Bruselas propone un plan para reducir la dependencia del gas ruso y conectar España

Miguel Arias Cañete
Miguel Arias Cañete |Telemadrid

La Comisión Europea (CE) presentó una amplia estrategia energética dirigida a reducir la dependencia de las importaciones rusas y acabar con el aislamiento de regiones como la Península Ibérica del resto del mercado europeo a través del desarrollo de interconexiones.

La Comisión Europea propone diversificar las fuentes de suministro hacia países como Argelia, Turquía, Azerbaiyán o Turkmenistán y pide a países como España y Francia que impulsen su cooperación regional, dentro de su estrategia para crear una verdadera "Unión Energética" en los próximos cinco años. "

En este momento es una prioridad absoluta reducir la dependencia de proveedores únicos, de rutas únicas y de fuentes de energía únicas", señaló el comisario europeo de Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, en la rueda de prensa de presentación del programa de trabajo.

"Incrementar la relación entre distintos proveedores como Argelia, Turquía y con el sur del Mediterráneo vía España con la red central europea adquiere una dimensión de seguridad energética importante", continuó, al tiempo que recalcó que "la interconexión es fundamental para el funcionamiento del mercado energético".

Cañete apeló al "espíritu de colaboración" que existe entre España y Francia y recordó que acaba de inaugurarse el cable de alta tensión entre la localidad española de Santa-Llogaiga y la francesa de Baixàs a través de los Pirineos, que elevará el nivel de interconexión de España hasta el 4,4%.

Agregó que la Comisión Europea apoya los estudios técnicos sobre la viabilidad del cable submarino entre el País Vasco y Aquitania (Francia) a través del Golfo de Vizcaya y recordó que los líderes de España, Francia y Portugal celebrarán una cumbre el próximo 4 de marzo para hablar precisamente sobre cómo impulsar las interconexiones.

"La Comisión Europea va a apoyar todos estos esfuerzos para realizar todas estas interconexiones", aseguró Arias Cañete. Dijo que confía en que si también se desarrollan las interconexiones pirenaicas -para conectar Navarra-Burdeos, Sabiñánigo-Marsillon y Monzón-Cazaril-, la Península Ibérica puede llegar al objetivo del 10 % de interconexiones que se ha marcado la UE para 2020.

El vicepresidente de la Comisión Europea para la Unión Energética, Maros Sefcovic, aseguró que la CE trabajará "sin descanso" en la diversificación de fuentes y suministradores, así como para acelerar proyectos de infraestructuras considerados "críticos".