El Gobierno aprueba un Código Mercantil para actualizar normas de hace 130 años

La Comisión que investiga la gestión de M-30 cita a declarar a Cobo y Gallardón
La Comisión que investiga la gestión de M-30 cita a declarar a Cobo y Gallardón |Telemadrid

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el anteproyecto de Ley de Código Mercantil que sustituirá y actualizará la actual regulación vigente, el Código de Comercio de 1885, lo que según el Gobierno fortalecerá la seguridad jurídica "haciendo a España más atractiva". Según ha explicado hoy la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo este texto se compone de "normas más claras y sencillas" que pretenden contribuir a reactivar la actividad económica "dotando a nuestro comercio de mayor unidad de mercado".

El anteproyecto pretende regular, entre otros asuntos, los contratos electrónicos, turísticos y los financieros y mercantiles, lo que incluye aspectos cotidianos como sacar dinero de una cajero automático o la compra en máquinas automáticas.

El texto, de 1.727 artículos, también pretende "hacer efectiva la unidad de mercado" para "mejorar la competitividad, generar riqueza y crear empleo", al tiempo que facilitará "la vida de los ciudadanos", según ha detallado el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.

El Código, que se compone de siete libros, también armonizará la legislación mercantil española "en sintonía con la de otros países", lo que "va a facilitar las transacciones de carácter internacional".

Gallardón ha insistido en que esta normativa supone un avance en la unidad de mercado, porque suprimirá trabas y recuperará "la igualdad de todos los operadores en el mercado".

Entre las novedades, se introducen los contratos de obra por empresa, de prestación de servicios mercantiles, de colaboración o estimatorios.

El Código se dirige a todos los operadores del mercado, fundamentalmente empresarios, aunque también incorpora a agricultores y ganaderos, profesiones artísticas o sociedades constituidas fuera de España pero con actividad en el país.

"Es una norma importante en la que llevamos trabajando muchos años, que fortalecerá la seguridad jurídica y contribuirá de una forma muy importante a la generación de riqueza, dando seguridad al tráfico mercantil y abriendo nuevas oportunidades para que España tenga más seguridad jurídica y sea más atractiva".