El FMI confirma el impago de Grecia y lo declara país moroso

Manifestación en Atenas por el sí
Manifestación en Atenas por el sí |Telemadrid

El Fondo Monetario Internacional (FMI) confirmó que Grecia no efectuó el pago de los 1.600 millones de euros debidos al organismo, cuyo plazo vencía a las 18.00 hora local (22.00 GMT), y declaró al país "en mora".

"Confirmo que el pago de cerca de 1.600 millones de euros debidos por Grecia al FMI hoy no ha sido recibido. Hemos informado al Directorio Ejecutivo de que Grecia está ahora en mora y solo puede recibir fondos una vez que los atrasos hayan sido cumplidos", indicó Gerry Rice, portavoz del organismo en un breve comunicado.

Se trata del primer impago de un país avanzado en las más de siete décadas de historia del FMI y el de mayor cuantía. Asimismo, Rice indicó que la institución "había recibido una petición de las autoridades griegas de una extensión del pago, que pasará al Directorio Ejecutivo siguiendo los cauces debidos".

El último país que había incurrido en suspensión de pagos de gran magnitud con el organismo internacional fue Zimbabue en 2001.

GRECIA HABÍA PEDIDO HORAS ANTES APLAZAR PAGO

El vice primer ministro griego, Yanis Dragasakis, afirmó que el Gobierno ha pedido al Fondo Monetario Internacional (FMI) aplazar el pago del préstamo que vence esta medianoche, al tiempo que señaló que aconsejó al primer ministro, Alexis Tsipras, aceptar la propuesta de acuerdo de las instituciones.

"Existe la posibilidad de pagar al FMI más tarde", dijo Dragasakis en una entrevista en la televisión pública, en la que explicó que el Ejecutivo de Alexis Tsipras ha solicitado retrasar el pago del préstamo por valor de unos 1.600 millones de euros.

Dragasakis dijo también que aconsejó a Tsipras aceptar la propuesta de acuerdo de las instituciones, y dejó entrever que de ser así, el Gobierno podría cancelar la celebración del referéndum del próximo domingo.

"Le sugerí a Alexis Tsipras aceptar la propuesta de las instituciones", aseveró el vice primer ministro, haciendo alusión a la ruptura de las negociaciones entre Grecia y los socios que se produjo después de que el Gobierno no aceptase el plan propuesto por el Eurogrupo del jueves.

Dragasakis dejó entrever que de lograrse un compromiso, el Ejecutivo podría cancelar la consulta. "Es posible que el Gobierno decida otra cosa, se trata de un tema político, lo convocamos (el referendo) para obtener un acuerdo", señaló.

En este sentido, destacó que la convocatoria del referéndum, en la que los griegos deberán votar si aceptan o no la propuesta de las instituciones a cambio del desembolso del rescate, "no gustó, porque los socios están acostumbrados a que les digan siempre 'sí'".

Explicó que el Banco de Grecia ha solicitad al Banco Central Europeo (BCE) aumentar el techo de los créditos de emergencia -situado actualmente en torno a los 90.000 millones de euros- que la banca griega obtiene a través del mecanismo de liquidez urgente (ELA por sus siglas en inglés). El consejo de gobierno del BCE se reúne mañana precisamente para decidir sobre esta cuestión.

Respecto a la nueva propuesta presentada por Atenas, Dragasakis aseguró que "cubre las necesidades de financiación del país. Este plan es una petición a los socios para firmar un préstamo de dos años con el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), una reestructuración de su deuda con el Fondo de Estabilidad Financiera (FEEF) y una breve prórroga del rescate que expira esta medianoche.

EUROGRUPO

El Eurogrupo descartó en su reunión extraordinaria de este martes otra ampliación del rescate a Grecia, ante la imposibilidad de llevar a cabo los trámites necesarios antes de que el actual programa expire. El vice primer ministro recalcó que el Gobierno pretende llegar a una solución "que no constituya la sumisión pero tampoco rechace la responsabilidad del país", en relación con las obligaciones que mantiene con los acreedores.

Abogó por un acuerdo con una nueva planificación para que la deuda "sea viable" y aseguró que el acuerdo con las instituciones "podría haberse alcanzado desde el mes de febrero si hubiese existido voluntad política". "Para conseguir una solución hay que reconocer la realidad. El programa fracasó, estaba bloqueado desde el pasado agosto", subrayó.

MILES DE GRIEGOS SE MANIFIESTAN POR EL "SÍ"

En la tarde-noche del martes miles de personas se manifestaron en el centro de Atenas para dar su respaldo al "sí" en el referéndum sobre la propuesta de acuerdo de las instituciones que se celebrará el próximo domingo.

Bajo el lema "Vivimos en Europa", los manifestantes, entre 13.000 y 15.000 según las primeras cifras de la policía, hicieron un llamamiento al Gobierno para que garantice la permanencia de Grecia en el euro.

El próximo domingo los griegos están convocados a decidir si apoyan o no las propuestas presentadas a Grecia por los acreedores, que el Gobierno de Alexis Tsipras ha rechazado, por lo que ha solicitado un rotundo "no".

Los manifestantes, entre los que había algunos miembros del partido conservador Nueva Democracia, portaban banderas griegas y coreaban lemas a favor de la permanencia en la eurozona.