Villas-Boas confía en resolver el caso Modric tras su vuelta a los entrenamientos

deportes

| 24.07.2012 - 20:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El entrenador del Tottenham, André Villas-Boas, confía en una rápida resolución del futuro del centrocampista croata Luka Modric después de que el jugador volviera a entrenarse con el conjunto londinense. Modric, de 26 años, relacionado con el Real Madrid en las últimas semanas, se negó a entrenar y a viajar con sus compañeros a la gira por Estados Unidos el pasado viernes día 20, por lo que fue multado por el equipo presidido por Daniel Levy.

"Es la primera vez que Luka ha hecho algo así. El presidente y yo hemos estado muy tranquilos y hemos dicho que estamos dispuestos a escuchar ofertas por el jugador, algo que no es normal", aseguró Villas-Boas, según informa hoy la agencia británica Press Association."Modric es un jugador que siempre ha atraído la atención de muchos equipos, pero siempre ha actuado de una forma muy profesional. No tenemos ninguna duda de su calidad humana, pero el club decidió tomar acciones y multarle", explicó el técnico portugués.

El mediocampista croata, sancionado con dos semanas de salario (98.400 euros) por declararse en rebeldía, volvió ayer a los entrenamientos con el equipo londinense, según informó el Tottenham mediante un comunicado en su página web. "El club puede confirmar que Luka ha vuelto a entrenarse en la ciudad deportiva del equipo (Spurs Lodge). El cuerpo técnico decidirá ahora el resto de la pretemporada del jugador", explicaba el comunicado.

Modric ha sido uno de los nombres propios de este verano después de que varios clubes europeos como el Real Madrid, Manchester United, París Saint-Germain o Chelsea pujaran por su fichaje. A pesar del interés de conjunto "blanco", el equipo presidido por Florentino Pérez no estaría dispuesto, según los medios británicos, a pagar los 40 millones de libras (49,2 millones de euros) que reclaman los "spurs" y se habría plantado en una oferta de 27 millones de libras (33,2 millones de euros).

Sin embargo, el técnico de los "spurs" cree que la situación "no depende del Tottenham", sino de "los equipos que están interesados en el jugador". "Se puede resolver de una o de dos formas. Una es que el los equipos paguen lo que el Tottenham pide y la otra es que el jugador siga con nosotros la próxima temporada", explicó Villas-Boas.