Vuelta: Gana Hesjedal y sufre Contador, pero aumenta su ventaja

Alberto Contador: "Froome sigue muy vivo en esta Vuelta"

Valverde: "Igual arranqué algo pronto. No conocía el puerto"

Froome: "Si mañana estoy bien de fuerzas lo volveré a intentar"

Purito: "La Vuelta la ganará el más regular"

Hesjedal: "He puesto toda la carne en el asador, no puedo estar más feliz"

Hesjedal

deportes

| 06.09.2014 - 17:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ciclista canadiense Ryder Hesjedal (Tinkoff-Saxo) se ha impuesto en solitario en la decimocuarta etapa de La Vuelta a España, disputada entre Santander y La Camperona (León) sobre 200,8 kilómetros, una jornada con tres puertos de montaña y final en uno de primera categoría, en el que se vio mucho movimiento entre los favoritos, y en el que se pudo ver sufrir al líder Alberto Contador (Tinkoff-Saxo), que se dejó siete segundos con Chris Froome (Team Sky) y seis con Joaquim 'Purito' Rodríguez (Katusha).

Los últimos tres kilómetros de etapa, con rampas constantes del 15% y con algunas de hasta el 24%, permitieron ver una gran batalla entre los favoritos a la general por detrás y por la victoria de etapa por delante. En un grupo de escapados del día que llegó a ser de más de 30 unidades pero que al paso por San Glorio y finalmente por La Camperona se fue dejando corredores.

DURÍSIMA SUBIDA

Cuando se entró en el momento clave del día, ya eran menos de siete los corredores que lideraban la jornada. Entonces el joven campeón sudafricano Louis Meintjes (MTN Qhubeka) comenzó a tirar del grupo. Lo hizo hasta que un cambio de ritmo del suizo Oliver Zaugg (Tinkoff-Saxo) acabó por reventar la escapada.

El compañero de Contador se fue en solitario y por detrás resultaba imposible al resto de corredores colaborar en su persecución, pues el desnivel del puerto hace muy complicado seguir la rueda del resto. Cada uno debe coger su ritmo e intentar ir así hasta arriba.

Eso es lo que hizo Hesjedal, el canadiense no se 'calentó' y subió a ritmo. Y cuando parecía, a menos de 500 metros de meta, que Zaugg se impondría, apareció el del Garmin para superarle con facilidad y anotarse el triunfo. Primero en La Vuelta a España para este ganador del Giro de Italia.

Por detrás los grandes favoritos guardaron fuerzas en el pelotón hasta esos últimos tres kilómetros. Desde el comienzo de La Camperona, Sky se puso a tirar del grupo como viene siendo habitual en los últimos días cuando la carretera se pone cuesta arriba. Y también como viene siendo corriente en las últimas jornadas, cuando se produjo el primer ataque entre los hombres importantes de la general, Froome cedió.

VALIENTE VALVERDE

Esta vez fue Alejandro Valverde el que atacó. El murciano estuvo muy valiente y al poco del paso por la pancarta de 2 kilómetros a meta soltó un cambió de ritmo ante el que tan solo respondió Contador, mientras que Rodríguez sufría y hacía la goma. Fabio Aru (Astana) intentaba aguantar como podía también y Froome se quedaba. El resto de favoritos, con Rigoberto Urán (Omega Pharma-Quick Step) a la cabeza, se descolgaban definitivamente.

La valentía de Valverde no tuvo recompensa y tras aguantar el ritmo alto buscando hacer daño vio como las piernas no le daban para responder a un duro ataque de Contador. Tras el maillot rojo salieron 'Purito' y un Aru cuyo esfuerzo por aguantar a los españoles fue encomiable.

Cuando todo hacía indicar que los tres entrarían juntos y meterían tiempo al murciano y a Froome, este apareció. Llegó desde atrás dando un ejemplo de como dosificar en un puerto de estas características. Pero fue a más, no solo llegó al grupo del líder, sino que viéndose fuerte decidió dejar atrás a un Contador al que por primera vez en lo que va de Vuelta se vio sufrir.

A pesar de todo la jornada no fue del todo mala para el pinteño, que le sacó 22 segundos a Valverde, segundo clasificado. Ahora sin tiempo para descansar los corredores deberán afrontar una nueva etapa de Alta Montaña. Será este domingo, cuando los ciclistas recorrerán los 152'2 kilómetros que separan Oviedo de los Lagos de Covadonga. Un puerto mítico de La Vuelta y de categoría especial.