La Comisión Europea reitera su apoyo a la formación de un "gobierno estable" en España

La Comisión Europea (CE) reiteró hoy su apoyo a la formación de un "gobierno estable" en España, pero eludió entrar en detalles más concretos mientras prosiguen los contactos entre los diferentes partidos tras las elecciones celebradas el pasado 20 de diciembre. "He repetido aquí que queremos ver emerger un gobierno estable en España", afirmó el portavoz comunitario Margaritis Schinas en la rueda de prensa diaria de la Comisión.

El rey Felipe VI retoma hoy la iniciativa para proponer un candidato a la Jefatura del Gobierno, después de que una primera ronda de contactos finalizara el pasado viernes cuando el actual presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, rechazó someterse a la investidura tras constatar que carece de apoyos suficientes.

"Entendemos ahora que el proceso constitucional está en marcha y la Comisión no puede ofrecer ninguna indicación y opinión adicional sobre este proceso constitucional", dijo Schinas.

El portavoz rechazó así entrar en detalles, preguntado por la posibilidad de que el líder del segundo partido más votado, el socialista Pedro Sánchez, forme gobierno con Podemos e Izquierda Unida, e introduzcan cambios en medidas apoyadas por Bruselas como la reforma laboral o la contención del déficit público. Al respecto, fuentes comunitarias recalcaron que lo importante es el proyecto de gobierno que asuma un ejecutivo y apuntaron al caso de Portugal, donde el Gobierno formado por los socialistas y la izquierda ha enviado a Bruselas un plan presupuestario en el que espera contener el déficit público en el 2,6 % este año, es decir, por debajo del tope del 3 % marcado por la legislación europea.

Respecto a si la Comisión está preocupada por si el retraso en la formación de gobierno o una hipotética repetición de las elecciones pospone la presentación de una versión más ajustada del presupuesto 2016 que la institución demanda a España, Schinas dijo que la Comisión Europea evita pronunciarse sobre su "estado anímico" y se limita a "hechos".

No obstante, recordó que la Comisión ya expresó su opinión sobre el proyecto presupuestario para este año en España -una conclusión negativa, al considerar que puede llevar a que el país incumpla con sus objetivos de reducción del déficit- y que volverá a presentar su visión sobre la economía del país a finales de febrero, con los informes detallados que presenta de los Estados miembros.

ELEVADO RIESGO SOBRE LA SOSTENIBILIDAD DE LA DEUDA PÚBLICA ESPAÑOLA

La Comisión Europea ha alertado este lunes sobre los elevados riesgos sobre la sostenibilidad de la deuda pública española, al calcular que continuará siendo superior al 100% del PIB hasta 2020 y que se situará levemente por debajo del 92% en 2026, último año de estudio que recoge el informe, unas tasas que suponen "riesgos elevados" para su viabilidad a medio plazo. "El ratio de deuda aún por encima del 90% para el final de las proyecciones (2026) basado en una política fiscal sin cambios llevan a España hacia riesgos elevados en el escenario base de proyecciones a medio plazo", reza el informe sobre política fiscal que se publica cada tres años.

En concreto, el Ejecutivo comunitario estima que existe un 40% de posibilidades de que el ratio de deuda sobre el PIB de 2020 sea más alto que el de 2015. "Un conjunto amplio de 'shocks' simulados sobre el crecimiento, las tasas de interés y el saldo primario estructural (...) apuntan a una probabilidad cercana al 40% de que el ratio de 2020 sea mayor que el de 2015", señala el estudio.

"Los altos riesgos a medio plazo surgen tanto debido al ratio entre deuda y PIB como también a la posición presupuestaria inicial, lo que conlleva en general elevados riesgos para el país a medio plazo", reitera el texto.

Así, Bruselas recuerda que según sus previsiones de otoño, el superávit estructural primario de las cuentas españolas descenderá desde el 0,6% del PIB en 2015 hasta el 0,2% en 2017, mientras que el crecimiento de la economía se frenará desde el 3,1% del año pasado hasta el 2,4% el próximo año. A su vez, la deuda pública bruta encontrará su punto más elevado en 2016, con un 101% del PIB. "El alto nivel de deuda pública representa una fuente de vulnerabilidad para la economía española", alerta el informe.

GARCÍA-LEGAZ ASEGURA QUE SE ESTÁN RALENTIZANDO LAS INVERSIONES

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, aseguró hoy que debido a la inestabilidad política "se están ralentizando las inversiones". García-Legaz, en declaraciones ante los medios de comunicación en un encuentro informativo organizado por la Asociación Española de Directivos (AED), señaló que "es lógico que alguien que va a invertir, pueda plantearse si invertir ahora o dentro de unos meses", debido a la situación actual de incertidumbre.

"Es algo natural dentro de un contexto de incertidumbre política o económica y, por tanto, no es nada que deba sorprender", aseguró el secretario de Estado de Comercio.

En cuanto a un posible pacto entre PP, PSOE y Ciudadanos, Jaime García-Legaz contestó que "es necesario que haya un gobierno que aplique las reformas necesarias y que mantenga una estabilidad".

Respecto a una posible marcha de Rajoy, indicó que "no es la solución" y se mostró partidario de "intentar buscar acuerdos y pactos para garantizar la estabilidad" y que las inversiones sigan "a buen ritmo y no se ralenticen".

MERRIL LYNCH MANTIENE SUS PREVISIONES PARA ESPAÑA, PERO ADVIERTE DE UNA "SITUACIÓN POLÍTICA COMPLICADA"

La entidad estadounidense Bank of America Merril Lynch ha mantenido sus perspectivas de crecimiento para la economía española en un 2,6% en 2016 y un 2,2% en 2017 aunque ha advertido de que la situación política en el país "continúa siendo complicada" mientras continúan las negociaciones para formar un nuevo Gobierno.

Merril Lynch ha advertido de que uno de los principales riesgos de revisión a la baja de sus perspectivas de crecimiento es el "impacto potencial" de los futuros acontecimientos políticos, "especialmente para una economía que todavía es muy dependiente de la financiación externa".

Para los analistas del banco estadounidense el posible pacto entre PSOE y Podemos está "lejos de ser un hecho". En este sentido, Merril Lynch ha indicado que esta coalición podría no contar con "suficiente apoyo" y ha destacado las posibles divergencias de opinión" que pueden surgir en el seno del PSOE. El posible pacto "podría intensificar el debate interno en el PSOE", ha indicado la entidad. "Decir 'no' a Podemos podría tener un coste político en la lucha por la izquierda. Decir 'sí' podría crear una brecha interna en el partido", han afirmado los analistas del banco estadounidense respecto a las posibles consecuencias para el PSOE.

LUIS DE GUINDOS: UN GOBIERNO PSOE-PODEMOS SE VERÍA COMO INESTABLE

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha advertido hoy de que si PSOE y Podemos toman las riendas del país, se vería como "un gobierno inestable", habría muchísimas más incertidumbres y la prima de riesgo de España, que marca el coste de financiación, se ampliaría. Y es que, según explica en una entrevista publicada en la revista Papel, en su opinión "da más miedo la inestabilidad en el Gobierno" que la situación en Cataluña, porque los inversores temen que se reviertan las reformas económicas, que no se cumpla el déficit público y que se pierda competitividad.

Con el Gobierno en funciones, asegura que se dedica a hablar con los mercados, con "gente que nos presta mucho dinero y que está deseando que nos vaya bien" ante la incertidumbre que vive España, a pesar de que De Guindos insiste en que la economía ha arrancado el año con un ritmo de crecimiento del 3,5%. "Si no hacemos tonterías", confía en que el país recuperará a finales de 2016 el nivel de riqueza anterior a la crisis.

BONET: "NECESITAMOS ESTABILIDAD"

El presidente de la Cámara de Comercio de España (CEE), José Luis Bonet , señaló hoy que hay que esperar que los partidos lleguen a "un pacto bueno para el país y para la gente, porque necesitamos estabilidad". Bonet recalcó que la recuperación "es un hecho y no debe truncarse, porque de eso depende el bienestar de la gente". "Todos los esfuerzos que se hagan en la dirección de buscar estabilidad serán bienvenidos", señaló.

Durante su intervención en el acto, respecto a posibles pactos entre diferentes partidos en España, José Luis Bonet recordó que "en Europa son muy comunes y frecuentes los pactos entre distintos partidos", por lo que "es posible" que se produzca también en España.

Bonet señaló que lo que más puede perjudicar a la economía española son los "riesgos políticos" y afirmó que el objetivo principal de todo gobierno debe ser la "defensa de la economía social de mercado y la Constitución". "Las elecciones del 20 de diciembre han dejado un marco de pluralidad de partidos políticos, que no tienen más remedio que entenderse y llegar a acuerdos mediante el diálogo", añadió el presidente de la Cámara de Comercio de España. "Hay que dialogar con altura de miras" y achacó esta situación de inestabilidad política al proceso secesionista de Cataluña. Por ello, señaló que "es el momento de anteponer los intereses generales de los ciudadanos".

ESTE MARTES, REUNIÓN DE LOS AGENTES SOCIALES

Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, y de los presidentes de la CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, mantendrán mañana, martes 26 de enero, un encuentro informal para intercambiar opiniones sobre el actual contexto político. Fuentes próximas al encuentro han señalado que la convocatoria, que avanzó el diario 'El País', es un almuerzo en el que la idea es poner sobre la mesa cómo ven las partes la situación de incertidumbre política y las posibles vías de avance.

En un comunicado, CC.OO. precisa que, "como en otras ocasiones", las partes hablarán sobre "la situación política y económica que vive el país y sobre tareas que les son propias". En ningún caso, ha señalado el sindicato, del encuentro derivará una declaración conjunta, entre otras cosas, "porque la opinión que mantienen los sindicatos y las organizaciones empresariales sobre el perfil del futuro Gobierno no es la misma". Y es que ambas partes sólo coinciden en que no es conveniente tener que celebrar unas nuevas elecciones generales este año. Desde la patronal se ha llamado al diálogo, pero es conocida la distancia que le separa de Podemos y sus satélites. Del lado de los sindicatos, lo que se demanda es un Gobierno en colación de corte progresista.

CC.OO. argumenta además que "son las formaciones con representación parlamentaria las verdaderas protagonistas del actual tiempo político y es a ellas a las que corresponde despejar cuanto antes los obstáculos para alcanzar un acuerdo de Gobierno que permita hacer frente a la difícil situación económica y social por la que atraviesa España".