La Bolsa se desploma el 2,35% tras rebajar el BCE sus previsiones

Bolsa de Madrid
Bolsa de Madrid. |Telemadrid

La Bolsa se ha desplomado el 2,35% -la mayor caída desde el 15 de octubre- y ha perdido los 10.700 puntos, después de que el BCE haya rebajado las previsiones de crecimiento de la zona euro, y no haya concretado el programa de compra de deuda, entre ella, la soberana.

Con la prima de riesgo al alza y el rendimiento del bono español más lejos de mínimos, el principal selectivo español, el IBEX 35, ha perdido 256 puntos, el 2,35%, hasta los 10.619,90 puntos, con lo que las ganancias anuales bajan al 7,09%.

La Bolsa española ha sido uno de los mercados europeos que más ha perdido en la sesión, a pesar de que en la apertura se decantaba por las ganancias, con los inversores expectantes antes de la reunión del BCE, en la que se esperaba el anuncio de nuevas medidas de estímulo económico.

En ese momento, la prima de riesgo española se mantenía por debajo de los 110 puntos básicos y el rendimiento del bono nacional cerca de mínimos históricos. Incluso, el Tesoro Público español colocó 3.510 millones de euros en deuda a largo plazo, con notables rebajas en el interés a todos los plazos. En esta subasta, España ha logrado por primera vez desde que existen registros, colocar deuda a diez años por debajo del 2%.

A pesar de todo ello, a mediodía, el IBEX 35 moderaba su ganancia, y poco después, tras la rueda de prensa del presidente del BCE, Mario Draghí, se daba la vuelta y entraba en pérdidas.

El BCE, que mantendrá los tipos de interés de la zona euro en el mínimo histórico del 0,05%, ha rebajado drásticamente las previsiones de crecimiento de la zona euro para 2014, hasta el 0,8%, y seis décimas para 2015, hasta el 1%.

Este recorte de las previsiones hacía considerar al BCE "de forma unánime", que es el momento de "preparar los aspectos técnicos de nuevas medidas de estímulo monetario", que de ser necesarias se pondrían en marcha en el primer trimestre de 2015.

No obstante, el presidente del BCE no hizo referencia a la compra de deuda soberana europea, un plan de estímulo que los analistas esperaban que concretase hoy, pero al que se opone Alemania.

En este sentido, Draghí recordó que el BCE no necesita decidir por unanimidad para poner en marcha programas de ayuda, aunque cada decisión debe adoptarse dentro de los parámetros que marca el tratado que define las funciones del organismo.

Tras estas palabras de Draghí, la bolsa española cambiaba drásticamente de rumbo, y llegaba a caer por debajo de los 10.600 puntos. De la misma manera, en Europa, Milán se ha desplomado el 2,77%; París, el 1,55%; Londres, el 0,55% y Fráncfort, el 1,21%.

Dentro de la Bolsa española, todos los grandes valores del IBEX 35 han cerrado en pérdidas; BBVA 3,38%; Santander 3,19%; Inditex 2,23%; Repsol 1,70%; Telefónica 1,60%, e Iberdrola 0,31%.

OHL ha destacado al bajar el 6,88% -tras los rumores del mercado sobre que realizará ventas parciales en México-, seguido de Bankia, que ha perdido el 5,99%, después de que un informe de dos peritos de Banco de España asegurase que las cuentas del grupo del 2011, el último completo de Rodrigo Rato, en la presidencia del grupo, y las reformuladas por su sucesor, José Ignacio Goirigolzarri, no reflejaban "la imagen fiel de estas entidades".

En el lado de las ganancias tan sólo se han situado Abengoa, que se revalorizaba el 5,98%; FCC, el 3,30% y Mediaset, el 0,34%.

En el mercado continuo, ha encabezado las pérdidas Inypsa, con una caída del 9,09%, mientras que Abengoa A ha sido la que más ha subido, el 6,98%. En la sesión de hoy, en la que el euro cotiza a 1,243 dólares, la Bolsa española ha negociado más de 4.100 millones de euros.