El FMI alerta que la prima de riesgo española puede llegar a los 750 puntos

FMI alerta que la prima de riesgo española puede llegar a los 750 puntos  básicos
FMI alerta que la prima de riesgo española puede llegar a los 750 puntos básicos |Telemadrid

El retraso en la aplicación de las reformas o la implementación de políticas deficientes puede agravar notablemente la crisis de la zona euro y provocar un desapalancamiento de los bancos de la región mucho mayor de lo previsto, así como intensificar el fenómeno de salida de capitales desde los países de la periferia del euro hacia las economías del núcleo de la región, lo que en el caso de España podría llegar a suponer un empeoramiento de hasta 1,9 puntos porcentuales en la previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para 2013 manejada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que ya augura una caída del 1,3% y que, por lo tanto, en el peor de los escenarios manejados por la institución, podría llegar a caer un 3,2%, mientras que la prima de riesgo española llegaría a 750 puntos básicos.

La última edición del Informe Global de Estabilidad Financiera del FMI alerta de que los temores a una ruptura del euro han provocado una extrema fragmentación de los mercados de financiación en la región, intensificando las presiones para que los bancos, especialmente los de aquellos países en apuros, reduzcan sus balances, lo que se traduciría a su vez en mayores restricciones al crédito. De hecho, el FMI considera que la periferia soportaría el mayor peso de estas restricciones crediticias, que, de cumplirse el escenario base del Fondo, supondría un descenso del 9% en la concesión de crédito a la periferia, pero que en el escenario más negativo manejado por la entidad podría representar un descenso de hasta el 18% en el flujo de crédito.

Este agravamiento de las perspectivas ha llevado a la institución dirigida por Christine Lagarde a revisar al alza las cifras estimadas de reducción de activos para los grandes bancos europeos respecto a su informe de abril y ahora calcula que podrían llegar en su escenario base hasta los 2,8 billones de dólares (2,1 billones de euros), equivalentes al 7,3% del total de activos, al finalizar 2013, frente a los 2,6 billones de dólares (2 billones de euros) previstos en abril. Asimismo, en un escenario de políticas débiles o deficientes, el Fondo estima que los 58 grandes bancos europeos analizados deberían reducir activos por importe de 4,5 billones de dólares (3,4 billones de euros) , el 12% del total.

En concreto, el informe de la institución internacional calcula que estos grandes bancos europeos han reducido en 600.000 millones de euros sus activos, un 2% del total, entre el final del tercer trimestre de 2011 y el segundo trimestre de 2012, en respuesta a la necesidad de fortalecer sus reservas de capital. "Aunque el ritmo general de desapalancamiento se ralentizó en el primer trimestre de 2012 a raíz de las subastas de liquidez a largo plazo del BCE, la creciente fragmentación del mercado está provocando renovadas presiones, particularmente en la periferia de la zona euro", explica la institución.

SALIDA DE CAPITALES

Como síntoma de esta intensificación de la crisis el FMI destaca la salida de capitales desde la periferia de la zona euro hacia el núcleo de la región "a un ritmo típicamente asociado a crisis de divisas".

"Tanto España como Italia han sufrido salidas de capitales a gran escala en los doce meses anteriores al pasado mes de junio", señala el FMI, que cifra en 296.000 millones de euros, el 27% del PIB español en 2011, el dato correspondiente a España, mientras que en el caso de Italia la salida de capitales sumó 235.000 millones, equivalente al 15% del PIB de 2011. "La retirada de inversores extranjeros del mercado de bonos de la periferia responde a gran parte de estos flujos, especialmente en el caso de Italia, mientras que en España tendrían una base más amplia", explica el Fondo.

LA EVENTUAL CAÍDA DEL PIB DEL 3,2% ES UNA "SIMULACIÓN"

El director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, ha querido quitar hierro a las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) que apuntan a que el PIB podría caer hasta un 3,2% y que la prima de riesgo podría llegar a los 750 puntos básicos si se retrasa la salida de la crisis, y ha dicho que son un "simulacro", no una previsión. Si bien, sostuvo que el pronóstico de crecimiento económico del Gobierno para el próximo año (-0,5%) es "claramente optimista" y la contracción será finalmente "mayor".

En una jornada sobre 'Desapalancamiento y Crecimiento en España' organizada por Bolsas y Mercados Españoles (BME) y la Fundación de Estudios Financieros, explicó que los datos ofrecidos este miércoles por el FMI son el resultado de tensionar "al máximo" los elementos de crisis existentes en la zona euro para determinar hasta dónde podrían llegar a su juicio las primas de riesgo. "Cuando el FMI hace esa previsión es una simulación", ha explicado para añadir que la previsión del organismo es que la economía caiga un 1,3%, a lo que añadió que el Banco de España, por su parte, ya ha insistido en que las previsiones del Gobierno, que prevén un descenso del 0,5% del PIB el próximo año, "se encuentran claramente en el lado optimista", ya que los datos disponibles apuntan a una "contracción mayor".

HABLA DE AYUDA EXTERNA, PERO NO DE RESCATE

Preguntado por si será necesario un rescate de España, Malo de Molina ha indicado que "la salida de la crisis requiere de apoyo externo y de alguna manera ya se está materializando". En este sentido, recordó que ya se ha otorgado un crédito a España para recapitalizar la banca.

Así, explicó que esta "línea de apoyo" procede del instrumento temporal que ha sido sustituido por el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), con vocación permanente, y cuenta con un memorando en el que se incluyen una serie de condiciones para la banca, pero también en terreno macroeconómico y fiscal.