El Banco Central Europeo rechaza intervenir como pide España

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha rechazado este jueves intervenir en los mercados para contener la crisis de deuda como reclama el Gobierno español y ha reclamado en su lugar a los líderes europeos que creen una "unión bancaria" por considerar que ello contribuirá a estabilizar la situación y reducir la prima de riesgo.

CRITICA LA GESTIÓN EN EL CASO DE BANKIA

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha criticado hoy la gestión de España en el caso de Bankia, y ha rechazado una intervención de la entidad en el mercado, al tiempo que ha abogado por una "unión bancaria" como salvavidas para el euro y su maltrecho sistema financiero.

Draghi ha dicho ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo que se ha subestimado inicialmente el problema, como ha pasado también en otros casos anteriormente, como el rescate multimillonario del banco francobelga Dexia.

"Lo que muestra el caso de Dexia y el de Bankia también es que, mirando atrás, cuando nos enfrentamos a necesidades dramáticas de recapitalización la reacción de los supervisores de los gobiernos es subestimar la importancia del problema, después presentar una primera evaluación, después una segunda, una tercera, una cuarta", afirmó Draghi, quien subrayó que "todos los países han hecho exactamente lo mismo" antes de reconocer la magnitud del rescate.

"Esa es la peor manera posible de hacer las cosas, porque al final todo el mundo acaba haciendo lo correcto pero al máximo coste y precio posible", lamentó.

Por eso urgió a todos los gobiernos a tener esto en mente.

"Es mejor equivocarse por excederse al principio que por poner demasiado poco. Es mejor equivocarse en lo alto de la horquilla y excederse en transparencia que quedarse corto y tener que descubrirlo después de manera dolorosa", insistió.

EL PAPEL DEL BCE

"¿Puede el BCE llenar el vacío de la falta de acción de los Gobiernos en el frente presupuestario? La respuesta es no, no es nuestra obligación, no está en nuestro mandato. "¿Puede el BCE llenar el vacío de la falta de acción de los Gobiernos en el frente estructural? De nuevo la respuesta es no, las reformas estructurales no tienen mucho que ver con la política monetaria", ha dicho Draghi en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara.

"¿Puede el BCE llenar el vacío dejado por la falta de gobernanza en la eurozona? Y la respuesta es no", ha resaltado el presidente de la autoridad monetaria.

Draghi respondía así a una interpelación planteada por el eurodiputado del PP, Pablo Zalba, que se quejaba de que "los mercados están castigando exageradamente y de manera injustificada a algunos países que son solventes y están actuando con responsabilidad y con decisiones políticas acertadas".

"No se justifica que la prima de riesgo de España ha alcanzado un récord histórico en momentos en que el Gobierno de España está firmemente comprometido con la consolidación fiscal", ha lamentado Zalba, que se ha preguntado si lo que castigan los mercados es "la falta de acción y compromiso en la zona euro en defender su moneda y defender a sus miembros".

El presidente del BCE le ha respondido que, debido al aumento "dramático" de la aversión al riesgo, los mercados piden ahora una "acción mucho más radical a los Gobiernos" en materia fiscal y de reformas.

Además, Draghi cree que la mejor receta para estabilizar la situación no es la intervención del BCE sino que que los líderes europeos aclaren su visión sobre cómo será el euro en unos años y fijen el calendario y las condiciones que deben cumplirse para alcanzar ese horizonte, siguiendo el ejemplo de lo que se hizo para crear la moneda única.

"Esta es la contribución más importante al crecimiento que nuestros líderes pueden hacer y esta es la contribución que se traducirá en una reducción de las primas de riesgo de la deuda soberana y en una reducción de la aversión al riesgo", ha sostenido Draghi.

En su opinión, el primer paso debe ser crear una "unión bancaria" con tres pilares: la creación de un sistema europeo de garantía de depósitos, la puesta en marcha de un fondo de resolución para liquidar las entidades sistémicas y una mayor centralización de la supervisión bancaria.

BRUSELAS URGE A ESPAÑA A PRESENTAR EL PLAN DE RECAPITALZIACIÓN

El portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios de la Comisión Europea, Amadeu Altafaj, ha apremiado este jueves al Gobierno español para que presente ante Bruselas el plan de recapitalización de Bankia a fin de eliminar las incertidumbres que hay en torno a esta cuestión y que están "lastrando" la confianza en los mercados. "Lo que no se puede hacer es mantener esta incertidumbre. Nadie puede esperar que a la luz de estos resultados negativos de algunas entidades bancarias los mercados reaccionen con euforia. Por lo tanto cuanto antes se eliminen incertidumbres, mejor", ha señalado Altafaj en declaraciones a RNE .

El portavoz económico de la CE ha insistido en que el Gobierno español debe comunicar el plan de reestructuración de Bankia y qué opciones de recapitalización contempla. "Si se puede hacer a través de mecanismos de mercado o con una actuación del Gobierno español para conseguir fondos es mejor que recurrir a un rescate, que tiene connotaciones negativas", ha apuntado al respecto.En cuanto se le informe sobre dicho plan, Altafaj ha explicado que Bruselas lo estudiará y le dará el visto bueno en caso de que cumpla todos los requisitos "en términos de ayudas públicas".

En todo caso, el portavoz comunitario ha apuntado que lo único que ha hecho la Comisión es recordar a España que existen mecanismos de rescate para la banca, pero que cualquier actuación de este tipo "pasa por negociar un programa de rescate de la economía española, aunque fuera muy focalizado sobre un sector concreto".Sobre la posibilidad de que los países puedan acudir directamente al fondo de rescate europeo para inyectar dinero en sus bancos, Altafaj ha insistido en que la normativa actual sobre el fondo de rescate no lo permite y que los cambios sugeridos por Bruselas "en un documento de trabajo" son a futuro.

"Si avanzamos más hacia una unión bancaria, podría preverse este tipo de mecanismo, pero a día de hoy y en el caso español no es relevante (...) Más adelante se podría abordar esta discusión", ha precisado. El portavoz comunitario ha subrayado que no se trata de que este planteamiento de permitir la recapitalización directa de los bancos haya chocado contra "el muro de Berlín", sino de que ahora se está en el proceso de ratificación del Tratado del mecanismo europeo de estabilidad, lo que llevará su tiempo.

"LAS COSAS NO SE HABIAN HECHO, PESE A QUE HABIA SOSPECHAS"

Preguntado por si el Gobierno español está haciendo sus deberes en torno al sector financiero, Altafaj ha indicado que por lo menos se están haciendo cosas pues, a pesar de que había "muchas sospechas" sobre algunas entidades, no se habían hecho hasta ahora.

"Se sospechaba desde hacía tiempo que la situación de algunas entidades bancarias era precaria, pero es bueno conocer el diagnóstico exacto de estas fragilidades y luego acometer las reformas necesarias", ha asegurado.

El portavoz comunitario de Asuntos Económicos ha insistido en que lo primero es conocer el alcance de las debilidades del sistema financiero español y a partir de ahí disipar todas las dudas y reestructurarlo.

Altafaj ha reconocido que el Gobierno español está demostrando "determinación" en acometer esta reforma y ha considerado que eso es bueno para despejar "la incertidumbre y el nerviosismo" en los mercados, causa a su vez de que la prima de riesgo española esté en niveles próximos a los 540 puntos básicos.