El BCE mantiene los tipos de interés y la duración de su plan de compras

EL BCE comenzará a comprar deuda corporativa el 8 de junio
BCE |Archivo

El Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido el tipo de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de la facilidad de depósito continuará en el -0,40% y la de la facilidad de préstamo en el 0,25%, según informó la entidad. Asimismo, la institución ha indicado que su programa de compra de activos por importe de 80.000 millones de euros al mes seguirá hasta final de marzo de 2017 o más allá si fuera necesario.

"En relación con las medidas de política monetaria no convencionales, el Consejo de Gobierno confirma que las compras mensuales de activos por valor de 80.000 millones de euros continuarán hasta el final de marzo de 2017, o hasta una fecha posterior si fuera necesario, y en todo caso, hasta que observe un ajuste sostenido de la senda de inflación que sea compatible con su objetivo de inflación", explicó el BCE.

LIGERA REVISIÓN AL ALZA

El Banco Central Europeo (BCE) prevé ahora un crecimiento del 1,7 % este año, lo que supone una pequeña revisión al alza respecto al 1,6 % pronosticado en junio, y del 1,6 % para 2017 y 2018, una décima menos que en junio, dijo hoy su presidente, Mario Draghi, en rueda de prensa.

Los expertos del BCE prevén ahora una inflación del 0,2 % este año, del 1,2 % en 2017 % y del 1,6 % en 2018, prácticamente igual que en las proyecciones anteriores.

El presidente del BCE, Mario Draghi explicó que el consejo de gobierno discutió los datos económicos disponibles desde la reunión anterior de julio y también las nuevas proyecciones macroeconómicas, pero que no debatieron ampliar las medidas de estímulo monetario. El banquero italiano consideró que el programa de compras de deuda pública y privada "funciona y deberíamos centrarnos en su implementación".

"Aunque la evidencia disponible sugiere hasta ahora resistencia de la economía de la zona del euro a la incertidumbre política y económica global que continúa, nuestro escenario base está sujeto a riesgos a la baja" relacionados con "el entorno exterior", según Draghi. El presidente del BCE añadió que no se han producido cambios suficientemente significativos como para actuar, pero manifestó su disposición a hacerlo en caso necesario.

Draghi defendió el bajo nivel de los tipos de interés, que es necesario para impulsar la recuperación económica, y consideró que la capacidad de crear préstamos no está influida por las bajas tasas de interés. "Los tipos de interés tienen que ser bajos hoy para ser más altos en el futuro", dijo.

"Nuestras amplias medidas de política monetaria continúan asegurando un apoyo a las condiciones de financiación" y apoyan la recuperación económica de la zona del euro, según Draghi.

El BCE prevé que la recuperación económica será "moderada", pero continua. Estará apoyada por la demanda interna, las condiciones de financiación favorables y la mejora de la rentabilidad de las empresas, que impulsarán la recuperación de la inversión. Pero la recuperación se verá lastrada por una demanda externa contenida, en parte por la incertidumbre tras el voto del "brexit" en el Reino Unido, apostilló Draghi.