El BCE comprará deuda de España pero condicionada a la petición de rescate

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, anunció hoy que la entidad monetaria comprará deuda soberana en el mercado secundario. El presidente del Banco Central Europeo (BCE) explicó que el nuevo programa de compra de deuda "no tiene un volumen máximo" y se llevará a cabo hasta que se logre el objetivo de reducir las primas de riesgo.

Mario Draghi ha puntualizado que la entidad monetaria condiciona la compra de deuda soberana a los programas de ajuste macroeconómico completo o un precaucional (ECCL por sus siglas en inglés) de los fondos de rescate temporal y permanente

Mario Draghi dijo que la entidad monetaria publicará semanalmente el volumen de compra de deuda soberana de países de la zona del euro con problemas y un desglose por países mensualmente.

Al mismo tiempo, Mario Draghi, dijo que la entidad monetaria ha revisado a la baja sus pronósticos de crecimiento para la zona del euro en 2012 y prevé una contracción del 0,4 %.

El BCE prevé que la economía del área euro se contraerá en 2012 una media del 0,4 %, en un rango de entre el -0,6 y el -0,2 %, en comparación con el rango del -0,5 % y el 0,3 % previsto en junio.

Además, el BCE prevé que la economía de la zona del euro crecerá un 0,3 % en 2013, entre el -0,4 y el 1 %, frente al 0 y el 2 % previsto en junio.

PEDIR AYUDA "EN MANOS DEL GOBIERNO ESPAÑOL"

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo este jueves que "está en manos del Gobierno español solicitar ayuda" total o parcial para que la entidad compre deuda soberana española con el fin de que baje la prima de riesgo.

"Hemos diseñado un programa (...) Está ahora en manos del Gobierno español y en manos del Eurogrupo, de los gobiernos de la eurozona", decidir si solicitan la ayuda y si la autorizan, respectivamente, señaló Draghi en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de la entidad monetaria.

El máximo responsable del BCE no quiso "especular" sobre una posible compra de bonos de empresas españolas u otras posibles medidas, al ser preguntado por eventuales acciones para facilitar a España la refinanciación en los mercados.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha asegurado en varias ocasiones que, sólo una vez que el BCE desvele sus ideas, se planteará la opción de solicitar ayuda al fondo comunitario de rescate para la compra de deuda soberana.

Mientras Draghi hablaba en Fráncfort, Rajoy garantizó ante la canciller alemana, Angela Merkel, que está de visita oficial en Madrid, que su Ejecutivo va a proseguir con los esfuerzos en materia económica que está realizando."No les quepa la menor duda", señaló.

Poco antes de que Rajoy se expresara en ese sentido, el BCE supeditó su intervención en el mercado secundario (deuda ya emitida) a estrictas condiciones y a la intervención de los fondos europeos de rescate en el mercado primario (emisiones del Tesoro).

EL GOBIERNO ESTUDIARÁ PEDIR LA AYUDA AL BCE

El Gobierno está dispuesto a actuar con calma y "prudencia" antes de decidir si solicita ayuda financiera europea y estudiará "con detenimiento" el plan de compra de deuda presentado por el Banco Central Europeo y sus posibles consecuencias para España y para el euro antes de dar ningún paso.

Fuentes del Ejecutivo han dejado claro con estas palabras que no se adoptará ninguna decisión de manera inmediata y han recordado que, en estos momentos, España está cumpliendo las exigencias fijadas en el procedimiento de déficit excesivo en el que está inmersa, por lo que no ve necesidad de "nuevas condiciones".

Según estas fuentes, el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y la canciller alemana, Angela Merkel, no han tenido tiempo de escuchar la rueda de prensa que ha ofrecido hoy en Fráncfort el presidente del BCE, Mario Draghi, quien ha presentado los ejes del programa para comprar deuda soberana en el mercado secundario con vencimiento entre uno y tres años.

Draghi ha precisado que, para que la entidad actúe en el mercado de deuda secundario, los gobiernos deberían aceptar las "condiciones estrictas y efectivas" que van unidas a un programa de los fondos europeos de rescate, ya sea el Fondo Europeo de Estabilidad (FEEF) o el futuro Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), mecanismos que intervendrían en el mercado primario.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy no quiere precipitarse y debe estudiar si éste es el mecanismo adecuado para sus necesidades y cuáles son las condiciones, porque en este momento, insisten las fuentes, las que se conocen se están cumpliendo.

RUBALCABA VE NEGATIVA LA CONDICIONALIDAD

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha mostrado hoy en contra de que España pida un rescate porque afectaría a la credibilidad del país, pero ha afirmado que es "mucho peor" la palabra condicionalidad en boca del Banco Central Europeo, si implica pedir un esfuerzo a los que más sufren.

"El Banco Central Europeo (BCE) ha dicho que está dispuesto a actuar. Eso es una buena noticia. A continuación ha dicho que los países tienen que actuar y pedir un rescate. Esa palabra es mala", ha dicho Rubalcaba en declaraciones a la prensa española.

"Estoy en contra de la palabra rescate y en contra de que España pida uno porque al final eso afecta a la credibilidad de España", ha indicado para añadir: "pero es mucho peor la palabra que viene a continuación, que es condicionalidad".