Zozulya: "No soy nazi; soy un patriota, amo a mi país y lo ayudo con lo que puedo"

Decidirá el lunes si juega en el Rayo o vuelve al Betis

AFE, LaLiga y Rayo Vallecano buscan soluciones

Scherba, embajador de Ucrania en España: "Zozulya es un patriota y un buen ejemplo para los jóvenes"

deportes

| 03.02.2017 - 09:30 h
REDACCIÓN

Roman Zozulya que atendió a los micrófonos de Atresmedia, ha mostrado su desilusión por todo lo que está ocurriendo: "Estoy triste y desanimado porque no me dejan hacer lo que amo: jugar al fútbol".

El delantero ucraniano quiso defenderse de las acusaciones que lo relacionan con la ideología nazi, al publicarse fotografías comprometidas: "No soy nazi; Soy un patriota, amo a mi país y lo ayudo con lo que puedo".

EL LUNES DECIDE SI JUEGA EN EL RAYO O VUELVE AL BETIS

Luis Rubiales, presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles, declaró que desde el sindicato y LaLiga se garantiza la "seguridad plena" para que Roman Zozulya pueda jugar en el Rayo, una decisión que el futbolista ucraniano decidirá el lunes "libremente" si la acepta o vuelve al Betis, aunque no podría jugar con el club andaluz lo que resta de temporada.

Zozulya llegó al Rayo al cierre del mercado de invierno, cedido por el Betis, pero apenas unas horas después decidió regresar a Sevilla ante las protestas de gran parte de la afición rayista, que lo acusa de tener ideas neonazis.

El jugador, cuando acudió en su primer día a las oficinas de la Ciudad Deportiva del Rayo, fue recibido con insultos por parte de algunos aficionados, que también portaron pancartas en contra del ucraniano.

AFE, LIGA Y RAYO BUSCAN UNA SOLUCIÓN

Ante la gravedad del caso, Javier Tebas, presidente de LaLiga; Raúl Martín Presa, presidente del Rayo; Luis Rubiales, presidente de AFE y dos abogados, uno del departamento de integración del sindicato, se reunieron este jueves para abordar el tema.

"Todos hemos estado juntos, sobre todo con la intención de no ceder ante la presión y apoyar al jugador. La Liga garantiza la seguridad plena al jugador si quiere ejercer su derecho al trabajo y el lunes él decidirá libremente qué quiere hacer, algo que AFE respetará", dijo Rubiales.

El presidente del sindicato declaró que Zozulya "pertenece" a todos los efectos al Rayo y "puede desarrollar su trabajo" en el equipo madrileño. "Si decide lo contrario se podrá entender, pero para eso hay que esperar hasta el lunes. Él tiene contrato con el Rayo y es jugador a todos los efectos. Lo que ha pedido es tiempo y hay que respetar lo que decida. Lo importante es estar juntos y no ceder", confesó.

"Tenemos que rebajar el nivel de tensión y entender que hay entidades a las que debemos respetar. A las aficiones también, pero no podemos ceder ante la presión. Todos vamos a apoyar al jugador", apuntó Rubiales, que desveló que la AFE ha puesto a disposición del jugador el servicio de asesoría jurídica.

Scherba: "Zozulya es un patriota y un buen ejemplo para los jóvenes"

Anatoliy Scherba, embajador de Ucrania en España, defendió a Roman Zozulya, que podría ver frustrada su cesión al Rayo debido al malestar de la afición del equipo madrileño, y aseguró que el delantero es "un patriota" y "un buen ejemplo para los jóvenes" de su país.

"Roman Zozulya es un patriota ucraniano y un buen ejemplo para los jóvenes de nuestro país. En Ucrania, Roman tiene mucho apoyo de todos los aficionados", dijo el embajador, que aseguró que "el Rayo está perdiendo la oportunidad de tener a un gran futbolista en su plantilla". Scherba declaró a la Cope, que se encuentra "en contacto con el Rayo" pero también quiere hablar con Zozulya. "No se puede llevar esa política basada en mentiras", declaró.

MARCADO POR LA POLÉMICA

Zozulya llegó al Rayo al cierre del mercado de invierno, cedido por el Betis, pero apenas unas horas después decidió regresar a Sevilla ante las protestas de gran parte de la afición rayista, que lo acusa de tener ideas neonazis.

El jugador, cuando acudió en su primer día a las oficinas de la Ciudad Deportiva del Rayo, fue recibido con insultos por parte de algunos aficionados, que también portaron pancartas en contra del ucraniano.

Ante la gravedad del caso, Javier Tebas, presidente de LaLiga; Raúl Martín Presa, presidente del Rayo; Luis Rubiales, presidente de AFE y dos abogados, uno del departamento de integración del sindicato, se reunieron el jueves para abordar el tema.

En esa reunión se acordó garantizar la "seguridad plena" para que Roman Zozulya pueda jugar en el Rayo, una decisión que el futbolista ucraniano decidirá el lunes "libremente" si la acepta o vuelve al Betis, aunque no podría jugar con el club andaluz lo que resta de temporada.