El BCE corta el crédito a la banca griega para forzar la prórroga del actual rescate

El Banco Central Europeo (BCE) informó hoy de que deja de aceptar los bonos emitidos o garantizados por Grecia en sus operaciones de refinanciación. El BCE añadió que los bancos griegos podrán acceder a la liquidez a través del Banco de Grecia, mediante el programa de provisión urgente de liquidez. La entidad monetaria europea dijo en un comunicado que "ha suspendido la renuncia de requerimientos mínimos de calificación de crédito para los instrumentos negociables emitidos o garantizados por la República Helénica", que son usados como garantía en las operaciones de política monetaria.

El euro ha caído con fuerza y se cambiaba a 1,1345 dólares, tras conocerse la decisión del BCE, frente a los 1,1426 dólares que se pagaban en las últimas horas de la negociación europea del mercado de divisas.El consejo de gobierno del BCE tomó la decisión en la reunión que mantuvo hoy en Fráncfort y después de que el presidente, Mario Draghi, se entrevistara con el nuevo ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis.

Draghi urgió a Grecia a comprometerse constructiva y rápidamente con el Eurogrupo, que son los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro, e insistió en que la entidad no puede reestructurar sus tenencias de deuda griega porque eso sería financiación estatal. "La suspensión está de acuerdo con las normas del Eurosistema existentes porque en este momento no es posible asumir una conclusión satisfactoria del programa en revisión", añadió el BCE en un comunicado.

La suspensión no tendrá impacto en el estatus de contrapartida de las instituciones financieras griegas en las operaciones de política monetaria. Los bancos griegos, que no tengan suficientes garantías, podrán satisfacer sus necesidades de liquidez a través del Banco de Grecia, mediante el programa de provisión urgente de liquidez.

Los bancos de la zona del euro pueden recibir crédito del BCE a través de las operaciones de política monetaria ordinarias pero también, de forma excepcional, a través de la provisión urgente de liquidez en caso de que tengan problemas temporales de liquidez.

La renuncia de requerimientos mínimos que estaba en vigor hasta hoy permitía a los bancos utilizar bonos griegos en las operaciones de política monetaria del BCE pese a que no cumplían los requerimientos mínimos de calificación de crédito porque Grecia se había acogido a un programa de rescate.

Como ahora no está claro si Grecia va a acogerse a un nuevo programa de rescate europeo, el BCE ha dejado de aceptar los bonos griegos como garantía en sus operaciones de refinanciación. Los instrumentos afectados dejarán de ser aceptados como avales el 11 de febrero, cuando vence la actual subasta semanal del BCE.

Los países de la zona del euro prevén celebrar el 11 de febrero una reunión extraordinaria del Eurogrupo sobre Grecia. El consejo de gobierno del BCE, máximo órgano ejecutivo de la entidad, tiene competencia para limitar las operaciones de provisión urgente de liquidez si considera que interfieren en los objetivos y tareas del Eurosistema.

EL GOBIERNO GRIEGO VE GARANTIZADA LA LIQUIDEZ PESE A DECISIÓN BCE SOBRE BONOS

El Gobierno griego aseguró hoy que la liquidez bancaria está garantizada pese a la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de dejar de aceptar los bonos griegos como garantía en sus operaciones de refinanciación.

El portavoz del Gobierno, Gavriil Sakelaridis, recalcó hoy que "no hay motivo de preocupación" y se trata de una "presión política" por parte del BCE dentro del proceso de negociación de Grecia con sus socios. "No chantajeamos pero tampoco dejamos que nos chantajeen", dijo Sakelaridis en declaraciones a la televisión privada "Mega".

El ministerio de Finanzas recalcó que la decisión del BCE no es producto de una "evolución negativa en el sector financiero" y se produce "después de dos días de estabilización sustancial". El ministerio subrayó que el sistema bancario se mantendrá adecuadamente capitalizado y completamente protegido a través del programa urgente de asistencia a la liquidez (ELA). "Esta decisión pone presión sobre el Eurogrupo para proceder rápidamente a la conclusión de un nuevo acuerdo que sea en beneficio mutuo para Grecia y sus socios", señaló el ministerio en un comunicado.

Añadió que el Gobierno "amplía a diario" el círculo de socios e instituciones con los que mantiene consultas y "permanece firme en su meta de aplicar el programa de salvación social, aprobado por el voto del pueblo griego".

La renuncia de requerimientos mínimos que estaba en vigor hasta ayer permitía a los bancos utilizar bonos griegos en las operaciones de política monetaria del BCE pese a que no cumplían los requerimientos mínimos de calificación de crédito porque Grecia se había acogido a un programa de rescate. Como ahora no está claro si Grecia va a acogerse a un nuevo programa de rescate europeo, el BCE ha dejado de aceptar los bonos griegos como garantía en sus operaciones de refinanciación.

TSIPRAS DICE QUE GRECIA ESPERA LAS PROPUESTAS DE LOS SOCIOS DE LA UE

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, afirmó hoy que en los últimos días el Gobierno griego ha presentado sus propuestas a sus socios de la Unión Europea (UE) y ahora "esperamos las de ellos".

"Esperamos con mucho interés las propuestas de Alemania. Hoy no hemos escuchado nada concreto", dijo Tsipras en la primera sesión del grupo parlamentario de Syriza, en un discurso que se producía poco después de la rueda de prensa en Berlín de los ministros de Finanzas de Alemania y Grecia, Wolfgang Schäuble y Yanis Varufakis.

VARUFAKIS QUIERE PROGRAMA PUENTE HASTA MAYO PARA BUSCAR SOLUCIÓN CONJUNTA

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, afirmó hoy en Berlín que su propuesta es lograr un "programa puente hasta finales de mayo" y, mientras tanto, consensuar "un nuevo contrato" entre Grecia y sus socios europeos que solucione "de una vez por todas" la crisis de su país.

Varufakis realizó estas declaraciones en la rueda de prensa conjunta que siguió a su encuentro en Berlín con su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, dentro de su gira europea, que en los últimos dos días le ha llevado a Roma, París, Fráncfort y Londres. "Exigimos una oportunidad para mostrar nuestras propuestas", aseguró el ministro griego después de destacar que sus socios no han dado "poco sino demasiado dinero" a Grecia pero para un fin equivocado: "servir una deuda insostenible".

Según apuntó, en su reunión con Schäuble no abordó ni la posibilidad de una quita de la deuda pública helena ni el calendario de una posible reestructuración, porque el objetivo del encuentro era sentar las bases para "debatir una aproximación para poner fin a esta crisis que parece interminable".

SCHÄUBLE: LAS PROMESAS ELECTORALES A COSTA DE TERCEROS NO SON REALISTAS

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, dijo hoy, tras una entrevista con su homólogo griego, Yanis Varufakis, que las promesas electorales a costa de terceros no son realistas."No tiene nada de malo", dijo Schäuble al ser interrogado por un periodista griego acerca de si tenía algo en contra de que un gobierno, como el de Alexis Tsipras, quiera cumplir las promesas electorales que hizo."Pero cuando esas promesas son a costa de otros no son realistas", agregó.

Schäuble recordó que, cuando Tsipras todavía estaba en la oposición, se reunió con él y no le dejó ninguna duda acerca de cuál era la posición de los socios europeos. "Discutimos abiertamente y no le dejé ninguna duda de cuál era la posición de los otros socios europeos", dijo Schäuble.

El ministro alemán insistió en la necesidad de cumplir con los compromisos adquiridos y aseguró que en los planes de ayuda a Grecia los otros socios europeos habían ido hasta el límite de lo posible.