Varane vislumbra el final del túnel

Se incorpora al grupo tras más de dos meses ausente

Vuelve a la normalidad 71 días después

Garrido, destituido como entrenador del Betis, le sustituye Gabriel Humberto Calderón

deportes

| 19.01.2014 - 17:09 h
REDACCIÓN

El Real Madrid completó su primer entrenamiento y lo hizo con la buena noticia de la presencia de Raphael Varane.

Ha regresó a la dinámica de grupo, mejorado de la inflamación que sufre continuamente su rodilla operada, y se sumó a sus compañeros en la ciudad deportiva madridista, en una sesión sin los titulares de ayer que golearon al Real Betis.

El calvario de Raphael Varane comenzó en el último partido de la pasada temporada (11/05/2013) cuando se rompió el menisco interno de su rodilla derecha tras chocar con Wakaso, de Espanyol. Desde entonces, el central galo no ha podido tener continuidad. Fue operado en Francia de aquella dolencia y se estipuló un tiempo de recuperación de unas ocho semanas.

71 DÍAS DE CALVARIO

Volvió a entrenarse con el equipo en la gira de Miami, el 7 de agosto. Pero a los pocos días tuvo que parar por una inflamación en la rodilla. Se habló de que la operación no había sido del todo correcta y se especuló con la posibilidad de volver a pasar por el quirófano.

Tras un tiempo en reposo y después de vigilar la evolución de su rodilla, Varane debutó en la presente campaña en el partido de Champions ante el Copenhague, el 2 de octubre. Y acumuló algunos partidos seguidos pero persistió el problema en su rodilla, que se volvió a hinchar. El 20 de noviembre, tras un partido de repesca con Francia, el jugador y los servicios médicos del club decidieron parar de nuevo.

Durante este tiempo hasta hoy, que reaparece en los entrenamientos del equipo, Varane ha seguido un plan específico de recuperación. El francés, que sólo ha jugado seis partidos con el equipo blanco este año, vuelve a la normalidad 71 días después con la esperanza de que la rodilla le permita evolucionar y seguir ayudando al equipo.