El FMI insta a España a elevar la recaudación por IVA y las tasas medioambientales

El FMI eleva sus previsiones para España
El FMI eleva sus previsiones para España |Telemadrid

El Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó hoy la "impresionante recuperación económica" de España, pero insistió en la necesidad de subir la recaudación por IVA y aumentar los impuestos medioambientales para avanzar en el ajuste fiscal "gradual" y reducir la "abultada" deuda pública.

"A la luz de la abultada deuda pública y la expansión fiscal estructural de los pasados dos años, la prioridad debería centrarse en las medidas de ingresos que menos distorsionen como la subida de la recaudación por IVA (...) y aumentar las tasas e impuestos medioambientales", señaló el Fondo en su informe de revisión anual de la economía española, conocido como artículo IV.

El FMI pronosticó que la fuerte recuperación se modere en 2017 al 2,3 % tras el 3,2 % de 2016, aun así superior a la media de la zona euro, a la vez que advirtió que la creciente ola de "proteccionismo" global podría afectar a la economía española a través de una menor demanda externa por el canal comercial y la debilidad macroeconómica en Latinoamérica por el financiero.

La jefa de la misión del FMI para España, Andrea Schaechter, señaló en una llamada telefónica para presentar el reporte que calcula que el déficit fiscal sea de 3,2 % para este año, apenas una décima por encima de la meta pactada con las autoridades europeas.

Por ello, indicó que la era de la austeridad ha quedado atrás y que el foco ahora debe ser avanzar en un ajuste "gradual" a medio plazo, que cifró en cerca del 0,5 % anual para estabilizar las cuentas públicas y reducir la deuda que se prevé siga por encima del 99 % del PIB este año.

Asimismo, agregó que "es de la mayor importancia no dar marcha atrás a las reformas estructurales adoptadas en los últimos años" para no descarrilar el crecimiento, al reconocer la mayor fragmentación política existente en España tras las elecciones del pasado año.

EL FMI RECOMIENDA IMPULSAR EL CONTRATO ÚNICO EN EL MERCADO LABORAL ESPAÑOL

Asimismo, recomienda a España impulsar el contrato único en el mercado laboral y señala que éste podría tener duración indefinida y que el coste de indemnización por despido aumente de manera gradual. El organismo destaca la "necesidad" de no revertir la reforma del mercado de trabajo aprobada por el Gobierno en 2012, aunque reconoce que hay margen para hacer mejoras.

La institución hace referencia a la diferencia significativa que existe entre los costes de los contratos de trabajadores fijos y temporales, lo que considera sigue actuando como un desincentivo.

Esto podría resolverse, por ejemplo, simplificando el número de contratos entre los que se puede elegir, reduciendo al mismo tiempo la brecha de protección del empleo, indica el FMI, que agrega que otra opción sería introducir un único contrato de duración indefinida.

En todo caso, señala que éste podría coexistir con contratos separados que cubran las necesidades y costos específicos relacionados con la capacitación del personal y el empleo en sectores estacionales, como por ejemplo en el turismo y la agricultura.

El FMI hace también referencia a la posibilidad de introducir gradualmente el modelo austríaco de "mochila", en virtud del cual los derechos a las indemnizaciones de desempleo adquiridos en un puesto de trabajo pueden ser llevados a empleos posteriores.

PREVÉ QUE ESPAÑA INCUMPLA LOS OBJETIVOS DE DÉFICIT EN 2017 Y 2018

Asimismo, el organismo estima que el conjunto de las administraciones públicas españolas registrarán un déficit público del 3,2% del PIB este año y del 2,7% en 2018, con lo que incumplirían en ambos ejercicios los objetivos acordados con la Comisión Europea. En concreto, el FMI prevé que España se desvíe en una décima con respecto a lo pactado con Bruselas en 2017 (3,1%) y en cinco el año que viene (2,2%).

Además, el organismo internacional ha empeorado en una décima su estimación de déficit para España en 2017, pues en su informe Fiscal Monitor de octubre recogía una estimación del 3,1%, en línea con la previsión del Gobierno, frente a la 3,2% que ofrece ahora.

Mientras, sí mantiene su cálculo para el año que viene y considera que España cumplió el objetivo en 2016, pues cifra el déficit en el 4,5% del PIB (teniendo en cuenta dos décimas del impacto de las ayudas a la banca), frente al 4,6% previsto por el Gobierno.

El documento del FMI recoge también las previsiones del PIB presentadas a mediados de mes, con alzas del 2,3% y el 2,1% para 2017 y 2018, respectivamente. Aunque ha advertido de que los riesgos para estas perspectivas "se inclinan a la baja", principalmente por el impacto potencial de factores externos, incluyendo el débil crecimiento de las economías desarrolladas, una significativa desaceleración de los emergentes o la incertidumbre que rodea las negociaciones sobre el 'Brexit' y el auge del proteccionismo.

"El directorio ejecutivo saludó la impresionante recuperación económica, fuerte creación de empleo y rápida corrección de los desequilibrios de España", señala la institución en su informe anual sobre España, que ratifica las conclusiones preliminares de la misión que visitó el país a finales del pasado mes de octubre y advierte de que "el ajuste es incompleto", mientras persisten debilidades estructurales como un elevado desempleo y deuda pública, así como un débil incremento de la productividad.

De este modo, a pesar de que España seguirá creciendo a mayor ritmo que la zona euro durante los próximos años, el FMI augura que la expansión del PIB en 2017 y 2018 se moderará en parte por la menor contribución de elementos como la política monetaria y el precio del crudo, además de un previsible, aunque moderado, endurecimiento de la posición fiscal.

En este sentido, el FMI calcula que la incertidumbre por el 'Brexit' podría restar alrededor de tres décimas al crecimiento de España hasta 2018 por su impacto sobre la confianza y el comercio, mientras que el efecto derivado de las medidas de estímulo esperadas en EEUU podría compensar el relativo empeoramiento de las condiciones de financiación.

A este respecto, la jefa de la misión del FMI para España, Andrea Schaechter, ha señalado en rueda de prensa que la institución no ha cuantificado el potencial impacto sobre economías como México de las medidas recientemente anunciadas por la Administración Trump, por lo que todavía no puede estimarse su impacto para la economía española.

"La ralentización de la demanda externa pesaría generalmente sobre el canal comercial, mientras las condiciones de mayor debilidad en Latinoamérica se transmitirían principalmente a través de canales financieros, incluyendo la potencial reducción de los beneficios de la banca española", apunta el FMI.

En cuanto a la evolución del desempleo en España, el FMI prevé que la tasa de paro se sitúe en el 17,9% de la población activa este año y en el 17% el que viene.

Por su parte, el organismo apunta que la deuda pública se mantendrá en el 99,2% del PIB este 2017, para moderarse al 98,7% en 2018.