Vanendert gana en la cima pirenaica de Plateau

Y Samuel Sánchez acaba segundo

Los favoritos no se han atrevido a atacar

Contador: "Lo de hoy me anima para el futuro"

Andy Schleck: "Los rivales a batir son Evans y Basso"

deportes

| 16.07.2011 - 17:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El belga Jelle Vanandert, derrotado por Samuel Sánchez en Luz Ardiden, se tomó el desquite frente al español al imponerse en la decimocuarta etapa, de 168,5 km. entre Saint-Gaudens y la cima pirenaica de Plateau de Beille por delante del jefe de filas del Euskaltel.

El español Alberto Contador y el líder, el francés Thomas Voeckler, aguantaron en el grupo de los favoritos, en el que los ataques de los hermanos luxemburgueses Schleck en el ascenso al último puerto no dieron fruto. Sólo en el último kilómetro Andy logró abrir un hueco de dos segundos.

Un ataque del francés Sylvain Chavanel en el km.2 formó arriba un grupo de 20 corredores, entre ellos Linus Gerdemann y Jens Voigt, compañeros de los hermanos Schleck en el equipo Leopard Trek, y los españoles Gorka Izagirre (Euskaltel) y Luis León Sánchez (Rabobank), a los que se sumó un cuarteto con Rubén Pérez (Euskaltel) y Rui Costa (Movistar). El Saxo Bank de Alberto Contador no tenía presencia en la fuga.

El Leopard Trek puso un ritmo sostenido al pelotón desde el ascenso al col de la Core, segundo de los seis de la jornada, y fue recogiendo a los fugados.

Andy Schleck lanzó su primer ataque a 10,5 km de la cima y fue alternando cambios de ritmo con su hermano Frank. Contador y Evans replicaron sin problemas, mientras que Basso lo intentó a ritmo. Ninguno de los favoritos flaqueó.

Samuel Sánchez probó dos veces antes de escapar a la vigilancia de los grandes, pero se fue, a 3,5 km. del final, en busca de Vanendert, el mismo al que derrotó en la cima de Luz Ardiden y que abría carrera medio minuto por delante, pero esta vez no pudo con el belga

Contador: "Lo de hoy me anima para el futuro"

Alberto Contador se mostró satisfecho de la etapa de hoy, sábado, del Tour de Francia en la que apenas cedió tiempo con el resto de los favoritos para la victoria final en la ronda gala, pese a que no tuvo buenas sensaciones.

"No se puede decir que haya estado bien, porque bien es ganar. No me gusta esta forma de correr, es muy diferente a la mía, pero las cosas son como son y por unas cosas u otras no corro como me gusta", aseguró, al término de la décimo cuarta etapa, en Plateau de Beille.

"Hoy no he tenido mal día, me he visto mejor y espero que día a día vaya mejorando y que en los Alpes esté totalmente recuperado y pueda empezar a recuperar tiempo", agregó.

Andy Schleck: "Los rivales a batir son Evans y Basso"

El luxemburgués Andy Schleck afirmó hoy que la subida a Plateau de Beille en la décimo cuarta etapa del Tour de Francia demostró que el australiano Cadel Evans y el italiano Ivan Basso "están en plena forma y que son los dos rivales a batir".

El luxemburgués aseguró que en el ascenso a Plateau de Beille era difícil atacar, porque "no era una gran pendiente" y que para sus características necesita "puertos más selectivos".

"Cada vez que atacabas apenas sacabas 50 metros, era menos duro que en Luz Ardiden y, además, era más difícil por el viento", afirmó el líder del equipo Leopard, que se mostró muy satisfecho con el resultado de la etapa para su equipo.

Su hermano Frank aseguró que sólo ellos trataron de mover la carrera y criticó que el resto de los favoritos no lo hiciera.

"Me recuerda a 2009, cuando sólo Andy y yo movíamos la carrera. Sólo (Ivan) Basso ha hecho algo, el resto han estado observándose. Es una pena", dijo.

El mayor de los Schleck reconoció que Alberto Contador no estuvo bien, pero señaló que "habrá otros días".

Los dos hermanos destacaron el rendimiento del líder del Tour, el francés Thomas Voeckler.

"Está en una forma como nunca le había visto. Además, dicen que el amarillo da alas y en su caso parece cierto. Los Alpes serán diferentes, pero por el momento está ahí", comentó Andy.

"Para mí no es ninguna sorpresa, le he seguido en la París-Niza y en el principio del Tour y tengo que decir que me lo esperaba. Además, el amarillo da una motivación suplementaria", agregó Frank