El Banco Sabadell gana 653,8 millones hasta septiembre, un 1,1% más

El Banco Sabadell presenta por primera vez en Madrid los resultados económicos del tercer trimestre de 2017, después de que la entidad haya decidido trasladar fuera de Cataluña su sede social y fiscal por la situación política.

Banco Sabadell ha alcanzado en los nueve primeros meses del año un beneficio neto de 653,8 millones de euros, lo que supone un 1,1 % más que en el mismo período de 2016, un incremento que alcanza el 4,2 % si se tiene en cuenta la variación a tipo constante.

SALIDA DE DEPÓSITOS

El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, afirmó este viernes que hubo salidas de depósitos y "parón" en la actividad de la entidad por la tensión política en Cataluña, aunque la situación se revirtió desde la decisión del traslado de la sede y ya se "ha normalizado". En la rueda de prensa de presentación de los resultados trimestrales del banco, Guardiola reconoció que tras la jornada del referéndum ilegal de independencia del 1-O "hubo inquietud" entre accionistas y depositantes.

"Después de los hechos y circunstancias políticas, hubo inquietud, preguntas y preocupación en accionistas y depositantes y eso condujo a movimientos de depósitos", señaló. Estos movimientos, explicó, se produjeron tanto de Cataluña a cuentas fuera de la región y también salidas a otras entidades. "Ese movimiento se revirtió totalmente desde que el banco anunció el cambio de sede social" a Alicante, dijo.

"Se frenó y se ha ido revertiendo la tendencia", subrayó el consejero delegado del Sabadell, quien agregó que la perspectiva es de crecimiento de depósitos a final de año. "La situación se ha normalizado totalmente", agregó. El consejero delegado comentó que se trasladó a los clientes que el "riesgo era cero pelotero", pero que "no había ningún problema en abrirles una cuenta donde quisieran para dormir tranquilos".

PARÓN DE ACTIVIDAD

Además, reconoció que "hubo un parón de actividad muy claro la primera semana" de octubre y "la segunda también", para indicar que "la tercera en términos de ventas de banco, lo que es contratación de todo tipo de productos, se normalizó". En cuanto a la pérdida de clientes, indicó que "no ha habido cambios materiales", para exponer que todos aquellos clientes que movieron fondos, en parte "significativa" se ha revertido. "El neto no dejaron de ser clientes y se mantiene", comentó, para añadir que el "proceso de atención comercial para tratar de revertir el 100% de la situación".

Preguntado por el impacto de la deriva independentista en el PIB y en los planes del grupo, señaló que "tenemos que esperar un poco, después de este octubre tan movido" hay que "ver el efecto sobre la economía española en su conjunto y sobre la catalana". Luego, agregó, "veremos los ajustes que sean necesarios" desde la gestión de los riesgos y comercial.

En este sentido, recordó que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) apuntó que el impacto en el PIB por la crisis catalana oscilaría entre tres décimas y 1,2 puntos, para señalar que el banco cree que estará en la banda baja aunque si la situación se prologa "sería superior". "Hay una preocupación sobre el comportamiento de la economía, que nos va a llevar a hacer nuestras previsiones en términos de crecimiento y riesgo, aunque todavía es prematuro", aseveró.

TRASLADO DE SEDE SIN MARCHA ATRÁS

Sobre el traslado de la sede, quiso dejar claro que fue una decisión empresarial que se enmarca en un plan que el banco tenía "perfectamente" diseñado. Por tanto, "no ha resultado de la presión de nadie".

Respecto a las caídas que ha tenido la acción del banco en las últimas semanas, el consejero delegado del Sabadell aseguró que se debe a "eventos políticos" y no con la situación de la entidad o con sus resultados.

Preguntado por las próximas decisiones políticas, tanto en el Parlamento catalán como en el español, Guardiola destacó la necesidad de un "marco de legalidad estable". Así, apeló a la "defensa de la legalidad y la fortaleza de las instituciones" y se mostró confiado en que "se reduzca la incertidumbre".

EL GABINETE DE PRESIDENCIA A MADRID

El Banco Sabadell trasladará el gabinete de presidencia y la secretaría general de la entidad de Madrid, según ha informado el consejero delegado del banco, Jaime Guardiola, durante la presentación de los resultados del tercer trimestre del ejercicio. Así lo ha acordado el consejo de administración de Sabadell en la reunión celebrada el jueves en Alicante, nueva sede social de la entidad una vez que el banco decidió trasladar su domicilio fuera de Cataluña ante la incertidumbre política y económica que ha desatado el proceso independentista en la región.

ALICANTE, "SEDE INDEFINIDA"

Josep Oliu, presidente del Banco Sabadell, aseguró ayer que el traslado del domicilio social de la entidad desde Cataluña a la ciudad de Alicante ha sido una decisión "muy meditada" y que "no tiene fecha de caducidad en absoluto". En atención a los medios, antes de almorzar junto al 'president' de la Generalitat Ximo Puig, y sin hacer referencias expresas al proceso político en Cataluña, Josep Oliu ha afirmado que cuando se da "un paso así, es indefinido" y que la celebración, este jueves, del primer Consejo de Administración de la entidad en Alicante es, por tanto, una "fecha histórica".

Oliu ha recordado que la sede se mantenía desde 1881 en la ciudad catalana y ahora "por diferentes circunstancias", cuando se optó por cambiar la sede social se eligió Alicante porque es donde la entidad tiene una "cuota de mercado más alta". Banco Sabadell fue la entidad que se quedó con la antigua CAM -Caja Mediterraneo-. "La provincia de Alicante es donde tiene la más alta cuota de mercado. No hay ninguna provincia catalana, ni incluso Asturias donde es el primer banco, que tenga la cuota de mercado que hay aquí en empresas y particulares", ha reconocido Oliu, que ha cifrado esa cuota, según segmentos, en hasta el 20 por ciento.

"Es donde tenemos un importante centro corporativo, es donde tenemos nuestro centro de datos y donde tenemos Solvia y una parte importante de nuestro centro corporativo", ha continuado el presidente del Sabadell, quien ha reconocido que "a la hora de decidir se eligió Alicante ante otras alternativas".

PREVISIÓN DE BENEFICIOS PARA CERRAR EL AÑO

La entidad, que recientemente ha trasladado su sede social y fiscal a Alicante por la situación política en Cataluña, mantiene su previsión de cerrar el año con un beneficio de 800 millones de euros. El Sabadell logró hasta septiembre un margen de intereses de 2.877,8 millones de euros, en línea con el año anterior, mientras que el margen bruto se situó en 4.583 millones, un 7,3 % más. El margen antes de dotaciones, por su parte, creció un 12,1 %, hasta 2.237,7 millones.

Las dotaciones para insolvencias y otros deterioros ascienden a 1.967,8 millones, frente a los 1.113,5 millones de septiembre de 2016. En este período, el grupo que preside Josep Oliu sumó unos activos totales de 211.076 millones de euros, un 6,2 % interanual más, en tanto que la inversión crediticia bruta de clientes aumentó un 1,2 %, hasta 146.054 millones.

Los recursos de clientes en balance aumentaron un 3,1 % y totalizaron 131.295 millones, tras registrar un crecimiento tanto de las cuentas a la vista como de los recursos fuera de balance, impulsados por el aumento de los fondos de inversión.

Por su parte, el patrimonio en fondos de inversión se situó a cierre de septiembre en 26.920 millones, lo que representa un incremento del 21,2 % interanual. También creció un 1,2 % la inversión crediticia bruta de clientes, hasta 146.054 millones, y se mejoró la ratio de cobertura de activos problemáticos (52,8 %), dudosos (51,4 %) y de adjudicados (54,2 %).

La ratio de morosidad continúa reduciéndose y se sitúa a septiembre en el 5,4 %, frente al 5,62 % del cierre de junio en términos comparables.

La actividad comercial del Sabadell ha mantenido un ritmo intenso en los nueve primeros meses del año, lo que se ha traducido en la captación de 405.496 clientes hasta septiembre, sin tener en cuenta la integración del banco británico TSB.