El Banco Central Europeo mantiene los tipos en el mínimo histórico del 0,25%

Draghi comparece este martes en el Congreso a puerta cerrada
Draghi comparece este martes en el Congreso a puerta cerrada |Telemadrid

El Banco Central Europeo (BCE) mantiene los tipos de interés en la zona del euro en el mínimo histórico del 0,25%, como preveían los mercados, pese a la caída de la inflación.

La institución informó en Fráncfort de que también dejó la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos durante un día, en el 0,75%. Asimismo, mantuvo la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 0%.

La inflación interanual en la zona del euro bajó en diciembre una décima y se situó en el 0,8%. La tasa se aleja mucho del objetivo del BCE, que es mantenerla cercana pero siempre por debajo del 2% para lograr la estabilidad de precios.

Algunos analistas consideran que un nuevo recorte del precio del dinero en la zona del euro apenas ayudaría a reactivar la economía en los países donde los bancos no dan créditos a las empresas y los hogares.

El Banco de Inglaterra mantuvo también los tipos de interés en el Reino Unido, en el mínimo histórico del 0,5%, y tampoco modificó su programa de compra de activos para reactivar el mercado crediticio.

DRAGHI NO VE RIESGO DE DEFLACIÓN EN LA EUROZONA

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha subrayado este jueves que no aprecia riesgos de que la eurozona registre un periodo de deflación similar al sufrido por Japón en los años 90, aunque ha advertido de que aún es "prematuro" proclamar el final de las dificultades en la zona euro.

"Podemos experimentar un periodo prolongado de baja inflación", dijo Draghi en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que mantuvo estables los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,25%.

No obstante, el banquero italiano subrayó que los miembros del BCE "no aprecian riesgo de deflación al estilo de lo sucedido en Japón en los 90" y defendió que, a diferencia de lo acontecido en el país nipón, en la zona euro las perspectivas de inflación a medio y largo plazo se encuentran firmemente ancladas de acuerdo con la definición de estabilidad de precios del BCE.

En este sentido, el presidente del instituto emisor señaló que la caída de la inflación registrada en diciembre obedeció a factores "estacionales" que distorsionaron el dato final, que se situó en el 0,8%, una décima por debajo de la lectura de noviembre. "Quiero decir con absoluta claridad que el BCE defenderá la estabilidad de precios en ambas direcciones", declaró el máximo responsable de la política monetaria de la zona euro.

Por otro lado, el presidente del BCE ha expresado la firme determinación de la entidad de mantener la postura acomodaticia de su política monetaria y su disposición para actuar si fuera necesario "dentro de los límites del Tratado".

"El BCE está listo para tomar en consideración todos los instrumentos disponibles y adoptar más acciones decisivas si fuera necesario", aseguró el banquero italiano, quien reforzó el tono de la orientación sobre la postura del BCE, reiterando que la institución mantendrá los tipos de interés al actual mínimo histórico "o incluso por debajo" durante un periodo prolongado.

En este sentido, 'Supermario' concretó que la institución podría decidirse a actuar en caso de detectar un recrudecimiento de las tensiones en los mercados monetarios, así como un deterioro de las perspectivas de inflación. "El BCE está listo para actuar dentro de los límites del Tratado", indicó el banquero italiano sin concretar los detalles de los instrumentos que mantiene en cartera la institución.