La Comisión Europea le recuerda a España sus deberes y pide que no se relaje

España no debe relajarse. Es la clara advetencia que la Comisión Europea lanza al Ejeucutivo un día después de que el presidente francés, Nicolás Sarkozy, tratara de desmarcar a nuestro país del frente de países de la zona euro con problemas.

Sarkozy resaltó ayer en la cumbre de líderes de la UE que España ya no está "entre la primera fila de los países en crisis". Pero hoy el portavóz económico del Ejecutivo comunitario, Amadeu Altafaj, a llamado a España a mantenerse "vigilante" sobre la aplicación de las medidas de ajuste y las reformas estructurales que ha aprobado con el fin de cumplir con los "compromisos" que acordó con sus socios comunitarios.

"Estar vigilante quiere decir estar preparado para iniciar acciones si es necesario", asegura Altafaj, quien ha subrayado que de aplicar "estrictamente" lo ya aprobado, España está en disposición de cumplir con lo pactado con Europa.

La CE le recuerda también sus deberes a Silivio Berlusconi a quién se le pide todavía más tal y como hicieron ayer los principales líderes comunitarios, caso del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy; la canciller alemana, Angela Merkel; y el presidente francés, Nicolas Sarkozy. El portavóz de la CE ha subrayado que Italia se ha comprometido con una agenda de reformas económicas y ha pedido a Roma darle cuerpo con medidas concretas y un calendario claro para su aplicación.