Goldman Sachs prevé que España vuelva a la recesión en 2012

El desempleo sigue estable en un 9,9% en la Eurozona, mientras en España alcanza el 21%
El desempleo sigue estable en un 9,9% en la Eurozona, mientras en España alcanza el 21% |Telemadrid

El banco de inversión Goldman Sachs prevé que la economía española caiga dos décimas en el último trimestre de 2011 y se contraiga otro 0,2 % en el primero de 2012, con lo que entraría de nuevo en recesión después de dos trimestres consecutivos de caídas.

En su último informe sobre perspectivas para Europa, la entidad estadounidense también prevé que la zona del euro entre en "suave recesión" en marzo de 2012, tras juntar dos trimestres con sendas caídas del 0,1 %, si bien espera que la región cierre 2012 con un avance de la economía del 0,1 %.

Por el contrario, el banco estima que España terminará el próximo año con una caída de la economía del 0,4 %, frente a la previsión del Gobierno de que crezca el 2,3 %.

De acuerdo con las proyecciones de la entidad, Alemania, Francia e Italia también entrarán en recesión al mismo tiempo, aunque sólo Italia concluirá 2012 con un retroceso económico del 0,4 %.

Goldman Sachs justifica la modificación a la baja de sus previsiones en el incremento de las tensiones financieras en los mercados europeos, que cree que persistirán el próximo año mientras no se avance en medidas concretas para ampliar la gobernanza del euro y resolver los problemas estructurales de la zona.

Por esta razón, asegura que sus proyecciones podrían modificarse si cambian estas circunstancias, ya que cree que si en Bruselas, París o Berlín se toman decisiones rápidas sobre el futuro del euro los mercados recuperarían la confianza, con el efecto positivo que eso tendría sobre la economía real.

En cualquier caso, augura que la recesión será leve en la zona del euro, ya que Alemania y Francia volverán a crecer en el segundo trimestre de 2012, puesto que su deuda soberana no sufre los ataques del mercado como los países periféricos y las cuentas de sus empresas siguen mostrando fortaleza.

Asimismo señala que el papel jugado durante la crisis por el sector inmobiliario y el financiero en países como España, también determinará las diferentes velocidades en la salida de la recesión entre los países centrales y los periféricos.

STANDARD & POOR'S REBAJA OTRA VEZ SU PREVISION DE CRECIMIENTO PARA EUROPA

La agencia de calificación Standard & Poor's ha vuelto a revisar a la baja por segunda vez desde el pasado 31 de agosto sus proyecciones de crecimiento económico para la eurozona, para la que estima un crecimiento del PIB del 1,1% en 2012, frente al 1,5% de la proyección anterior, si bien mantiene sin variación su pronóstico para España, situado en un 0,8% del PIB en 2011 y del 1% en 2012.

Standard & Poor's justifica esta decisión por el deterioro de la confianza empresarial en los países europeos y la desaceleración del crecimiento previsto en los Estados Unidos, y alerta de que la probabilidad de una nueva recesión en Europa "sigue creciendo", aunque "todavía no espera que ocurra".

"Estimamos la probabilidad de que una nueva recesión llegue a Europa el próximo año en alrededor del 40%, aunque nuestro escenario base sigue anticipando un crecimiento lento y desigual en los próximos cinco trimestres", asegura en el informe el economista jefe de Standard & Poor's para Europa, Jean-Michel Six.

La agencia explica que las encuestas realizadas a empresas y negocios entre agosto y septiembre apuntan a un deterioro en clima empresarial, visible no sólo en las economías más expuestas a la crisis soberana, como Portugal, España e Irlanda, sino también en los países centrales de la eurozona y en el Reino Unido.

Esto no sólo refleja la desaceleración de los sectores manufacturero y de servicios en toda Europa desde el comienzo del segundo trimestre, sino también un fuerte aumento de las presiones financieras sobre los bancos europeos, según el informe.

TRES DECIMAS MENOS A ITALIA POR SUBIR IMPUESTOS

En concreto, Standard & Poor's recorta medio punto sus proyecciones de crecimiento para Alemania en 2012, del 1,5% a 2,0%, debido a una demanda más débil de los mercados no europeos, que no podrá verse contrarrestada por la mejora en el consumo interno.

En el caso de Francia, la rebaja de la estimación de crecimiento en 2012 es del 1,7% al 1,3%, debido a la presión del mercado en los bancos franceses y el "decepcionante" comportamiento de sus exportaciones.

Para Italia, la rebaja es del 0,8% al 0,5% en el crecimiento del PIB, ya que considera que las subidas de impuestos incluidas en el plan de ajuste del Gobierno de Silvio Berlusconi perjudicarán la demanda de los consumidores, que podría contraerse el próximo año.

Fuera de la zona euro, el informe revisa ligeramente a la baja las estimaciones para Reino Unido, para el que espera una tasa de crecimiento del PIB del 1,7% en 2012, frente al 1,8% fijado el pasado 31 de agosto.

NO SUBESTIMAR LOS RIESGOS BAJISTAS

El recorte en las predicciones de Standard & Poor's del crecimiento económico de Estados Unidos también tiene consecuencias significativas para el sector comercial exterior de Europa, dado que EE.UU. es el primer destino de las exportaciones europeas y el segundo destino, después del Reino Unido, de las exportaciones de la Eurozona.

"Seguimos creyendo que la fuerte demanda de los mercados emergentes, el mantenimiento del consumo en mercados clave como Francia y Alemania, y el apoyo continuado de las políticas monetarias ayudarán a evitar una nueva recesión el próximo año", sostiene Six.

En este sentido, advierte de que los riesgos a la baja no se deben subestimar. "Posiblemente estos podrían provenir de los mercados financieros a través de un aumento de los tipos de interés a largo plazo, o por ejemplo, de un menor crecimiento de los mercados emergentes", advierte Standard & Poor's.