El Gobierno eleva su previsión de crecimiento en 2014 del 0,5% al 0,7%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado en el pleno del Senado que el Ejecutivo ha revisado dos décimas al alza el crecimiento económico previsto para 2014, al elevarlo del 0,5% al 0,7%.

Durante su respuesta a una pregunta sobre la reforma de pensiones, el presidente ha avanzado que este dato se incluirá en el cuadro macroeconómico sobre el que se sustentan los presupuestos generales del Estado para 2014, que serán aprobados en el Consejo de Ministros del próximo viernes.

Según ha destacado el presidente, la nueva previsión del Gobierno está por debajo del consenso del mercado, que sitúa el crecimiento de la economía española en 2014 en el entorno del 1%.

CRECIMIENTO Y PENSIONES

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que espera que las pensiones no pierdan poder adquisitivo en los próximos años porque confía en que haya crecimiento económico y empleo, lo que permitirá mejorar los ingresos de la Seguridad Social.

Rajoy, ha asegurado este martes que la reforma de las pensiones planteada por el Ejecutivo "es una apuesta por no bajarlas, por no congelarlas y por subirlas más cuando haya más recaudación".

En respuesta a una pregunta del portavoz socialista en el Senado, Marcelino Iglesias, durante la sesión de control al Gobierno en la Cámara Alta, Rajoy ha recordado que el índice de revalorización de las pensiones que propone el Gobierno, en lugar de la actualización automática con el IPC, tendrá en cuenta la situación económica en cada momento y prevé que se puedan subir un 0,25% por encima del IPC.

Además, ha resaltado que la propuesta garantiza también que las pensiones "no se congelarán nunca" al fijar una revalorización mínima del 0,25%. "Es un modelo muy distinto al suyo, que dice cuando hay problemas lo que hay que hacer es congelarlas", ha echado en cara a Iglesias.

Por otro lado, el presidente del Gobierno ha recordado que la regulación del Factor de Sostenibilidad ya estaba prevista en la reforma de las pensiones de 2011, aunque se preveía que se pusiera en marcha en 2027 y no en 2019. Rajoy ha justificado este adelanto en el calendario en tanto que ya ha sido necesario recurrir al Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

Además, ha recalcado que este factor de sostenbilidad hará que las pensiones del futuro sean "similares" a las que se cobran actualmente, guardando un principio de solidaridad intergeneracional, y que sólo afectará a los pensionistas que accedan a su prestación desde 2019.

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Cámara Alta, Marcelino Iglesias, ha echado en cara al presidente del Gobierno que la memoria económica de la reforma de las pensiones prevé un ahorro en el pago de pensiones de 33.000 millones de euros derivados de la desindexación de estas prestaciones, que, en su opinión, no sería sino una pérdida de poder adquisitivo de ese volumen para los jubilados.

RAJOY NO SUPRIMIRÁ LAS PAGAS EXTRAS AUNQUE NO ACLARA SI CONGELARÁ LOS SALARIOS DE LOS FUNCIONARIOS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no ha aclarado si congelará los salarios de los funcionarios en los Presupuestos Generales del año próximo (sería la quinta vez consecutiva) que serán estudiados este viernes en el Consejo de Ministros, pero ha asegurado que el Ejecutivo mejorará su situación "en cuanto pueda". Además ha garantizado que no se suprimirán las pagas extras ni este año ni en 2014.

Rajoy ha contestado así en el pleno del Senado a la pregunta formulada por el representante del Grupo Parlamentario Vasco, Jokin Bildarratz y ha asegurado que "reducir el gasto publico, tener unas cuentas saneadas y no vivir siempre con deuda es básico para crear empleo".

Asimismo, Rajoy ha recordado que una de las decisiones más importantes del año pasado era la de corregir el déficit público. "En los últimos años ha habido un ajuste muy doloroso y soy consciente de que hemos pedido un notable esfuerzo a los empleados públicos", ha resaltado Rajoy, que también ha señalado que "es imposible crecer y crear empleo sin ser competitivos" y que con este objetivo se llevan a cabo las reformas.

En este sentido, el presidente del Gobierno ha recordado que su Gobierno ha aprobado la Ley de Administraciones públicas, con el objetivo de hacer más eficaz a la Administración pública. "Es una de las reformas más ambiciosas que ha puesto en marcha el Gobierno", ha destacado, y en su puesta en marcha "es capital el esfuerzo que están haciendo los empleados públicos".