Draghi condiciona la compra de deuda a que los países acudan al fondo de rescate

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, anunció hoy que la entidad monetaria va a aplicar medidas extraordinarias para afrontar las tensiones en los mercados financieros. En la rueda de prensa tras la reunión del consejo de gobierno, Draghi explicó que el BCE diseñará en las próximas semanas "la modalidad de esas medidas no convencionales".

LAS PRIMAS DE RIESGO VINCULADAS A LOS MIEDOS

Según Draghi, "las primas de riesgo vinculadas a los miedos sobre la irreversibilidad del euro son inaceptables y deben ser afrontadas".Por ello, aseguró que el BCE, "dentro de su mandato de mantener la estabilidad de precios a medio plazo y en el respeto de su independencia para determinar la política monetaria, podría realizar operaciones en el mercado secundario de un tamaño adecuado para alcanzar su objetivo".

Es decir, Draghi se mostró dispuesto a retomar el programa de compra de deuda de los países bajo mayor presión, pero lo condicionó a que antes el Estado en cuestión solicite la intervención en los mercados del fondo europeo de rescate La compra de deuda por parte de ese fondo, recordó, lleva apareada una "estricta condicionalidad".

La disposición a intervenir en los mercados, según Draghi, se deriva del hecho de que las medidas de ajuste y las reformas que deben llevar a cabo los gobiernos para solucionar a largo plazo la situación "pueden llevar tiempo" y a que los mercados a menudo no reaccionan hasta que su éxito es claro.

Preguntado en rueda de prensa acerca de lo que significa "hacer todo lo necesario para preservar el euro" como afirmó el pasado jueves, recalcó que se trata de tener en cuenta toda una serie de medidas y asegurarse de que sean suficientemente amplias para lograr sus objetivos, y recordó que de momento ningún Estado miembro ha solicitado al FEEF que intervenga en el mercado de deuda..

EL GOBIERNO ESPAÑOL ES QUIEN DEBE DECIDIR SI ACUDIR AL FEEF

El presidente del Banco Central Europeo dijo que "es el Gobierno español quien debe decidir si acudir al fondo de rescate temporal FEEF".

En la rueda de prensa tras la reunión del consejo de gobierno, Draghi reconoció también los progresos que ha hecho el Gobierno español en materia de "consolidación fiscal" y consideró que España tiene "un programa de reformas significativas en marcha" ..

DRAGHI SEÑALA QUE EL CRECIMIENTO ECONÓMICO ES DÉBIL EN LA ZONA DEL EURO

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, observó hoy que el crecimiento económico de la zona del euro es "débil" y que se mantienen las tensiones en los mercados financieros, lo que ha incrementado la "incertidumbre en la confianza". Draghi añadió que los datos disponibles confirman que la evolución de la inflación "debería mantenerse acorde con la estabilidad de precios", algo que la entidad define como una tasa cercana pero siempre por debajo del 2 %.

EL IBEX SE HUNDE UN 5%

La bolsa española ha bajado hoy el 5,16 por ciento, la segunda mayor caída del año, después de que el Banco Central Europeo (BCE) pospusiera la adopción de medidas para frenar la crisis de la deuda y defender al euro.

El principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, cedió 346,60 puntos, equivalentes al 5,16 por ciento, hasta 6.373,40 puntos. Las pérdidas anuales ascienden al 25,60 por ciento.

Todos los grandes valores bajaron: Iberdrola, el 6,83 por ciento; Banco Santander, el 6,69 por ciento; Repsol, el 6,66 por ciento; BBVA, el 6,42 por ciento; Telefónica, el 6,29 por ciento, e Inditex, el 2,1 por ciento.

EL BONO SUPERA EL 7 % Y LA PRIMA ROZA LOS 600 PUNTOS

La rentabilidad del bono español a diez años ha vuelto a superar hoy el 7 % al cierre, lo que dispara la prima de riesgo hasta 594 puntos básicos, de nuevo al borde de los 600, tras la rueda de prensa del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

Al cierre de hoy, la prima de riesgo española -el diferencial entre la rentabilidad del bono alemán y el nacional- alcanzaba 594 puntos básicos, tras sumar 58 en la sesión, lo que consumía casi toda la mejora acumulada desde que el pasado jueves Draghi anunciara que haría "todo lo necesario" para proteger el euro.

La rentabilidad del bono a diez años subía hoy hasta el 7,17 % al cierre, desde el 6,73 % de ayer, y acababa con la racha de cinco sesiones por debajo del nivel del 7 %, que los expertos consideran insostenible.

El mercado llevaba días esperando la intervención de Draghi de hoy, donde se especulaba que el presidente del BCE anunciaría medidas contundentes de apoyo a la deuda soberana española e italiana, algo que no se ha producido.

En cambio, Draghi se ha limitado a apuntar que las posibles ayudas que pueda poner en marcha el BCE -básicamente compras de deuda por parte de los fondos de rescate temporal o permanente- estarán sujetas a la "estricta condicionalidad" de que hayan sido solicitadas antes por los gobiernos.

Esta falta de decisión ha lastrado la cotización del euro, que caía hasta 1,21 dólares poco antes del cierre, y de la rentabilidad de los bonos alemanes, que bajaban hasta el 1,23 %, desde el 1,37 % de la víspera.

Los analistas de Schroeders han apuntado en un informe que, tras elevar las expectativas del mercado cerca de "niveles de euforia", Draghi ha fallado a la hora de proporcionar "una política que sustente sus promesas de hacer lo que sea necesario para salvar el euro".

Antes de la comparecencia de Draghi, el Tesoro Público español había conseguido colocar 3.132 millones de euros, algo más del objetivo previsto, en tres emisiones de deuda por las que ha tenido que pagar más que en ocasiones anteriores.

En concreto, ha colocado 1.062 millones de euros en bonos a dos años con una rentabilidad del 4,848 %, otros 1.024 millones a cuatro años al 6,059 %, por encima del 5,621 % anterior, y los 1.046 millones de euros restantes a diez años con un interés marginal del 6,706 %.

La prima de riesgo de Italia ha sumado 54 puntos básicos, hasta alcanzar 510, con lo que se sitúa por encima de Irlanda, que cerraba hoy en 482 puntos, aunque hay que apuntar que la isla utiliza como referencia títulos a nueve años y no a diez como el resto de países.

La prima de riesgo portuguesa ha subido hoy a 981 puntos básicos (11 más que la víspera), y la francesa, a 83 (10 más).

Los seguros de impago de deuda ("credit default swap" o CDS), relativos a los bonos a diez años de España para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares se intercambiaban al cierre de hoy a 492.320 dólares anuales, lo que los situaba como los sextos más caros del mundo.