El Gobierno bajará los tipos de todos los tramos del IRPF

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha asegurado que el Gobierno se ha comprometido a bajar los tipos de todos los tramos del IRPF en el marco de la reforma fiscal que aprobará este mismo viernes en el Consejo de Ministros.

Así lo ha señalado Méndez a los medios tras reunirse con el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, que ha explicado a los sindicatos las líneas generales de la reforma.Méndez ha explicado que el Gobierno también reducirá las retenciones a los profesionales autónomos y que ambas bajadas se harán en dos fases. "En el año electoral uno y en el año electoral dos", ha dicho.

Por su parte, el secretario de Protección Social y Políticas Públicas de CC.OO., Carlos Bravo, ha asegurado que el Gobierno no modificará la estructura dual del impuesto ni reducirá las diferencias que existen entre rentas de capital y rentas del trabajo, puesto que también moderará las primeras.

Además, ha lamentado que finalmente el Gobierno haya optado por mantener el sistema de módulos para varios sectores económicos dejando fuera a algunos como los autónomos dependientes.

Según los sindicatos, el Gobierno también les ha dicho que no tocará el IVA, salvo para ajustar el IVA sanitario a las exigencias de Bruselas. En este sentido, Méndez se ha decantado por una subida del IVA en los productos de lujo y una bajada en el impuesto para los productos de primera necesidad.

Por otro lado, Montoro les ha trasladado su intención de bajar el Impuesto de Sociedades del 30% al 25%, lo que, según ellos, beneficiará sobre todo a las grandes empresas. También les ha dicho que eliminará muchas deducciones del tributo, aunque no les ha concretado cuáles.

SIN CAMBIOS EN ALCOHOL Y TABACO

En cuanto a los Impuestos Especiales, Méndez ha dicho que le da la impresión de que el Gobierno no tiene intención de tocar los impuestos que gravan el alcohol y el tabaco.Los sindicatos han hecho una valoración general de los planteamientos del ministro, pero han resaltado la importancia de esperar a conocer la letra pequeña para valorar cada cambio.

Según ha dicho Méndez, esto se producirá el lunes cuando Hacienda cuelgue en su web la nueva norma. En cualquier caso, los sindicatos han lamentado que el Gobierno inscriba esta reforma en un escenario de "intensificación de la recuperación económica" que genera varias dudas y que no permite fiar el aumento de la recaudación al tirón económico.

HAY QUE MEJORAR LA LUCHA CONTRA EL FRAUDE

A su parecer, habría que trabajar en un escenario de mayor ambición recaudatoria mejorando la lucha contra el fraude fiscal con un aumento del número de efectivos de la Agencia Tributaria. De la misma forma, ha resaltado la necesidad de potenciar el crecimiento desde el consumo a través de la mejora del poder adquisitivo de los trabajadores. Según Méndez, los salarios deben tener más protagonismo en la recuperación.

Bravo, por su parte, ha resaltado la importancia de que el Gobierno realice una verdadera reforma estructural y no un cambio para la coyuntura y para el periodo electoral que se avecina.

LA REFORMA PUEDE SER "REGRESIVA"

A su parecer, el Gobierno ha planteado una reforma que pretende afrontar la atonía de la demanda interna con una bajada de impuestos directos y sin variar los indirectos, algo que puede resultar "regresivo".

Tal y como ha explicado Bravo, la norma será enviada en julio al Congreso y su tramitación se alargará hasta noviembre, por lo que han pedido al ministro que abra cauces de información y contacto con los sindicatos para aportar sus propuestas.

REDUCIR 55.000 EUROS

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha destacado que el esfuerzo de consolidación pendiente es "muy significativo", con una reducción del déficit hasta 2017 de 5,5 puntos de PIB (unos 55.000 millones), por lo que ha pedido revisar el gasto público y elevar la imposición indirecta.

En su comparecencia en el Congreso de los Diputados para explicar el informe anual de la entidad supervisora 2013, publicado el viernes pasado, Linde ha considerado "deseable" una mejor contribución del sector público a la actividad económica, a través de una evaluación y revisión del gasto de las administraciones, con la "colaboración activa" de las comunidades autónomas.

En cuanto al gasto en pensiones, ha reclamado desarrollar mecanismos "que incrementen el ahorro para la jubilación", de manera que las pensiones públicas puedan complementarse en el futuro.

Por el lado de los ingresos, y de cara a una reforma fiscal como la que previsiblemente se aprobará este viernes, ha recordado recomendaciones tanto de la comisión de expertos como de organismos internacionales de "aumentar el peso de la imposición indirecta". Así se podrían acometer reducciones en los impuestos sobre el trabajo, en particular de las cotizaciones sociales, y reducir la imposición sobre las rentas del capital.

También deberían eliminarse bonificaciones, reducciones y exenciones fiscales, y avanzar en una mayor neutralidad de las rentas del ahorro. Cambios -ha destacado- que además de mejorar la eficiencia "no pongan en riesgo la necesaria consolidación fiscal", cuya culminación "debe seguir siendo un objetivo prioritario".