Vilanova se encuentra con un camino minado tras el partido de París

Defensa en cuadro

deportes

| 03.04.2013 - 11:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El regreso del entrenador del FC Barcelona, Francesc 'Tito' Vilanova', al banquillo azulgrana no ha resultado del todo confortable, debido al panorama que le queda al preparador para las próximas semanas, con un conjunto roto por las lesiones.

París debía ser la gran fecha de la reaparición de Vilanova tras dos meses ausente por estar tratándose de un tumor en los Estados Unidos, pero el choque contra el PSG, que hasta poco antes del pitido final sonría para el Barça (1-2), concluyó con un aceptable empate (2-2) pero con un parte de lesiones que deja un campo minado para las siguientes semanas.

El peor panorama es el de Messi, quien anoche padeció una rotura muscular, aunque Vilanova también deberá hacer cábalas para presentar en los próximos partidos una defensa competitiva.

El fin de semana pasado, en el encuentro ante el Celta, el Barcelona presentó una retaguardia apurada por las bajas y las reservas (Alves, Bartra, Piqué, Montoya). El partido acabó en un 2-2, merced a un tanto postrero de Oubiña, quien en el 87 igualó la contienda.

DEFENSA EN CUADRO

Anoche, con una retaguardia mucho más titular (Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba), debió ser ajustada en el 83 cuando Mascherano se lesionó y entró Bartra. Igual que en Vigo, el tramo final de partido acabó siendo letal para los azulgrana, que encajaron el gol del empate.

Con Mascherano lesionado, aunque no hubiese jugado la vuelta de la Liga de Campeones por sanción, y con Puyol de baja debido a una operación de urgencia que no estaba programada en el club, Vilanova se queda con un eje defensivo en cuadro.

Bartra y Song, escasamente utilizados durante la temporada, e incluso Busquets,se presentan como opciones, al lado de Piqué, de centrales en los próximos partidos, especialmente el del miércoles en la vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Pero donde más sufrirá el FC Barcelona será delante, si finalmente Lionel Messi no puede jugar la vuelta contra el PSG por la rotura en el bíceps femoral.

El argentino, que este fin de semana logró un hito al lograr marcar como mínimo un gol en una vuelta entera contra todos los rivales, volvió a anotar anoche el primero de los tantos del Barcelona, pero no pudo saltar al campo en el segundo tiempo. Las pruebas médicas que se le realizarán hoy mantienen en vilo al barcelonismo, que tiene depositadas en el argentino muchas de sus expectativas esta temporada.

LESIONES MUSCULARES

Casualmente, los dos argentinos (Mascherano y Messi) aparecen con lesiones musculares, después de un partido muy exigente con la 'albiceleste' en Bolivia a más de 3.500 metros de altura y los largos viajes de regreso a Barcelona. En aquel encuentro, los dos barcelonistas acabaron físicamente fundidos.

En este campo minado deberá moverse a partir de hoy un Vilanova que ha vuelto a tomar las riendas del equipo, a pesar de no haber perdido el contacto en los dos meses que estuvo en Nueva York.

El Barcelona se encuentra en la Liga con una cómoda ventaja de trece puntos respecto al segundo (Real Madrid), a falta de nueve jornadas para la conclusión.

Mientras, en la Liga de Campeones, la ventaja de 2-2 de la ida en París le debería ofrecer un panorama de tranquilidad para la vuelta, pero debido a las bajas y las reservas forzadas que deberá realizar el sábado contra el Mallorca, al equipo de Vilanova se le abre un escenario algo incierto.