CEOE dice que la economía encara 2014 con optimismo, aunque aún en crisis

La CEOE considera que la economía española encara 2014 con "algo de optimismo" porque será el año en el que la recuperación de la actividad se consolidará y el empleo comenzará a crecer, si bien recalca que todo ello no supondrá que "la crisis se haya superado".

En un informe sobre el panorama general realizado por su servicio de estudios, la CEOE explica que la economía cerró 2013 con una caída anual del 1,2%, teniendo en cuenta los datos avanzados ayer por el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, que arrojaban un aumento 0,3% del PIB en el tercer trimestre.

La patronal indica que la mejora de los índices de confianza en la industria y servicios, el "leve" repunte del consumo de las familias, el freno de la caída e la construcción y el agotamiento en la destrucción de empleo han marcado en 2013 un "cambio de tendencia, que espera que se mantenga en 2014".

No obstante, el informe de la patronal advierte de que "la situación todavía es compleja", y enumera algunos factores que "limitarán el crecimiento a medio plazo y harán a la economía española más vulnerable" ante las "incertidumbres".

LA TASA DE PARO NO BAJARÁ DEL 20%

Entre los principales obstáculos, destaca "la elevada tasa de paro, que no bajará del 20% ni en el corto ni en el medio plazo", la restricción del crédito a familias y empresas y que "seguirá en 2014", y el esfuerzo de consolidación fiscal del sector público.

Pese a todo, el informe de la patronal añade que la economía española está creando empleo con tasas de crecimiento "más reducidas, algo que podría confirmarse en los próximos meses".

La CEOE basa esta afirmación en los últimos datos de afiliados a la Seguridad Social de diciembre, que arrojan un aumento de cotizantes en el último trimestre de 2013, si se tienen en cuenta los datos corregidos de variaciones estacionales.

Añade que en 2013 la ganancia de competitividad se ha realizado vía costes laborales, pero que en 2014 se unirá la de los precios de exportación y la de los precios de consumo, por el diferencial negativo de la inflación española respecto a la europea.

En el ámbito empresarial, las compañías han sufrido en 2013 el descenso del crédito y la demora de los pagos del sector público, a lo que sumarán en 2014 un aumento de impuestos, lo que "dificultará" los nuevos proyectos e, incluso, pondrá en peligro la supervivencia de algunas empresas.

No obstante, la patronal opina que "el proceso de reformas debe continuar" en 2014 y, entre ellas, espera que el Gobierno finalice la reestructuración del sector financiero, ponga en marcha la reforma del sector público, avance con la reforma energética e implemente la del Mercado Único español.

EL PANEL DE FUNCAS MEJORA UNA DÉCIMA LA PREVISIÓN DE CRECIMIENTO DEL PIB EN 2014, HASTA EL 0,9%

El consenso de los analistas que integran el panel de previsiones que realiza la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) ha mejorado una décima porcentual sus previsiones para la economía española, que a su juicio crecerá un 0,9% en 2014. Esta mejora de la estimación supone que la economía española registrará un aumento superior al estimado por el Gobierno, que es del 0,7%.

Desde Funcas subrayaron que esta mejora se explica por la "mayor pujanza" del consumo privado, que avanzará un 0,6%, y por el "mejor comportamiento" del consumo público y la inversión en bienes de equipo.

Los expertos también han revisado al alza sus estimaciones para 2013 y creen que en el año que acaba de finalizar la economía retrocedió un 1,2%, una décima menos de lo estimado.

Para 2014 se espera una mejor evolución tanto del empleo como del paro. Por lo que se refiere a la ocupación, la estimación es que se mantendrá sin variaciones, frente a la caída del 0,2% estimada en las anteriores previsiones.

También mejora dos décimas la previsión respecto a la tasa de desempleo, que pasará del 26,4% en 2013 al 25,6% en 2014.

Por su parte, el consenso de los analistas estima que el déficit público en 2013 se situó en el 6,7% del PIB, dos décimas por encima del límite establecido por la Comisión Europea.

De cara a este 2014, la previsión se mantiene en el 5,9% del PIB, una décima superior al objetivo del ejercicio.

ESADE PREVÉ QUE LA ECONOMÍA CREZCA ENTRE UN 0,5 Y UN 1% EN 2014

Un informe económico elaborado por Esade prevé que la economía española crezca en 2014 entre un 0,5% y un 1%, frente a la previsión oficial del Gobierno que sitúa el crecimiento del PIB en el 0,7%.

Según el informe presentado este martes, aunque la economía crecerá a lo largo de este ejercicio, el avance será "aún muy modesto", al que contribuirán el sector exterior y algunos aspectos de la reforma laboral. No obstante, el informe advierte que el proceso de recuperación de la economía seguirá siendo "lento y costoso".

Con respecto a la evolución del empleo, Esade considera que la tasa de paro difícilmente bajará del 27%, mientras que el Gobierno de Mariano Rajoy estima que podría incluso bajar del 25% ya en 2014.

Una de las claves para la escuela de negocios será el comportamiento del sector exterior, si bien es "imprescindible" mejorar la demanda interna para lograr una recuperación "más sólida".

Los autores del estudio consideran clave recuperar las condiciones para garantizar una evolución positiva del consumo de las familias y de la inversión empresarial. "Para lo primero, se debe aumentar el acceso al crédito, reducir la tasa de paro y mejorar las expectativas.

Para que se incremente la inversión debe aumentar también la inversión en bienes de equipo y detenerse la caída de la inversión en la construcción", subraya el informe.

Esade señala también la importancia de la devaluación interna de los precios y los salarios. Así, según Esade, la economía española está recuperando "parte de la competitividad perdida en los años anteriores a la crisis".

"El descenso de los salarios muestra que estos se han vuelto sensibles a la evolución del ciclo económico, lo cual es de suma importancia para posibilitar una recuperación económica menos lenta", sostiene la escuela de negocios.

Con respecto a la reforma laboral, el informe reconoce los efectos dolorosos de esta legislación, pero considera que ya está teniendo consecuencias positivas. La contención o reducción de los salarios en momentos de recesión es imprescindible para que las empresas no realicen todo el ajuste mediante la reducción del número de personas empleadas, con el consiguiente aumento del paro, puntualiza el informe.