El BBVA alerta de que el déficit y la deuda son "un claro riesgo" para España

El presidente del BBVA, Francisco González, ha echado en cara que España no empezara a tomar medidas desde 2005 para mantener la disciplina presupuestaria y corregir el déficit de competitividad, porque "eso nos acarreó una crisis sin precedentes".

Tanto es así que, aunque la economía española haya salido ahora de la recesión, aún no ha dejado atrás la crisis, y el paro, el alto endeudamiento privado, el déficit y la deuda pública siguen siendo "un claro riesgo" para la recuperación de España.

En su opinión, los desequilibrios de la economía española son "todavía muy importantes", pues la tasa de paro es del 26%, el endeudamiento privado casi del 260% del PIB, el déficit es "todavía demasiado alto" y la deuda pública se acerca al 100% del producto interior bruto.

PIDE DISCIPLINA PRESUPUESTARIA

Por eso, el banquero ha pedido al Gobierno y el resto de administraciones públicas que mantengan la disciplina presupuestaria para corregir el déficit, algo que él ya pidió públicamente en 2005 y que "no se hizo entonces y eso nos ha acarreado una crisis sin precedentes. Ahora no podemos fallar", ha añadido.

Durante su discurso en la junta de accionistas que se celebra en Bilbao y se retransmite para la prensa en Madrid, el presidente del BBVA ha abogado por que España siga tomando medidas con reformas para racionalizar la carga fiscal, mejorar el funcionamiento del mercado laboral o ayudar a la internacionalización de las empresas.

Además, ha vuelto a pedir que se complete la reestructuración de las cajas y se privaticen "lo antes posible", pues cree que es "clave" para impulsar el crédito y, en particular las operaciones que financian la inversión y el empleo.

Pero también ha instado a combatir la corrupción para conseguir un nuevo modelo de crecimiento "más sostenible y justo", porque las malas prácticas tienen un enorme coste en términos económicos, pues desalientan la inversión y reducen la eficiencia.

"Un país más íntegro es un país más competitivo", ha añadido, por lo que ha abogado por mejorar el marco regulatorio y fortalecer las capacidades de los distintos supervisores como vigilantes independientes de la libre competencia, además de potenciar los medios disponibles por los jueces y tribunales.

Sólo tomando este conjunto de medidas, la economía española podrá acercarse a su potencial de crecimiento, puesto que las previsiones del BBVA son que en 2014 el PIB de España avance aproximadamente un 1 % o algo más, pero lejos aún de su potencial.

Aún así ha elogiado que la economía española es ahora más competitiva, la balanza por cuenta corriente está en superávit, el PIB avanza y la reforma laboral está funcionando, al tiempo que la percepción internacional sobre España ha mejorado y la inversión extranjera ha regresado.

Con todo ello, ha recordado, la prima de riesgo ha caído más de 300 puntos básicos en el último año y medio, y las agencias de calificación comienzan a revisar al alza la nota de España.

González también presumió ante los accionistas de la solvencia del banco, que es "más fuerte que nunca" y se mostró convencido de que van a superar "con buena nota" las próximas pruebas de estrés, que se celebrarán a finales de año y de las que deseó que sean "muy exigentes".