Usain Bolt regresa con victoria en la Golden Gala de Roma

deportes

| 27.05.2011 - 10:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El triple campeón olímpico y plusmarquista mundial Usain Bolt ha conseguido la victoria en los 100 metros de la Golden Gala de Roma, prueba con la que volvía a la competición después de nueve meses, tras parar el crono en 9.91.

El velocista jamaicano, al que le costó superar a su compatriota Asafa Powell (9.93) y al campeón de Europa Christophe Lemaitre, segundo y tercero respectivamente, vuelve a lo grande a la competición tras la derrota sufrida ante Tyson Gay el pasado mes de agosto, demostrando que sigue siendo el más rápido del mundo.

Además, en cuanto a la participación española, la cántabra Ruth Beitia, subcampeona de Europa de salto de altura en pista cubierta, finalizó en séptima posición al no pasar del 1,89. El triunfo fue para la actual dominadora del mundo y del continente, Blanka Vlasic, que no encontró rival con su 1,95.

Por su parte, Concepción Montaner, actual campeona de España de longitud, sólo pudo concluir quinta con una marca de 6.60, en una prueba dominada por las estadounidenses Brittney Reese, campeona con 6.94, y Funmi Jimoh, segunda tras quedarse a siete centímetros. Completó el podio la francesa Eloyse Lesueur.

A su vez, Antonio Reina sólo pudo ser noveno en los 800 metros con un tiempo de 1:47.43. El español no encontró su lugar en ningún momento y acabó cediendo. El americano Khadevis Robinson se apuntó la victoria con un tiempo de 1:45.09, por delante del sudafricano Mbulaeni Mulaudzi.

Por último, en el relevo masculino 4x100, el equipo nacional formado por Eduard Viles, Ángel David Rodríguez, Edgar Pérez y Daniel Molowny ocupó la sexta plaza con un tiempo de 39.88, lejos de los canadienses (38.65), que se impusieron al bando local y a los alemanes.