Van Garderen se estrena en el Giro ante Landa

Quintana: "Hemos intendado de todo, no fue posible, el líder se ha difendido muy bien"

Dumoulin: "Estaría feliz si Quintana y Nibali perdiesen el podio"

Van Garderen

deportes

| 25.05.2017 - 20:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El ciclista Tejay Van Garderen (BMC) se ha impuesto en la decimoctava etapa del Giro de Italia, disputada entre Moena y Ortisei/St. Ulrich sobre 137 kilómetros, al ganar el pulso mano a mano a Mikel Landa (Sky), de nuevo segundo pero reforzando su maglia azzurra, mientras que Tom Dumoulin (Sunweb) sigue líder tras la táctica final inofensiva de Quintana y Nibali.

Van Garderen, en su estreno en la Corsa Rosa y primera victoria en una grande, se metió de nuevo en la fuga del día y esta vez sí con buenas piernas. Las mismas que tuvo Mikel Landa para reforzar su liderato en la montaña aunque el vasco, de nuevo y como le sucedió con Nibali, perdió el mano a mano al tirar en la aproximación a meta en vez de ponerse a rueda.

LANDA, OTRA VEZ SEGUNDO

Su triunfo acabó con las opciones de Mikel Landa, que de nuevo estuvo fuerte en la fuga pero trazó mal el final de etapa. Al vasco del Sky le pasó lo mismo en la decimosexta etapa en Bormio, cuando Nibali le ganó el pulso final, mano a mano. Entró antes a la última curva y el italiano le cogió el interior. Esta vez, de nuevo con Landa al frente, Tejay van Garderen le atacó y le birló el triunfo de etapa. Aunque, eso sí, Landa ha reforzado mucho su maglia azzurra.

En cuanto a los favoritos, muchos de los Top 10 como Thibaut Pinot (FDJ) o Domenico Pozzovivo (AG2R) se acercan al podio ya que los tres primeros se vigilaron tanto entre ellos, quizá demasiado, que les dejaron irse y robarles tiempo, ante la impotencia o pasividad de Nairo Quintana (Movistar) y Vincenzo Nibali (Bahrain). El más beneficiado, así, un líder Dumoulin que sabe que la 'crono' final en Milán juega a su favor.

Al llegar Dumoulin, Quintana y Nibali juntos y sin bonificaciones, las cosas en el podio provisional siguen con el holandés vestido con la maglia rosa, el colombiano a 31 segundos y Nibali a 1:12. Esta táctica conservadora, sobre todo del Tiburón, le dejan ahora con poco margen sobre Pinot, a 1:36 del líder y 24 segundos del italiano, mientras que Ilnur Zakarin (Katusha) y Pozzovivo se acercan también a 1:58 y 2:07 respectivamente del líder.