Wimbledon: Ferrer y Bautista pisan firme

Verdasco y Pablo Andújar, caen a la primera

Verdasco: "Al perder el tercer set me he venido abajo"

Murray inicia con victoria ante Goffin su defensa del título

Nadal jugará este martes en el segundo turno de la central ante Klizan

Djokovic arrolla a Golubev por 6-0, 6-1 y 6-4

David Ferrer

deportes

| 23.06.2014 - 14:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

David Ferrer y Roberto Bautista fueron los únicos españoles que superaron una primera ronda de Wimbledon que dejó entre sus víctimas a Fernando Verdasco, que tuvo un pie en las semifinales el año pasado y en esta ocasión se fue a casa en el primer partido.

La hispanovenezolana Garbiñe Muguruza, que eliminó en París a la número uno del mundo, Serena Williams, tampoco pudo superar en Londres su primer compromiso, ante la 69 del mundo, la estadounidense Coco Vandeweghe (3-6, 6-3 y 7-5 (5)).

ANDÚJAR, ELIMINADO

El conquense Pablo Andújar, número 80 de la ATP, cayó ante el esloveno Blaz Rola, 92 del ránking (6-3, 6-1 y 6-4, en una hora y 36 minutos), mientras que la alicantina María Teresa Torro-Flor, 56 de la WTA, perdió frente a la mayor de las hermanas Williams, Venus, que le derrotó en tres sets (6-4, 4-6 y 6-2, en una hora y 46 minutos).

El otro español damnificado en la jornada fue Pablo Carreño, que sucumbió ante el empuje de un Ferrer que llega a Wimbledon convencido de sus opciones de hacer un buen papel a pesar del virus estomacal que le impidió jugar el torneo Hertogenbosch para aclimatarse a la hierba.

Ferrer se relajó en el segundo set, que se acabó llevando el asturiano, de 22 años, pero arrolló su rival en los dos siguientes parciales (6-0, 6-7(3), 6-1 y 6-1, en dos horas y 23 minutos).

"He estado con antibióticos, pero me encuentro bien. Hemos estado una semana de tratamiento, pero en los últimos tres días estoy bastante mejor. Los pasados diez días he estado un poco débil", admitió Ferrer tras su primer partido en Londres. En segunda ronda, el alicantino se medirá con el ruso Andrey Kuznetsov, que hoy derrotó en un intenso duelo de dos horas y media al local Daniel Evans.

VERDASCO, KO

Menos fortuna tuvo en su primer día en Londres Verdasco, que el año pasado puso contra las cuerdas al británico Andy Murray en los cuartos de final, ganando los dos primeros sets, pero que en esta ocasión no pudo con el australiano Marinko Matosevic, 58 de la ATP (6-4, 4-6, 6-4 y 6-2, en dos horas y 16 minutos).

"Al perder el tercer set me he venido abajo. No he aprovechado mis oportunidades y eso me ha hecho mucho daño de cara al cuarto set", dijo Verdasco tras el partido. El español subrayó que llegaba al All England Club en buena forma: "Me encontraba bien, la semana pasada jugué bien y ayer también entrené bien".

Más cansado se presentaba en Wimbledon Bautista, dos días después de conquistar su primer título ATP en la hierba de Hertogenbosch. El español superó al estadounidense a Steve Johnson, 70 del ránking, por 6-3, 6-7 (3), 6-4 y 7-5, en dos horas y 50 minutos.

La victoria en holanda le ha otorgado "mucha confianza para jugar los momentos clave más tranquilo, lo que ayuda a ir ganando partidos y jugar con los buenos de tú a tú", dijo Bautista. En el cuadro femenino, la derrota de Torro-Flor ante Williams por 6-4, 4-6 y 6-2, en una hora y 46 minutos, fue la primera decepción de la jornada entre las españolas.

"Ha sido un partido positivo porque he llevado al tercer set a Venus Williams. Eso para mí es bueno. He sacado muy bien, algo importante en hierba, pero en el tercero he empezado a fallar un poco más con el saque y ella ha aprovechado la oportunidad", dijo la tenista de Villena. Tampoco pasó el corte Muguruza, que se declaró "un poco frustrada" tras su derrota.

"Ha sido una lástima, para una vez que voy de cabeza de serie y me toca esta chica", dijo la española, que "venía con las cosas más claras" después de Roland Garros y Hertogenbosch.