Zidane, "decepcionado", dice que su futuro depende de "alguien más"

"Siempre voy a sonreír hasta final de temporada. Hay que preguntar a alguien más, no a mí, yo me dedico a entrenar fuerte a diario"

Zinedine Zidane

deportes

| 08.04.2017 - 19:29 h

Zinedine Zidane aseguró que no está "tocado" pero sí "decepcionado" tras empatar en el derbi madrileño ante el Atlético de Madrid, resultado que podría entregar el liderato de LaLiga al Barcelona, y tras dejar su futuro en el aire en vísperas del partido, dijo que su futuro depende de "alguien más".

Zidane sorprendió el viernes diciendo que no planifica la próxima pretemporada porque no es segura su continuidad. Todo hacía indicar que su mensaje iba destinado a condicionar su continuidad a la consecución de un título grande, LaLiga Santander o la Liga de Campeones. Tras el empate en el derbi (1-1) no se retractó pero si dejó ver que la continuidad depende también del presidente Florentino Pérez.

"Siempre voy a sonreír hasta final de temporada. Hay que preguntar a alguien más, no a mí, yo me dedico a entrenar fuerte a diario, con la ilusión que te da esta camiseta y este club. El resto no voy a especular. Miro el día a día", manifestó tras ver el revuelo de su frase.

ASÍ JUGÓ EL REAL MADRID

Así jugó el Real Madrid el derbi madrileño del Santiago Bernabéu ante el Atlético de Madrid (1-1):

Keylor Navas (8): firmó el partido que tanto necesitaba, estando entre los mejores del Real Madrid en un duelo grande, recuperando acciones salvadoras hasta que nada pudo hacer ante el gol de Griezmann. Comenzó seguro por alto, salvando con los puños un centro envenenado de Koke, y sus dos grandes paradas las realizó a un disparo ajustado del francés y salvando con la pierna un mano a mano con Fernando Torres. Su alegría no pudo ser completa. No deja su portería a cero desde el 29 de enero. Undécimo partido consecutivo encajando.

Carvajal (7): fue el jugador con más frescura física de la defensa madridista, realizando coberturas hasta en banda izquierda para frenar a Carrasco. Se impuso con carácter en todos los balones divididos. Poca aparición ofensiva en el primer acto y más subidas en la segunda para generar peligro. Hasta tuvo el tanto de la sentencia pero chutó arriba. Acabó provocando la amarilla con la que se asegura su presencia en el Clásico.

Pepe (7): ocupaba el hueco de Varane, recuperado para volver a rendir en una gran cita en la que iba a ser el héroe hasta que se lesionó con un fortísimo encontronazo con su compañero Kroos, que le afectó a una costilla, y el empate final sin su presencia en el campo. Perdió seguridad defensiva el Real Madrid sin Pepe, que había estado solvente en todas sus acciones, concentrado y con firmeza.

Sergio Ramos (5): no fue su partido pese a que llevó siempre la voz cantante en la defensa, colocando compañeros, sacando la línea, luchando cada balón con su carácter habitual. Esta vez no apareció en ninguna acción ofensiva a balón parado y dejó un grave error defensivo que pudo costar caro regalando un balón a Griezmann en la mejor ocasión rojiblanca del primer acto. Faltó concentración en los últimos minutos para amarrar los tres puntos.

Marcelo (5): lejos de su nivel habitual, con pocas subidas en la primera parte por la presencia de Carrasco para buscarle las cosquillas y la espalda en cada incorporación. Más participativo en los minutos de dominio inicial del segundo tiempo, con el Real Madrid agradeciendo que llegase hasta línea de fondo.

Casemiro (6): estuvo bien en la presión, recuperando con rapidez balones pero impreciso con el balón en los pies, cometiendo un error en un despeje que generó una oportunidad de Saúl y fallando en dos salidas con perdida. Su entrega fue máxima y acabó sin aliento para seguir realizando coberturas.

Kroos (6): notó el Real Madrid cuando fue sustituido en el minuto 76 al perder consistencia. A Kroos no se le vio mucho en el derbi madrileño, pero fue clave para aportar equilibrio y lanzar una presión que permitió al Real Madrid robar continuamente en la medular. Su papel siempre decisivo a balón parado, con una nueva acción con saque medido a la cabeza de un compañero para marcar.

Modric (7): mejoró la imagen de los últimos partidos, en la que estaba irreconocible por sus errores en los pases. Lideró el ataque madridista encontrando siempre espacios para asistir o disparar sin éxito, topándose siempre con rivales. Supo leer el fútbol entre las líneas juntas rojiblancas.

Bale (2): desaparecido en el derbi, con más aportación defensiva que ofensiva, irrelevante su presencia en el tridente madridista con un única remate a puerta, un testarazo fácil para Oblak. El Real Madrid echó de menos su velocidad y el desequilibrio que genera cuando entra en juego. No lo hizo pegado a banda derecha en uno de sus peores partidos.

Cristiano Ronaldo (6): no cesó de intentarlo, buscando los goles que fueron decisivos en la primera vuelta en el Vicente Calderón. En esta ocasión fue incapaz de superar a Oblak, que le sacó una abajo ajustada al poste que olía a gol, y la que no le pudo detener, fue Savic el que salvó bajo palos. Lo intentó sin éxito también de cabeza siendo el referente rematador del equipo de Zidane. Sin éxito buscó asistir a Benzema y le dejó solo en dos ocasiones.

Benzema (6): perdonó dos ocasiones claras de gol. Una la generó él con pared repleta de calidad con Cristiano pero se topó con el puño de Oblak. La segunda recibió asistencia de cabeza de Ronaldo y su mano a mano lo resolvió con un disparo al rostro del portero rojiblanco. Perdió el acierto de sus últimos partidos.

---------

Nacho (5): entró a los 67 minutos por la lesión de Pepe y en esta ocasión no tuvo la firmeza de sus actuaciones con regularidad. La acción del gol llegó por su zona, sin ver el desmarque de Griezmann en un fallo de intensidad y concentración.

Isco (-): llegó el primer partido grande del mes de abril y de nuevo se vio fuera del equipo titular. Nunca ha sido determinante entrando desde el banquillo esta temporada. Ni ha marcado ni asistido. Se repitió ante el Atlético cuando debía de devolver el control de la posesión al Real Madrid pero pasó desapercibido en los 14 minutos que tuvo.

Lucas Vázquez (-): jugó los nueve minutos finales en lugar de Bale y lo intentó por banda derecha sin éxito en sus acciones.