El BCE limita la subida de la bolsa española en esta sesión al 0,29 %

Carrusel Bolsa
Carrusel Bolsa |Carrusel Bolsa

La falta de claridad del Banco Central Europeo (BCE) respecto a la política monetaria que aplicará a corto plazo ha limitado hoy las ganancias de la bolsa española, que ha subido el 0,29 por ciento.

Con la prima de riesgo en 417 puntos básicos, el índice de referencia de la bolsa española, el IBEX 35, ha avanzado 20 puntos, el 0,29 por ciento, hasta 6.851,90 puntos. Las pérdidas anuales quedan en el 20,01 por ciento.

Del resto de las plazas europeas sólo subió Londres, el 0,15 por ciento, en tanto que Milán perdió el 0,67 por ciento; Fráncfort, el 0,24 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 0,14 por ciento, y París, el 0,09 por ciento.

La bolsa española iniciaba la jornada con ganancias moderadas que se apoyaban en el resultado neutro de Wall Street en la víspera y que ignoraban la reunión del Ecofín -reunión de los ministros de Economía de la UE-, que acababa sin medidas precisas sobre los requerimientos de capital que se exigirán a la banca.

El mercado nacional, que aprovechaba el avance de las plazas europeas, se aproximaba a 6.900 puntos mientras esperaba a conocer la resolución de la subasta de bonos a tres y cinco años en España.

Aunque estos títulos se colocaron más caros, mejoró la situación en el mercado de deuda, lo que permitió el avance de la bolsa, que poco después rozaba el nivel de 7.000 puntos con una subida superior al 2 por ciento.

El crecimiento del 0,5 por ciento de los precios de la producción industrial en la zona euro en marzo y otra subasta de deuda, en este caso francesa, mantenían al parqué nacional cerca de la citada cota.

Las ganancias empezaron a menguar cuando se conoció el mantenimiento de los tipos de interés en el 1 por ciento en la eurozona, lo que quedó compensado poco después por el descenso de las solicitudes semanales de subsidios de desempleo en los Estados Unidos, que bajaron de 392.000 a 365.000.

La negativa del Banco Central Europeo (BCE) a aclarar su postura sobre los tipos de interés y nuevas medidas de expansión monetaria para fomentar el crecimiento económico cercenó la subida de la bolsa, que pasó de cerca de 7.000 puntos a los niveles de cierre de la víspera. El euro bajaba a menos de 1,31 dólares.

Al final de la sesión, con la leve caída de Wall Street y las pérdidas de algunas plazas europeas, así como con el retroceso de la cotización del petróleo Brent, que bajaba a 116 dólares por barril después de que la OPEP dijera haber incrementado la producción, la bolsa rondó los precios del final de la sesión anterior pero consiguió acabar con ganancias a pesar de la caída de muchos bancos.

De los grandes valores subieron Repsol, el 0,98 por ciento, aunque bajó el precio del petróleo Brent a 116 dólares por barril; Iberdrola, el 0,88 por ciento; Banco Santander, el 0,35 por ciento, y Telefónica, el 0,14 por ciento. Bajó BBVA, el 1,07 por ciento.

El mayor avance del IBEX correspondió a Inditex, el 2,25 por ciento; ACS se revalorizó el 2,21 por ciento; Ferrovial, el 1,85 por ciento; Abertis, el 1,21 por ciento, y Técnicas Reunidas, el 1,14 por ciento.

Banco Popular encabezó las pérdidas con un descenso del 2,38 por ciento, en tanto que ArcelorMittal bajó el 1,98 por ciento; Caixabank, el 1,91 por ciento; Abengoa, el 1,74 por ciento, y Banco Sabadell, el 1,7 por ciento.

En el mercado continuo, lideró las ganancias Banco de Valencia al subir el 16,67 por ciento, mientras que Nicolás Correa comandó las pérdidas al caer el 7,51 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajaba seis centésimas y se situaba antes del cierre en el 5,76 por ciento, mientras que el rendimiento de los títulos germanos se mantenía en el 1,61 por ciento.

El efectivo negociado se ha situado en 2.548 millones de euros, de los que cerca de 800 fueron intermediados por inversores institucionales.