las entidades, lo que hubiera ocasionado una incertidumbre "inimaginable" ya que el fondo de garantía de depósitos no hubiera podido hacer frente a los 250.000 millones de euros exigidos por los depositarios y el Tesoro hubiera tenido que emitir deuda.

"Hubiera supuesto casi el rescate completo de la economía e incluso la salida de España de la zona Euro", ha aseverado, tras advertir que todo esto fue "consecuencia de la mala gestión" que hicieron las autoridades anteriores.

El ministro ha señalado que la crisis ha demostrado que ante los problemas hace falta ser transparente y actuar con claridad y prontitud y ha insistido en la necesidad de que las entidades apliquen las mejores prácticas de Gobierno y tengan equipos profesionales. "La transparencia es incluso más importante que el capital", ha señalado.

Luis de Guindos ha acusado al gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011) de no resolver el problema de fondo que tenían las cajas de ahorro y ha afirmado que no tomó medidas para mejorar la gobernanza de estas entidades. Ha sostenido que la recaída de tres cajas de ahorro (Bankia, Cataluña Caixa y Caixa Galicia) en 2011 es prueba "irrefutable" de que no se actuó con eficacia.

"Entre 2009 y 2011 una decena de cajas de ahorro recibieron ayudas públicas (...) que a cierre de 2016 tenían una pérdida esperada de 10.000 millones de euros", ha aseverado, tras criticar también que la aprobación del Plan E, de estímulo a la economía, "sirvió para desequilibrar más las cuentas del Estado".

De Guindos se ha referido al "fugaz atisbo" de estabilización económica que surgió en 2010, "los famosos brotes verdes" y a la recaída de la economía española posterior que reveló que las medidas adoptadas hasta entonces fueron "parches insuficientes".

DICE QUE SE AVANZARÁ EN LA PRIVATIZACIÓN DE BANKIA "A MEDIDA QUE EL MERCADO LO ACONSEJE"

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, señaló este martes que se avanzará en la privatización de Bankia "a medida que el mercado lo aconseje" y "siempre con el objetivo de maximizar la recuperación" de las ayudas públicas.

En la comisión de investigación del Congreso de los Diputados que está estudiando la crisis financiera y el 'rescate' a la banca, el ministro defendió que Bankia es ahora la entidad más solvente de España y se alza como uno de los principales competidores del sector. Además, puso en valor la labor del equipo liderado por el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, pues ha permitido cumplir en "tiempo y forma" todas las medidas que incluía el plan de reestructuración de la entidad por haber recibido ayudas públicas.

Bankia recibió en términos absolutos, recordó De Guindos, más de 22.400 millones de euros, aunque la Comisión Europea elevó la cuantía a 36.000 millones de euros, ya que incluía la transferencia de activos al 'banco malo' Sareb y el impacto que le habría supuesto Banco de Valencia. Además, apuntó las "ayudas pública implícitas" de más de 34.700 millones de euros de avales del Estado a las emisiones de bonos y obligaciones de la entidad.

De Guindos también defendió que el 'rescate' de la entidad permitió compensar a los afectados por las participaciones y preferentes, y agregó que a los minoristas que fueron a la salida a Bolsa en julio de 2011 se les ha devuelto su inversión.

En este sentido, subrayó que un real decreto del Gobierno del PSOE a principios de ese año "sin duda incentivó" su salida a Bolsa, para criticar, con anterioridad, el SIP (fusión fría) de siete cajas que dio lugar al nacimiento de Bankia. "Esta fusión dio lugar a la entidad con mayor exposición a la burbuja inmobiliaria, con las coberturas de peor calidad y con unos porcentajes de refinanciación en las carteras de promoción urbanística y pymes mayores que el resto del sector", lamentó.

Sobre la salida a Bolsa, dijo que la alternativa habría sido que el Frob inyectara un mínimo de 5.700 millones de capital en la entidad, lo que unido a los 4.500 millones de participaciones preferentes habría supuesto su nacionalización.

De Guindos explicó que cuando el PP llegó al Gobierno en julio de 2011, Bankia era el "principal foco de incertidumbre" del sector financiero español. A su vez, agregó, la banca era el principal problema de la economía español, que se había convertido en el "mayor riesgo" para la moneda única.

De Guindos ha afirmado que el expresidente de Bankia Rodrigo Rato envió su dimisión a la CNMV y luego se arrepintió y quiso continuar al frente de la entidad, momento en el que el ministro le urgió a que abandonara inmediatamente el cargo.