Anticorrupción investiga a Zed Worldwide por presunto fraude

La Fiscalía Anticorrupción y la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional han puesto en marcha una operación contra la compañía tecnológica española Zed Worldwide, a la que se lleva más de un año investigando por el presunto cobro fraudulento de subvenciones públicas.

La Unidad de Delitos Económicos y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha practicado este jueves seis de las ocho detenciones ordenadas por la Audiencia Nacional en el marco de la investigación de la Fiscalía Anticorrupción por un presunto fraude en la liquidación del Grupo Zed Worldwide. El operativo, con el que se ha estrenado Manuel García Castellón al frente del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, en el que ha sustituido a Eloy Velasco, incluye una orden para llevar a cabo 18 registros en Madrid, Valencia y Barcelona. Entre los arrestados estarían varios miembros de la familia Pérez Dolset, fundadora del Grupo Zed.

Los investigadores consideran que los administradores de la firma tecnológica Zed incurrieron con la liquidación de la empresa en los delitos de insolvencia punible, administración desleal, fraude y falsedad documental. Anticorrupción lleva meses siguiendo la pista a una trama societaria internacional que presuntamente habría permitido el enriquecimiento ilícito perjudicando a pequeños accionistas. El Grupo Zed es la empresa creadora de éxitos en el sector de los videojuegos como Commando, que originó cuantiosos beneficiosos desde finales de los años 80. La compañía está también detrás de la producción de otros éxitos como la película Planet51.

"LA RAZÓN" NIEGA CUALQUIER IMPLICACIÓN

El diario 'La Razón' ha emitido un comunicado este jueves en su página web en el que niega que el periódico o su presidente, Mauricio Casals, hayan participado "en ningún tipo de tráfico de influencias o fraude de subvenciones, ni directa ni indirectamente" y asegura que ha entregado a la Audiencia Nacional toda la documentación que se le ha requerido. Así lo ha asegurado el diario en relación a las informaciones publicadas en varios medios de comunicación sobre presuntas subvenciones y préstamos concedidos a la empresa Zed Worldwide gracias a la mediación de Casals por valor de unos 70 millones de euros.

"En relación a la operación en la que se investiga el presunto fraude de subvenciones públicas por el grupo de empresas cuya matriz es Zed Worldwide, queremos aclarar: Ni 'La Razón' ni su presidente han participado en ningún tipo de tráfico de influencias o fraude de subvenciones ni directa ni indirectamente", indica el comunicado. El periódico muestra también su disposición a "colaborar con la justicia en todo momento", por lo que a lo largo de esta mañana "ha entregado toda la documentación que se le ha solicitado desde el Juzgado numero 6 de la Audiencia Nacional", que es el que dirige la investigación.

UN FRAUDE DE SEIS MILLONES DE EUROS

Según informaron fuentes jurídicas, la empresa fundada por Javier Pérez Dolset ha sido registrada este jueves. El fundador y su hermano, Ignacio, han sido detenidos y 19 personas en total están siendo investigadas bajo la dirección del juzgado central de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, a cargo aún de Eloy Velasco. Se trata de una operación coordinada por la Fiscalía Anticorrupción y la Audiencia Nacional y realizada en Madrid, Barcelona y Valencia.

La Fiscalía sospecha que el fraude de la compañía especializada en la producción de videojuegos, películas y aplicaciones para móvil podría superar los seis millones de euros. La empresa se declaró en concurso de acreedores hace un año, con un pasivo de unos 200 millones de euros después de haber llegado a tener unos ingresos consolidados de 388 millones de euros en 2013. Los investigadores señalan directamente a Dolset como responsable del vaciamiento de la compañía y del desvío de fondos a empresas familiares, propiciando así su cierre por discrepancias con el resto de los socios.

DESVÍO FRAUDULENTO DE DINERO

Las subvenciones concedidas en su mayor parte por el Ministerio de Industria a Zed Worldwide fueron después desviadas a otras compañías de manera fraudulenta. El Ministerio Público atribuye a los investigados los delitos de fraude en las subvenciones, insolvencia punible, falsedad documental y tráfico de influencias, entre otros.

Uno de los investigados es el presidente del diario La Razón , Mauricio Casals, quien supuestamente medió ante el Gobierno entre 2010 y 2015 para concesión de ayudas y créditos blandos a la innovación tecnológica. Anticorrupción cree que por esas gestiones cobró comisiones de más de dos millones de euros. El diario La Razón asegura que ni este medio ni su presidente, Mauricio Casals, han participado "en ningún tipo de tráfico de influencias o fraude de subvenciones ni directa ni indirectamente". La Razón, en un comunicado remitido a los medios asegura estar dispuesta "a colaborar con la Justicia en todo momento"."Como le hemos hecho siempre", añade el comunicado, en el que explica que ha entregado esta mañana toda la documentación que se le ha solicitado desde el juzgado número 6 de la Audiencia Nacional.

El grupo Planeta, editor de La Razón, fue uno de los principales accionistas de Zed, de acuerdo con los datos del Registro Mercantil, que reflejan que a finales de 2015 llegó a poseer el 43 por ciento de sus títulos.

El pasado mes de enero, la Policía detuvo en Madrid a Peter Wakkie, el administrador de la multinacional Zed+, investigada por un presunto desvío de fondos y en la que participa el magnate ruso Mikahil Fridman.

En ese holding holandés participa la familia Pérez Dolset, y, según explicó entonces El Confidencial, está siendo investigado por el FBI y la CIA estadounidenses.

De hecho, el diario digital explicaba que la familia Pérez Dolset había emprendido varias acciones para que se investigara el presunto desvío de fondos desde la filial rusa a sociedades opacas y había denunciado que Wakkie estaba tratando de impedir que esas pesquisas se llevaran a cabo.

CREADOR DE FILMES DE ANIMACION Y VIDEOJUEGOS DE EXITO

El grupo Zed se ha centrado tradicionalmente en el sector del entretenimiento (videojuegos y producción de cine de animación como Planet 51), aunque también entró en el sector financiero y en el comercio electrónico por internet móvil.

Durante la crisis económica, multiplicó casi por cinco su tamaño ampliando su negocio en países emergentes de Latinoamérica y el este de Europa, con el objetivo de diversificar el riesgo, ya que el 80 por ciento de su negocio estaba en países de la UE.

Zed entró en concurso de acreedores en noviembre del pasado año.