Crece un 26,3% el número de billetes de euro falsos retirados hasta junio

billetes_mano_470_euros
billetes_mano_470_euros |archivo

Un total de 317.000 billetes de euro falsos han sido retirados de la circulación a lo largo del primer semestre del año, un 26,3% más que en el mismo periodo de 2013 y un 13,2% más que en el segundo semestre de 2012, según ha informado el Banco Central Europeo (BCE) en un comunicado.

En concreto, los billetes de 20 y 50 euros siguen siendo las denominaciones más falsificadas y representan conjuntamente un 82,1% del total (38% y 44,1%, respectivamente). El billete de 100 es el tercero más falsificado, un 12,4% del total, mientras que el resto de denominaciones (5,10, 200 y 500 euros) mantienen una proporción muy reducida.

El 98,5% de los billetes falsos fueron detectados en la zona euro, mientras que el 1,2% de ellos fueron identificados en Estados miembros de la Unión Europea que no pertenecen a la zona euro y el 0,3% en otros lugares del mundo.

Según el BCE, aunque se ha producido un aumento de la cantidad de billetes falsos descubiertos, la cifra en 2012 fue muy baja, por lo que la cifra de billetes retirados es comparable a los niveles registrados en años anteriores. Asimismo, el BCE ha recomendado a los ciudadanos que mantengan la alerta en relación a los billetes que reciben en las operaciones en efectivo.

Los billetes auténticos pueden reconocerse fácilmente utilizando el sencillo método 'toque-mire-gire', descrito en las páginas sobre el euro del sitio web del BCE y en los de los bancos centrales nacionales del Eurosistema. Sin embargo, en caso de duda, el billete sospechoso debe compararse directamente con un billete que se sepa que es auténtico.

La Policía Nacional, a raíz de la operación en la que se ha desarticulado una organización criminal dedicada a la producción y distribución de billetes falsos de 50 euros, ha recordado que para detectar falsificaciones conviene comprobar el holograma, el valor facial y las impresiones calcográficas de los billetes.

Los agentes han explicado a los periodistas que, según el Banco de España y el Banco Central Europeo, un billete de 50 euros es falso cuando no tiene impresiones calcográficas (en relieve), el holograma no es tridimensional, el valor facial (el número que indica el valor del billete) impreso en tinta Ovi no cambia de color con el movimiento o cuando el número 50 situado en la esquina superior no coincide al mirar el billete al trasluz.