El Gobierno anuncia un nuevo plan de 516 millones para parados de larga duración

El 60% de los jóvenes en paro están en riesgo de pobreza
El 60% de los jóvenes en paro están en riesgo de pobreza |Telemadrid

El Gobierno ha anunciado hoy un nuevo plan para desempleados de larga duración de entre 30 y 55 años que se desarrollará de 2016 a 2018 y que contará con una dotación de 516 millones, de los cuales 129 ya están incluidos en una partida de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año.

Así lo ha anunciado hoy el secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, quien ha sido uno de los altos cargos del Ministerio de Economía que han intervenido este miércoles en la Comisión de Presupuestos del Congreso para explicar las cuentas del Ejecutivo para 2016.

Riesgo ha detallado que se trata de un programa extraordinario de orientación para desempleados de entre 30 y 55 años, que se desarrollará entre junio de 2016 y junio de 2018 y que contará con 129 millones de presupuesto en el primer y el tercer año, y el doble, 258 millones, en 2017.

En su comparecencia, ha calificado de "vigorosa" la recuperación del empleo, cuyas previsiones de tasa de paro (EPA) se sitúan en el 22 % para 2015 y el 19,7 para 2016, aunque también ha reconocido que la economía española está aún "dañada" por la crisis.

En este contexto, Riesgo ha subrayado que el Gobierno ha dado "certeza, seguridad y credibilidad" a los agentes económicos y que los Presupuestos tienen un doble objetivo: apoyar la creación de empleo y proteger a los desempleados sin recursos.

En el mismo sentido, el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha asegurado que la Seguridad Social es "la gran apuesta" de los Presupuestos Generales de 2016, unas cuentas que contienen "un compromiso por el gasto social" que en su conjunto crece un 3,8 % respecto a 2015.

Por su parte, el secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, ha comparecido para detallar el cuadro macroeconómico que acompaña los Presupuestos y ha insistido en que estas cuentas, que prevén un crecimiento del PIB del 3,3 % para este año y el 3 % para 2016, son "realistas", "completamente alcanzables" y contribuirán a dar credibilidad de España.