Draghi escribe el fin del respiro hipotecario

Draghi
Draghi |Telemadrid

El euribor cerró 2012 en el 0,549%, su mínimo histórico. Un dato que ha permitido a muchas familias respirar tranquilas porque sus hipotecas se han abaratado. De hecho, quienes tengan que revisar su crédito hipotecario con el euribor de diciembre se ahorrarán unos 1.200 euros anuales de media.

El índice de referencia para la mayoría de hipotecas ha caído sin parar durante más de un año pero en 2013 esa tendencia ha cambiado. Y ahora muchas familias se preguntan si su hipoteca se va a volver a convertir en un quebradero de cabeza. De momento los expertos recomiendan calma porque el repunte del euribor está siendo muy leve, apenas unas milésimas cada día.

Javier Méndez Llera, director general de la Fundación de Estudios Financieros no espera grandes subidas del índice. Méndez Llera considera que "la estabilización de los precios unido al escaso crecimiento económico que se calcula para 2013 mantendrá a los tipos de interés sin grandes movimientos".

EL FUTURO DEL EURIBOR EN MANOS DE DRAGHI

Los analistas ligan directamente el comportamiento del euribor a las decisiones del Banco Central Europeo. De hecho los últimos repuntes de este índice se deben al cambio de discurso del presidente del BCE. Mario Draghi empieza a mostrarse optimista sobre la evolución de la economía europea y eso aleja las posibilidades de una nueva rebaja de los tipos de interés.

Natalia Aguirre, directora de Análisis de Renta4 se muestra convencida de que el camino del euribor irá de la mano de las decisiones Draghi. "Dependerá mucho de si se mantiene la desaceleración en las grandes potencias europeas, Alemania y Francia. Si las cifras macroeconómicas de estos países empeoran, Mario Draghi podría rebajar los tipos de interés incluso hasta el 0,25% pero si no, es bastante improbable" asegura esta experta de Renta4.

EL EURIBOR CAE Y LOS BANCOS SUBEN LOS DIFERENCIALES

No todos los hipotecados se han beneficiado de la caída del euribor. El responsable de hipotecas de Idealista, Juan Villén recuerda que de la caída del euribor sólo se benefician aquellos que ya tienen un crédito. "Las nuevas hipotecas no están notando el descenso de este índice porque ahora los diferenciales que establecen los bancos son mucho más altos que el año pasado. De tal forma que un crédito contratado ahora es igual de caro que el de hace un año a pesar de que el euribor está hoy mucho más barato" asegura Villén.

En este sentido, hace tan solo unos días el banco ING Direct anunció que elevaba el diferencial de su hipoteca del 1,89% hasta el 2,69%. Y Barclays, que continúa teniendo la oferta más barata ha subido su diferencial del 1,60% al 1,80%.