La CEOE confía en que el Gobierno hará la reforma laboral que necesitan las empresas

La CEOE confía en que el Gobierno hará la reforma laboral que necesitan las empresas

El Gobierno aprobará sus primeras medidas en el Consejo de Ministros del próximo viernes. Allí, el Ejecutivo de Mariano Rajoy adoptará su plan para cuadrar las cuentas. Otra de sus prioridades, es la reforma laboral para crear empleo que, en estos momentos, negocian empresarios y sindicatos. El tiempo se acaba. Empresarios y sindicatos tienen hasta el 6 de enero para pactar una reforma laboral. Si no hay acuerdo habrá reforma laboral en el primer trimestre del 2012.

Nadie quiere hablar de líneas rojas tras más de dos años de negociaciones ven más cerca el acuerdo pero se mantienen aún diferencias sobre todo en materia de contratación. La CEOE apuesta por un contrato único con 20 días de indemnización por año trabajado y un máximo de 12 meses frente a los 43 actuales, como reconocía en declaraciones a Telemadrid, Arturo Fernández, vicepresidente de la patronal. Arturo Fernández, ha asegurado que con la "rigidez" que presenta actualmente el mercado laboral español las empresas "no contratan con 45 días de indemnización por despido" Fernández insistió en su propuesta de un contrato único con una indemnización de 20 días por año, con un máximo de doce meses, y de "otra serie de contrataciones para jóvenes", que no concretó. Según dijo, el contrato único que persiguen los empresarios es "un gran contrato", por lo que instó a los sindicatos a "reconsiderarlo".

Propuestas que los sindicatos rechazan. En el mismo programa, el secretario general de UGT Madrid, José Ricardo Martínez, ha corroborado que existe voluntad de acuerdo por parte de los sindicatos, como cree que demuestra el hecho de que no se hayan planteado "líneas" rojas en las negociaciones.

Sobre la mesa también está la reforma de la negociación colectiva: la patronal quiere que prevalezca el convenio de empresa frente al sectorial.

Más acuerdo hay en fomentar los sistemas extrajudiciales de conflictos acudiendo antes a la mediaciòn que a los tribunales, trasladar los puentes a los lunes o reducir el absentismo que según la patronal afecta a diario a 1.200.000 trabajadores.

Reducir el elevado paro es la máxima prioridad del gobierno de Mariano Rajoy. La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, se mostró este pasado viernes convencida de que el Gobierno llegará a un acuerdo con los agentes sociales para reformar el mercado laboral porque todos ellos tienen "voluntad" de buscar las mejores soluciones.

De aquí al viernes, los ministros de Mariano Rajoy tienen que diseñar un plan de recortes de cerca de 16.500 millones de euros para conseguir que el déficit público no supere el 4,4%. Ministerios como Fomento podrían ser los más perjudicados por la austeridad. Los sueldos de los funcionarios probablemente se congelarán .El único aumento de gasto irá destinado a actualizar la partida de las pensiones. Todo lo demás será puesto en revisión, según señaló el propio Rajoy en el discurso de investidura.