Vuelta a Burgos: Barbero brilla en su tierra

Carlos Barbero

deportes

| 04.08.2017 - 16:27 h

Efe

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El corredor burgalés del Movistar Carlos Barbero se adjudicó la victoria de la cuarta etapa de la Vuelta a Burgos tras superar al sprint a Gianni Moscon (ITA/SKY) y Julian Alaphilippe (FRA/Quick Step) en los yacimientos de la ciudad romana de Clunia.

El ciclista del Movistar suma así su quinta victoria de la temporada, apenas unos días después de adjudicarse el Circuito de Getxo y, de paso, escribe su nombre en las rampas de Clunia, donde ya ganó una etapa de la ronda burgalesa en 2015. Sin embargo, la victoria de Barbero no impidió que Mikel Landa conservará el liderato de la Vuelta a falta de la disputa mañana de la quinta y última etapa.

ESCAPADA MADRUGADORA

Nada más arrancar la jornada, Benjamin King (USA/Dimension Data), Antoine Duchesne (FRA/Direct Energie), Etienne Van Empel (NED/Roompot) y Marcos Jurado se marchaban por delante gracias a la permisividad del pelotón en una jornada marcada por el calor en la Ribera del Duero. A la fuga intentó unirse Julen Irizar (ESP/EUS) en los primeros kilómetros, pero no consiguió conectar con los escapados y acabó dándose por vencido.

El buen entendimiento de los cuatro de delante permitió que alcanzaran ventajas de hasta cuatro minutos respecto al pelotón, controlado durante la práctica totalidad de la jornada por el SKY, que protegió con galones el liderato de Mikel Landa.

A falta de 40 kilómetros, y sabiendo que la aproximación a Clunia podía ser complicada ante la presencia por el viento, los equipos de los sprinters apretaron el paso para neutralizar a los fugados por la vía rápida. SKY, Caja Rural, Movistar y Delko Marseille fueron turnándose la iniciativa al frente del grupo mientras los cuatro de delante intentaban aguantar el pulso, marchando con el mejor horario previsto por la organización.

NEUTRALIZADOS

Sin embargo, todo hacía indicar que la etapa se resolvería en los últimos metros, marcados por la exigente rampa de acceso a los yacimientos de la ciudad romana. Remy di Gregorio (FRA/Delko Marseille) y Oscar Riesenbeek (NED/Roompot) lo intentaron a falta de 35 kilómetros sin fortuna, siendo rápidamente neutralizados por un pelotón que ya había metido la directa y que acabó cazando a los fugados a poco más de 12 kilómetros de meta.

Fue entonces cuando comenzó la verdadera pelea entre el Quick Step, el Movistar, el Cofidis y el SKY, que endurecieron la marcha para dejar bien posicionados a sus hombres más rápidos.

Con la carrera ya totalmente seleccionada, Moscon lo intentó desde lejos, llevándose a rueda a Alaphilippe y a Barbero, una situación de la que acabó sacando partido el ciclista burgalés, que, conocedor de los entresijos de la llegada, supo esperar su oportunidad. Así, a falta de 200 metros, Barbero lanzó el demarraje definitivo, dejando clavados a sus dos rivales e imponiéndose con claridad en la línea de meta.

Mañana, la Vuelta a Burgos pondrá punto y final a su XXXIX edición con la tradicional ascensión a las Lagunas de Neila, un puerto de categoría especial que en esta ocasión se subirá por una carretera distinta a la habitual.

BARBERO: "UNA VICTORIA ANTE CORREDORES DE ESTA CALIDAD DA MÁS PRESTIGIO"

El ciclista burgalés del Movistar Carlos Barbero ha asegurado que una victoria como la cosechada hoy en los yacimientos de la ciudad romana de Clunia "ante corredores de esta calidad" da "más prestigio". El corredor burgalés, que se ha impuesto en el sprint final a Gianni Moscon y Julian Alaphilippe, se ha mostrado exultante tras un triunfo que ya obtuvo en 2015, cuando también se impuso en Clunia.

En este sentido, Barbero ha reconocido que "ayuda" conocer el terreno, aunque "la teoría es una cosa y la práctica otra" bien distinta. "Hay que llegar a 200 pulsaciones, pensar y que te dé tiempo a arrancar", ha explicado.

"El sábado me vine a Clunia y estuve subiendo cinco veces para recordar distancias", pero "un ciclista corre 70 carreras al año y lo normal es que te ganen", ha señalado al tiempo que ponía en valor a Moscon y Alaphilippe.

De hecho, el propio Barbero había puesto a este último como "favorito" para la victoria de etapa por "palmarés y calidad", y no se ha equivocado mucho, ya que el francés ha acabado entrando en tercera posición.