Draghi considera "extraordinarios" los avances de España o Italia

Mario Draghi
Mario Draghi |Telemadrid

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha elogiado implicitamente los progresos de España e Italia al referirse a los ajustes y las reformas adoptadas por varios países de la eurozona que en los últimos meses han logrado avances "muy extraordinarios", subrayando que la creación de empleo debe ser el objetivo primordial de los mismos.

Al ser cuestionado por países como España o anteriomente Italia, el máximo responsable de la política monetaria de la zona euro declinó valorar la situación de un país en concreto, aunque aseguró que a nivel general la percepción es que "los países están realizando serios esfuerzos de consolidación y reformas estructurales (...) Es muy extraordinario lo que hemos visto en los últimos cuatro o cinco meses".

Así, el banquero italiano señaló que como consecuencia de las medidas de consolidación fiscal se produce una "coontracción fiscal" que, en su opinión, debe ser mitigada a través de la adopción de reformas estructurales que permitan crear empleo y recuperar la confianza.

Por otro lado, Draghi se mostró claramente partidario de alcanzar una mayor integración fiscal entre los miembros de la eurozona, para lo que urgió a los líderes europeos a suscribir el pacto fiscal lo más pronto posible, apuntando que sería preferible "si se firma el acuerdo a finales de este mes antes que esperar a marzo".

DRAGHI ASEGURA QUE LA INYECCIÓN A TRES AÑOS DEL BCE HA EVITADO EL "CREDIT CRUNCH"

La histórica subasta de liquidez a tres años celebrada por el Banco Central Europeo (BCE) el pasado 21 de diciembre, en la que 523 entidades europeas recibieron más de 489.000 millones de euros, evitó una profunda contracción del crédito en el sistema financiero de la zona euro, según ha asegurado el presidente del instituto emisor, Mario Draghi, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de la institucion.

"Ciertamente ha evitado lo que hubiera podido ser una grave restricción del crédito en nuestro sistema bancario con todas las consecuencias negativas que se habrían producido", afirmó el banquero italiano al valorar la subasta de liquidez a tres años.

En este sentido, el presidente del BCE apuntó que será necesario más tiempo para juzgar con mayor amplitud los efectos de esta operación, que volverá a repetirse en febrero, aunque rechazó que los bancos se hayan limitado a salvaguardar los fondos recibidos en la 'hucha' del BCE.

Así, Draghi defendió que desde la celebración de esta subasta se aprecia una cierta reapertura en los mercados de bonos y los bancos se han asegurado frente al riesgo de una falta de liquidez y cuentan con más tiempo para gestionar sus fondos y obligaciones.

"Ese dinero no está simplemente depositado en el BCE. Está circulando", dijo Draghi, quien señaló que la cuestión acerca de si esta liquidez está fluyendo hacia la economía real deberá analizarse con el paso del tiempo, puesto que existe un decalaje entre la toma de medidas y su reflejo en la economía.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ve efectos positivos en la economía de la zona del euro derivados del medio billón de euros de liquidez a tres años que la entidad inyectó a finales de diciembre en el sistema bancario.

En la rueda de prensa tras la reunión del consejo de gobierno, en la que se mantuvieron los tipos de interés en el 1 %, Draghi dijo que "este dinero circula en la economía y no sólo está en la facilidad de depósito del BCE".

Además, según Draghi, los bancos que han tomado prestado dinero del BCE no son los mismos que han depositado la liquidez en la entidad monetaria.