Angela Merkel se opone a la emisión de eurobonos

Angela Merkel se opone a la emisión de eurobonos
Angela Merkel se opone a la emisión de eurobonos |Telemadrid

La canciller alemana, Angela Merkel, se opuso hoy a la emisión de eurobonos, por parte de la UE, e instó a los países europeos con dificultades de financiación a que "hagan sus deberes". Merkel aseguró que Alemania va a ayudar "en caso de necesidad", aunque consideró que la idea de emitir eurobonos es "totalmente equivocada".

"No se trata sólo de reducción del déficit, sino también de mejorar la capacidad competitiva y para que subrayemos la responsabilidad de los Estados miembros respecto a su competitividad, debo decir de nuevo que cada uno tiene que hacer sus deberes", ya que sólo de este modo se fortalecerá la economía europea y la Unión Monetaria (UM), según Merkel.

Recordó el acuerdo del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) en la cumbre europea del pasado 21 julio para proporcionar solidaridad en Europa. En la gestación de esta facilidad técnica se reflejan tres principios válidos, dijo la mandataria alemana. "Primero, ayudamos en caso de necesidad, lo que significa que cuando la estabilidad del euro esté en juego, se justifica la actuación conjunta, segundo, ayudamos cuando el país afectado use todas las posibilidades para mejorar su situación y tercero, ayudamos en base a un análisis del Fondo Monetario Internacional (FMI), del Banco Central Europeo (BCE) y de la Comisión Europea (CE)", enfatizó Merkel.

La canciller alemana pronosticó que Alemania tendrá en 2012 un endeudamiento del 1,5 % del producto interior bruto (PIB).

LA COMISIÓN EUROPEA DEFIENDE MANTENER LAS MEDIDAS DE AUSTERIDAD PESE AL FRENAZO EN EL CRECIMIENTO

Mientras, la Comisión Europea reafirmó hoy que la estrategia de consolidación fiscal "sigue siendo válida" en Europa a pesar del frenazo de la recuperación económica e insistió en que la prioridad es recuperar la confianza de los mercados. "La clave es restaurar la confianza frente a las incertidumbres causadas sobre todo por la crisis de la deuda", subrayó en una rueda de prensa el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

Rehn defendió que los países bajo presión de los mercados -como Grecia, Portugal, España o Italia, entre otros- deben seguir cumpliendo sus objetivos de ajuste y tomar medidas adicionales si es necesario, a pesar de que Bruselas prevé que el crecimiento prácticamente quede estancado en la zona euro hacia finales de año.

Para Rehn, la política de consolidación fiscal "es la mejor en términos de restaurar la confianza en la economía europea", sobre todo en un momento en el que la sostenibilidad de la deuda sigue cuestionándose en algunos Estados miembros.

El comisario, que presentó las previsiones revisadas de la CE para la economía europea, reconoció que Europa se sigue enfrentando al "desafío" de recuperar la estabilidad fiscal y al mismo tiempo potenciar el crecimiento. Por ello, el comisario llamó a los países que han sido rescatados por sus socios y a aquellos que viven bajo presión de los mercados a continuar por esa senda.

Entre ellos, Rehn situó a España, donde cree que sería "contraproducente" apostar por políticas de estímulo fiscal dada la situación de tensión de sus finanzas públicas.

En el caso de los países que disponen de un mayor margen de maniobra, Bruselas insistió en que pueden dejar actuar a los "estabilizadores automáticos", pero sin descuidar su equilibrio a medio plazo.

La Comisión mantuvo hoy la previsión de crecimiento para la zona euro en 2011 en el 1,6 %, pero alertó del frenazo que se experimentará durante la segunda mitad del año y que terminará llegando a "prácticamente un estancamiento" a finales del ejercicio. "Las perspectivas son más negativas y los riesgos mayores", advirtió hoy Rehn respecto al crecimiento económico europeo.